SALA DE CASACIÓN CIVIL

 

Exp. 2010-000474

 

 

Magistrado Ponente: CARLOS OBERTO VÉLEZ

         En la incidencia de inhibición surgida en el juicio de partición de herencia, seguido ante el Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Lara, por los ciudadanos BRUNA FELICIA FERNÁNDEZ DE RODRÍGUEZ, MARÍA MAGDALENA FERNÁNDEZ, JOSÉ BLAS FERNÁNDEZ y SIMONA ELADIA FERNÁNDEZ DE CASTILLO, representados judicialmente por el abogado Jorge Luis Mogollón, contra la ciudadana MARÍA CEFERINA FERNÁNDEZ DE LOYO, sin representación judicial acreditada en autos; el Juzgado Superior en lo Civil y Mercantil de la misma Circunscripción Judicial, dictó sentencia en fecha 9 de julio de 2010, mediante la cual declaró con lugar la inhibición planteada por el Juez del mencionado Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la indicada Circunscripción Judicial, abogado Oscar Eduardo Rivero López.

Contra la referida decisión de alzada, el abogado Jorge Luís Mogollón anunció recurso extraordinario de casación, el cual fue admitido por auto de fecha 28 de julio de 2010.

Concluida la sustanciación del recurso de casación, la Sala pasa a dictar su máxima decisión procesal bajo la ponencia del Magistrado que con tal carácter la suscribe, lo cual hace previas las siguientes consideraciones:

RECURSO POR DEFECTO DE ACTIVIDAD

Única

Plantea el formalizante una única denuncia de defecto de actividad, por menoscabo del derecho a la defensa.

Alega que en fecha 9 de julio de 2010, el Juzgado Superior Segundo en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Lara, dictó la sentencia ahora recurrida en casación, que declaró con lugar la inhibición del Juez, abogado Oscar Eduardo Rivero López, ejerciendo sus funciones como Jurisdicente en el Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la misma Circunscripción Judicial.

 El motivo de la inhibición, fue el haber alegado enemistad manifiesta con el abogado Jorge Luís Mogollón, causal establecida en el ordinal 18°) del artículo 82 del Código de Procedimiento Civil.

El formalizante plantea que se quebrantó su derecho a la defensa, pues una vez inhibido el Juez, en fecha 2 de julio de 2010, al día de despacho siguiente, 6 de julio de 2010, presentó un escrito allanando al inhibido. Pero, en esa misma fecha, 6 de julio de 2010, sin dejar transcurrir el lapso de allanamiento y sin expresar si insistía o no en la inhibición, se remitió el cuaderno a la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos, sin remitir el escrito de allanamiento presentado en el precitado Juzgado Tercero de Primera Instancia.

Que en este sentido, se publicó la decisión en fecha 9 de julio de 2010, declarando con lugar la inhibición, pero sin haberse dado correcto trámite a la fase del allanamiento, por no haberse dejado transcurrir íntegramente el lapso y no constar el acta donde el Juez inhibido manifestase si insistía o no en continuar conociendo la causa.

En efecto, señala el formalizante lo siguiente:

 “…El Juez Rivero, el 02-07-2010, se inhibe, elabora los oficios para remitir el Cuaderno de Inhibición, y el Cuaderno Principal, y el secretario el 06-07-2010, certifica las copias y las remite. Con dicha conducta no cumplió con el procedimiento del Legislador.

El 09-07-2010 que la Alzada decide la Inhibición, debió percatarse de ésta situación y debió declarar sin ligar la inhibición planteada, por no haberse hecho en la forma legal, al no dejar transcurrir el lapso de allanamiento y no contar con Acta donde el Juez Oscar Rivero, expresa que insiste en no conocer, o que esperó la oportunidad legal para hacer constar que, no hubo allanamiento y remitir el expediente, para su resolución.

El 06-07-2010 (Folio 32) el abogado Jorge Luís Mogollón M., allana al Juez Oscar Rivero, por no tener inconveniente en algún sentido, y el Juez Oscar Rivero, no mandó al Superior la original de la misma.

