SALA CONSTITUCIONAL

 

Magistrado Ponente: Arcadio Delgado Rosales

Expediente Nº 07-0772

 

Mediante Oficio número VP01-O-2007-000021, del 14 de mayo de 2007, el Tribunal Segundo de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, remitió a esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo Justicia, el expediente relativo al conflicto negativo de competencia planteado entre el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia y el Tribunal Segundo de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripción del Estado Zulia, con motivo de la acción de amparo constitucional presentada por el abogado Alberto Salas inscrito en el Impreabogado bajo el número 28.326, en su carácter de apoderado de la ASOCIACIÓN CIVIL TAXI SAMBIL MARACAIBO, inscrita por ante el Registro Inmobiliario del Segundo Circuito del Municipio Maracaibo del Estado Zulia el 16 de enero de 2007, bajo el número 27 del protocolo 1, tomo 6, contra las actuaciones realizadas por la Administradora y el Departamento de la Gerencia General del Centro Comercial Sambil Maracaibo.

                                                                                                                     

El 31 de mayo de 2007, se dio cuenta en Sala y se designó ponente al Magistrado Arcadio Delgado Rosales, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

I

ANTECEDENTES

 

De los autos del expediente se desprenden los siguientes antecedentes:

 

Desde el año 2005, un grupo de aproximadamente 25 automóviles trabajaban como taxis en el Centro Comercial Sambil Maracaibo teniendo acceso al área del lobby de dicho centro comercial, para carga y descarga de pasajeros, pagando la cantidad de dos mil bolívares (Bs. 2.000) diarios al fiscal de parada, permitiendo la circulación de otra líneas de taxis sólo en el área denominada de las banderas, la cual forma parte de la áreas comunes del centro comercial.

 

A mediados de 2006, la línea de taxi Libertaxi y las líneas de taxis paralelas fueron creciendo y se les cedió el área de la bandera; los taxis de la línea Libertaxis pagaban veinticinco mil bolívares (Bs. 25.000) semanales más los dos mil bolívares (Bs. 2.000) diarios para el fiscal de parada que se ubica en el lobby del Centro Comercial Sambil Maracaibo.

            Posteriormente, se pretendió el pago de una tarjeta mensual de noventa mil bolívares (Bs. 90.000) por parte de la gerencia del estacionamiento del Centro Comercial Sambil Maracaibo, siendo imposible dicho pago, por lo que se fijó para los taxistas del mencionado centro comercial el pago de una tarjeta mensual de veinte mil bolívares (Bs. 20.000).

 

El 16 de enero de 2007, un número aproximado de 37 taxistas se constituyeron como Asociación Civil cuya razón social es Taxi Sambil Maracaibo, hecho que fue aceptado por el Centro Comercial Sambil Maracaibo, exigiéndole a los miembros de esta asociación el uso de camisas de color celeste con el logotipo que identifica a dicho centro comercial, prestándoles publicidad de manera gratuita.

 

El 15 de marzo de 2007, la Gerencia General del Centro Comercial Sambil Maracaibo envió dos comunicaciones a la mencionada Asociación, una en la cual le solicitó la eliminación de la palabra Sambil de su razón social y de los uniformes de los conductores, alegando que dicha palabra es exclusiva del Grupo Sambil y estableciendo como fecha tope para tal modificación el 31 de marzo de 2007; y la segunda comunicación requiriendo un listado de las unidades que forman parte de la mencionada asociación civil y el nombre de los conductores de cada vehículo, convocando además a una reunión a celebrarse el 11 de abril de 2007.

 

El 17 de marzo de 2007, la Gerencia General del Centro Comercial Sambil Maracaibo envió un escrito a la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo, en el cual le informó que la única línea de taxi autorizada para operar en el lobby de dicho centro comercial era la Asociación Civil Libertaxis, S.A., consintiendo sólo su funcionamiento en el área peatonal de la entrada La Goajira.

 

El 26 de marzo de 2007, la directiva de la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo emitió una comunicación dirigida al Centro Comercial Sambil Maracaibo, en la cual dicha Asociación manifestó su intención de mejorar la calidad del servicio prestado, realizando inversiones para mejorar su imagen, adquiriendo lámparas publicitarias que llevarían el logo Sambil Maracaibo y serían instaladas en los vehículos, previa autorización del Centro Comercial Sambil Maracaibo.

 

El 25 de abril de 2007, el Juzgado Undécimo de los Municipios Maracaibo, Jesús Enrique Lossada y San Francisco de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, realizó una inspección judicial en el lobby del Centro Comercial Sambil Maracaibo, solicitada por la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo.

 

El 27 de abril de 2007, el abogado Alberto Salas Díaz en representación de la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo, interpuso acción de amparo contra las actuaciones de la Gerencia General del Centro Comercial Sambil Maracaibo.

 

El 4 de mayo de 2007, el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia declinó la competencia para conocer de la acción de amparo en el Juzgado de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia.

El 11 de mayo de 2007, el Tribunal Segundo de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripción del Estado Zulia planteó un conflicto negativo de competencia, razón por la cual remitió el expediente a esta Sala Constitucional.

 

II

DE LA ACCIÓN DE AMPARO

 

El abogado Alberto Salas en representación de la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo, interpuso acción de amparo ante el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, en los siguientes términos:

 

Que la Asociación Civil Taxi Sambil Maracaibo actúa bajo el amparo del artículo 118 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, norma ésta que reconoce el derecho de sus miembros a desarrollar dicha asociación de carácter social, que atiende a un servicio público como lo es el servicio de transporte de pasajeros.

 

Que el Grupo Constructora Sambil Maracaibo C.A. violó los derechos a la igualdad, al trabajo, no discriminación, a la libertad de desempeñar la actividad económica de su preferencia, y la prohibición del establecimiento de monopolios, establecidos en los artículos 21, 87, 88, 89, 112 y 113 de la Constitución de