SALA CONSTITUCIONAL

MAGISTRADO PONENTE: ARCADIO DELGADO ROSALES

           

El 21 de febrero de 2000, se recibió en esta Sala Constitucional Oficio N° TPI-00-011, proveniente de la Secretaría de la Sala Plena de este Tribunal Supremo de Justicia, adjunto al cual se remitió el expediente contentivo de la demanda de anulación de los artículos 36 (numeral 7 y primer aparte), 145 y 146 de la Ley Orgánica de Aduanas, dictada mediante Decreto N° 2.990 publicado en la Gaceta Oficial N° 36.575, del 5 de noviembre de 1998, interpuesta por los abogados Román José Duque Corredor, Nicsi Sierra Navarro, Pelayo de Pedro Robles, Andrés José Linares Benzo y Legna Marcano Tineo, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nº 466, 31.918, 42.259, 62.837 y 65.627, respectivamente, actuando en representación de las sociedades mercantiles Técnica Aduanal e Industrial, Sociedad Anónima (Tecadisa), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 99, Tomo 23-A, del 15 de diciembre de 1977; Vásquez y García, Compañía Anónima (Vazcarga), , inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 11, Tomo 11-A, del 6 de agosto de 1991; Tramitaciones Aduanales y Navieras Numa E. Parra, Compañía Anónima (Tradunep, C.A.), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 51, Tomo 94-A, del 30 de diciembre de 1987; Saff, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 44, Tomo 37-A, del 20 de diciembre de 1991; Representaciones Arcaya, Compañía Anónima (Reprearca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 35, Tomo 31-A, del 11 de septiembre de 1991; Aduaneras Almar, Compañía Anónima (Adualmar), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 85, Tomo 33-A, del 30 de junio de 1982; Agencia Aduanal Oran, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 41, Tomo 3-A, del 16 de febrero de 1979; Castor E. Castro, Sociedad de Responsabilidad Limitada, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 90, Tomo 16-A, del 14 de noviembre de 1975; Agencia Aduanal Polaris, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 69, Tomo 15-A, del 24 de abril de 1987; Representaciones y Consignaciones Agelvis, Compañía Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 15, Tomo 76-A, del 24 de septiembre de 1996; Aduana Importación-Exportación, Compañía Anónima (A.I.E.C.A.), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 26, Tomo 77-A, del 28 de diciembre de 1984; Ramiro Pozo González, Compañía Anónima (Rapogo, C.A.), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 34, Tomo 3-A, del 4 de julio de 1991; Asesores Aduaneros, Compañía Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 49, Tomo 17-A, del 12 de agosto de 1976; Servicios Aduanales Especializados Compañía Anónima (Saeca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 15, Tomo 33-A, del 14 de abril de 1986; Tramitaciones Aduanales Maracaibo, Compañía Anónima (Tradmarca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 118, Tomo 1-A, del 22 de abril de 1980; Comercial Uzcátegui Prieto, Compañía Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 65, Tomo 13-A, del 26 de junio de 1978; Corporación Técnica Aduanera, Compañía Anónima (Cortaca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 50, Tomo 51-A, del 6 de mayo de 1993; Consultores Aduaneros de Venezuela, Compañía Anónima (Conavenca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 49, Tomo 16-A, del 8 de mayo de 1996; Consultores Empresariales del Zulia, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 14, Tomo 24-A, del 23 de abril de 1985; Aduanera del Zulia, Compañía Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia bajo el N° 73, Tomo 19-A, del 2 de octubre de 1968; Merea y Compañía, Sociedad de Responsabilidad Limitada (Merea y Co, S.R.L.), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 69, Tomo 9-A, del 21 de abril de 1975; Agencia Aduanal Glorimar, Sociedad de Responsabilidad Limitada (Glorimar), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 34, Tomo 12-A, del 31 de enero de 1991; Corporación Aduanera, S.A. (Corpasa), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 51, Tomo 37-A, del 16 de julio de 1982; Coronado y Asociados, S.