Ante el Auto del 08-07-2010 (Folio 23) donde el Juez Superior, fija el tercer día para decidir, el segundo día siguiente (para decidir la incidencia), presentó escrito al Superior Segundo en lo civil y mercantil (F. 30) donde denuncio el allanamiento, oportunamente.

La premura con que se evacuó el Cuaderno de Inhibición, y no constando el Allanamiento, en autos, debe considerarse que no se hizo la Inhibición, en la FORMA LEGAL y debe declararse sin lugar, que lo hace más ignominioso el hecho de que el Juez Oscar Rivero, conoce el Procedimiento, cuando se lo aplica a sus subalternos, como lo evidencia la copia que consigné el Folio 33 y 34:

Cuando reviso el expediente el 12-07-2010, hay una Sentencia del 09-07-2010, que no revisa el expediente para verificar la legalidad del procedimiento y se atiene exclusivamente a lo denunciado por el Juez Inhibido, para declararla con lugar por haber sido hecha en la forma legal, y fundada en causal que la hace procedente.

Es evidente la falta de dirimisión de lo alegado y probado por las partes y Juez, en el proceso, la falta de cumplimiento del Procedimiento de Inhibición, y la indefensión a que es sometido el abogado excluido, al no permitirle el Juez que se inhibe, que lo allane, y el juez Superior que dirime, que informe, por lo cual se conculcan derechos de pro genie constitucional, dignos de todo reproche, al no haber justicia efectiva y justa, y debe prosperar la indefensión padecida y denunciada…”.

 

Para decidir, la Sala observa:

El formalizante hace un planteamiento de indefensión, sin fundamentarlo en el ordinal 1°) del artículo 313 del Código de Procedimiento Civil, ni hacer mención del artículo 15 eiusdem. No obstante la evidente insuficiencia en la fundamentación normativa de la denuncia, la Sala, extremando sus deberes, analiza el planteamiento de acuerdo a lo expuesto, pues sí hay un detallado recuento de las actuaciones procesales y se explica la alegada subversión procedimental.

La inhibición se produjo en fecha 2 de julio de 2010. Consta el acta de inhibición al folio 1 del expediente, emanada del Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Lara.

Al folio 15 del expediente, se observa el oficio de fecha 2 de julio de 2010, esto es, la misma fecha en la cual se produjo la inhibición, remitiendo el expediente a la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos del estado Lara.

En fecha seis de julio de 2010, primer día de despacho siguiente al 2 de julio de 2010, pues, este último día fue viernes y el lunes 5 de julio es feriado, el Tribunal Tercero de Primera Instancia certificó que de los folios 17 al 20 hubo enmendadura y tachadura en la foliatura, dejando constancia folio 21 del expediente, de acuerdo al contenido del artículo 109 del Código de Procedimiento Civil. Ese mismo día el abogado  Jorge Luís Mogollón allana al Juez inhibido.

El 7 de julio de 2010, se recibió el expediente en la Unidad de Recepción y Distribuidor de Documentos del estado Lara, de acuerdo al sello que consta en su folio 22.

El expediente fue recibido en la Secretaría del Juzgado Superior Segundo en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Lara, el 8 de julio de 2010, según consta al vuelto de su folio 22. En esa misma fecha se le dio entrada y se fijó un lapso de 3 días de despacho para decidir, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 89 del Código de Procedimiento Civil.

Al día siguiente, 9 de julio de 2010, se produjo la sentencia del Juzgado Superior Segundo en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Lara, ahora recurrida en casación, declarando con lugar la incompetencia subjetiva alegada por el jurisdicente ya mencionado.

Señalan los artículos 85, 86 y 87 del Código de Procedimiento Civil lo siguiente:

“Artículo 85. El Juez u otro funcionario impedidos podrán continuar en sus funciones, si convinieren en ello las partes o aquella contra quien obrare el impedimento, excepto si este fuere el de ser recusado cónyuge, ascendiente, descendiente o hermano de alguna de las partes, o el de tener interés directo en el pleito, siendo el recusado Juez o Conjuez.

