SALA DE CASACIÓN CIVIL

Caracas,  22  de   junio  de  2001.   Años:    191º   y    142º.

 

En el juicio por cobro de bolívares por vía intimatoria, seguido por el BANCO CARACAS, C.A., BANCO UNIVERSAL, representado judicialmente por los abogados Julio Murillo Olaizola, Fernando Martínez Riviello, Fernando Enrique Martínez Valero, Carolina Noda Hidalgo y Luís Marcano Sánchez, contra la sociedad mercantil ITAL FASHION C.A., en la persona de su director Abramino Benarroyo Antebí y Toby Katz de Benarroyo, sin representación judicial que conste en autos; el Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, dictó auto en fecha 20 de febrero de 2001, mediante el cual declinó su competencia en razón de la cuantía en un Juzgado Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la ciudad de Caracas.

 

El Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la Ciudad de Caracas, dictó auto de fecha 28 de marzo de 2001, mediante el cual se declaró incompetente; por vía de consecuencia, ordenó remitir el expediente a esta Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, como superior común, a los fines de que dirimiera el conflicto de competencia surgido entre ambos juzgados.

 

Recibido el expediente, la Sala dio cuenta del mismo en fecha 18 de mayo de 2001, y correspondió la ponencia al Magistrado que con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

Siendo la oportunidad para decidir, este alto Tribunal procede a resolver el señalado conflicto de competencia, en lo términos siguientes:

 

ÚNICO

 

El Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, dictó auto en fecha 20 de febrero de 2001, mediante el cual declinó su competencia en razón de la cuantía en un Juzgado Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la ciudad de Caracas.

 

A su vez, el Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la Ciudad de Caracas, dictó auto de fecha 28 de marzo de 2001 mediante el cual declaró que “la competencia por la cuantía viene dada por las solas pretensiones del actor plasmadas en el libelo de la demanda (negrita y subrayado de la Sala), sin prejuzgar obviamente si dichas peticiones se corresponden o no con la realidad, si hay o no pago o abonos que deban tomarse en cuenta, etc. En este sentido, expresó el citado Juzgado:

“... El Artículo 30 del Código de Procedimiento Civil, dice que el valor de la causa a los fines de la competencia, se determina en base a la demanda (Negrita y subrayado nuestro), según las reglas siguientes: artículo 33 del Código de Procedimiento Civil: “Cuando una demanda contenga varios puntos, se sumará el valor de todos ellos para determinar el de la causa, si dependen del mismo título” (sic). Los puntos del libelo son: DIECISIETE MILLONES SETECIENTOS SETENTA Y SIETE MIL SETECIENTOS SETENTA Y SIETE BOLÍVARES CON SETENTA Y OCHO CENTIMOS (Bs. 17.777.777,78), VEINTISÉIS MILLONES SEISCIENTOS SIETE MIL SETECIENTOS SETENTA Y SIETE BOLÍVARES CON SESENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 26.607.777,62), los cuales suman CUARENTA Y CUATRO MILLONES TRESCIENTOS OCHENTA Y CINCO MIL QUINIENTOS CINCUENTA Y CINCO BOLÍVARES CON CUARENTA CENTIMOS (Bs. 44.385.555,40). En virtud de todo lo anteriormente expuesto, este tribunal se declara incompetente para conocer de la presente causa y por cuanto los tribunales en conflicto no cuentan con un Superior Común, ordena remitir copia certificada de todas las actuaciones a la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, junto con oficio a los fines legales consiguientes...”

 

Al respecto, se observa que ni el actor ni el demandado determinaron la cuantía del presente juicio, por lo que corresponderá a esta Sala determinar cuál es la cuantía del presente juicio, y ésta no puede ser otra sino la suma de los montos de lo reclamado en el libelo de la demanda.

 

De acuerdo a lo anteriormente expuesto, la Sala observa del libelo de la demanda que cursa a los folios 2, al 8 del expediente, que los conceptos y montos reclamados son los siguientes:

 

PRIMERO: La cantidad de DIECISIETE MILLONES SETECIENTOS SETENTA Y SIETE MIL SETECIENTOS SETENTA Y SIETE BOLÍVARES CON SETENTA Y OCHO CENTIMOS (Bs. 17.777.777,78), por concepto del capital adeudado del préstamo autenticado...

SEGUNDO: La cantidad de VEINTISÉIS MILLONES SEISCIENTOS SIETE MIL SETECIENTOS SETENTA Y SIETE BOLÍVARES CON SESENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 26.607.777,62),...”

 

De la precedente transcripción  del petittum del libelo de la demanda se observa que la cuantía asciende a la cantidad de cuarenta y cuatro millones trescientos ochenta y cinco mil quinientos cincuenta y cinco bolívares con cuarenta céntimos (Bs. 44.385.555,40), lo que representa en este caso el interés principal del juicio.

 

Ahora bien, es pertinente acotar que los tribunales Bancarios con Competencia Nacional, según Resolución del extinto Consejo de la Judicatura N° 151, publicada en Gaceta Oficial N° 35.665 de fecha 6 de marzo de 1.995, son competentes para conocer de aquellos juicios cuya cuantía sean superiores a de cincuenta y cinco millones de bolívares (Bs. 55.000.000,00), lo que quiere decir que como la cuantía del presente juicio asciende a la cantidad de cuarenta y cuatro millones trescientos ochenta y cinco mil quinientos cincuenta y cinco bolívares con cuarenta céntimos (Bs. 44.385.555,40), el órgano jurisdiccional competente para resolver el asunto es el Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas. Así se decide.

 

DECISIÓN

 

            En virtud de las consideraciones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Civil, en nombre de la República y por autoridad de la ley, declara competente al JUZGADO DÉCIMO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRÁNSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS, para pronunciarse sobre el mérito del presente asunto.

 

            Publíquese, regístrese y remítase el expediente directamente al Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y particípese de esta remisión al Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil Bancario con Competencia Nacional y sede en la Ciudad de Caracas.

El Presidente de la Sala y Ponente,

 

__________________________________

FRANKLIN ARRIECHE G.

El Vicepresidente,

 

 

_________________________

CARLOS OBERTO VÉLEZ

 

 

                                   Magistrado,

 

 

______________________________

ANTONIO RAMÍREZ JIMÉNEZ

 

 

 

La Secretaria,

 

 

_____________________________

ADRIANA PADILLA ALFONZO

 

Exp. Nº: 2001-000383