Los apoderados no necesitarán autorización especial para prestar su consentimiento en este caso.

Artículo 86: La parte o su apoderado deberán manifestar su allanamiento, firmándolo ante el Secretario del Tribunal, dentro de los dos días siguientes a aquél en que se manifieste el impedimento. Pasado este término no podrán allanar al impedido.

Artículo 87: Si el funcionario allanado no manifestare en el mismo día, o en el siguiente, que no está dispuesto a seguir conociendo, quedará obligado a continuar desempeñando sus funciones, caso de no ser el impedimento de los que según el artículo 85 no dejan al impedido la facultad de seguir conociendo en virtud del allanamiento”  (Resaltado de la Sala)”.

 

         Como puede observarse, si el funcionario ante quien se ha manifestado el allanamiento, no expresa en el mismo día o en el siguiente el no estar dispuesto a seguir conociendo de la causa, quedará obligado a continuar desempeñando sus funciones. No consta en el expediente ninguna actuación del Juez Oscar Eduardo Rivero López, insistiendo en la inhibición una vez producido el allanamiento. Contrariamente se observa que planteada como fue la inhibición, fue remitido inmediatamente el expediente al Juez Superior, sin insistir en la referida inhibición y con ello subvirtiendo consecuencialmente el trámite de sustanciación que debió dar a la Institución Procesal de la inhibición.

En consecuencia, se hacía aplicable el contenido del artículo 87 del Código de Procedimiento Civil. Por lo que hubo subversión procesal, al no tramitarse correctamente la incidencia del allanamiento, pues, ha debido agotarse todo el trámite en primera instancia, y al no haber sido así, el Juez de Alzada ha debido aplicar la señalada norma, declarando sin lugar la inhibición planteada.

En razón de lo expuesto, al haber subversión procesal y por aplicación del tantas veces señalado artículo 87 del Código de Procedimiento Civil, esta Sala de Casación Civil declarará procedente la única relación planteada y por tanto, sin lugar la inhibición del Juez Oscar Rivero quien deberá seguir conociendo la causa, de conformidad con el artículo 93 eiusdem, y con lugar el recurso de casación, la cual se hará en forma expresa, positiva y precisa en el dispositivo del fallo. Así se decide.

DECISIÓN

En fuerza de las anteriores consideraciones, este Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, en Sala de Casación Civil, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara CON LUGAR, el recurso de casación  formalizado por el abogado Jorge Luís Mogollón contra la sentencia de fecha 9 de julio de 2010, emanada del Juzgado Superior Segundo en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Lara. En consecuencia, ANULA la sentencia recurrida y se declara SIN LUGAR la inhibición manifestada por el Juez Oscar Eduardo Rivero López. Queda de esta manera CASADA la sentencia impugnada.

Dada la naturaleza de la presente decisión, no hay condenatoria en costas.

Publíquese, regístrese y remítase este expediente al Tribunal de la causa, Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Lara. Particípese esta remisión al Juzgado Superior de origen ya mencionado.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casación Civil, del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los nueve (9) días del mes de febrero de dos mil once. Años: 200º de la Independencia y 151° de la Federación.

Presidente de la Sala,

 

____________________________

YRIS ARMENIA PEÑA ESPINOZA.

 

 

Vicepresidenta,

 

 

__________________________

ISBELIA PÉREZ VELÁSQUEZ.

 

Magistrado-Ponente,

 

_______________________

CARLOS OBERTO VÉLEZ.

Magistrado,

 

 

__________________________

ANTONIO RAMÍREZ JIMÉNEZ.

Magistrado,

 

________________________________

LUÍS ANTONIO ORTÍZ HERNÁNDEZ

 

 

Secretario,

 

 

____________________________

CARLOS WILFREDO FUENTES

 

Exp. AA20-C-2010-000474

Nota: publicada en su fecha a las

 

El Secretario,