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 23, Tomo 10-A, del 18 de septiembre de 1990; Soluciones Técnicas Aduaneras, Compañía Anónima (Solteca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, Bajo el N° 2, Tomo 28-A, del 27 de agosto de 1980; Inverna, S.R.L., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 5, Tomo 5-A, del 6 de enero de 1978; Resil Aduana, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia bajo el N° 25, Tomo 20-A, del 15 de diciembre de 1987; Trámites de Aduana Casanova, S.R.L.,  inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 83, Tomo 2-A, del 23 de marzo de 1979; Tecno Agentes Aduanales Venezuela, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 25, Tomo 11-A, del 16 de julio de 1992; Comercial Hernández Compañía de Responsabilidad Limitada, inscrita en el Registro de Comercio llevado por el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, del 18 de septiembre de 1961, bajo el N° 20, Libro 51, Tomo 3, páginas 78-84, hoy Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, Expediente N° 962 y cuyo último registro consta por ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia del 13 de diciembre de 1996, bajo el N° 69, Tomo 103-A; Bracho, Aponte y Asociados, Sociedad Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 33, Tomo 26-A, del 18 de agosto de 1993; Corporación Organizadora de Trámites Aduaneros, Compañía Anónima (Cosaca), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 50, Tomo 3-A, del 23 de octubre de 1990; Servicios Aduanales Ángel Mar, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 82, Tomo 9-A, del 16 de junio de 1978; Poly Export, Sociedad Anónima, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 36, Tomo 85-A, del 10 de noviembre de 1987; Transco, C.A.,  inscrita en el Registro de Comercio que llevó la Secretaría del Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, del 2 de junio de 1965, bajo el N° 18, páginas 62 al 68; Agencia Aduanal del Caribe, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 6, Tomo 30-A, del 24 de marzo de 1994; S.A. Ven Mex Occidente, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 27, Tomo 13-A, del 27 de junio de 1976; Comercial Yorna, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 49, Tomo 6-A, del 17 de abril de 1990; Agencia Aduanal Sur América, C.A., inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 11, Tomo 5-A, del 10 de junio de 1991; Oficina Técnica de Aduana, C.A., inscrita en el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, del 17 de mayo de 1971, inserta bajo el N° 117, páginas 477 a 482, Tomo 34 de los libros de Registro de Comercio llevado por ese Tribunal y registrada en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 74, Tomo 10-A del 8 de abril de 1976; y de Agencia Aduanal Palevill, S.A. (AApalvill, S.A.), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 3; Tomo 12-A, del 15 de marzo de 1994; así como de las firmas unipersonales Nora Cecilia Hernández, Oficina de Tramitación Aduanera (Ofideta), inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 21, Tomo 2-C, del 17 de julio de 1979; Roberto González Bozo, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, bajo el N° 76, Tomo 4, del 3 de agosto de 1967; y Atilio René Castro Nuñez, inscrita en la Oficina de Registro Mercantil Cuarto de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia bajo el N° 8, Tomo 3-B, del 23 de diciembre de 1981.

En esa misma oportunidad, se dio cuenta en Sala y se designó ponente al Magistrado Hector Peña Torrelles.

El 18 de julio de 2001 se designó ponente al Magistrado Antonio J. García García.

Vista la jubilación acordada por la Sala Plena el 18 de mayo de 2005, efectiva a partir del 1° de junio del mismo año, al Magistrado Antonio J. García García, se asignó la ponencia al Magistrado Arcadio Delgado Rosales quien, con tal carácter, suscribe el presente fallo.

Realizada la lectura individual del expediente, esta Sala pasa a decidir, previas las siguientes consideraciones:

I

La demanda fue ejercida el 27 de abril de 1999, conjuntamente con solicitud de amparo constitucional, ante la extinta Corte Suprema de Justicia en Pleno, por los apoderados judiciales de las empresas identificadas, si bien el 17 de junio de ese año se consignó escrito de reforma del libelo.

Posteriormente, mediante diligencia del 1° de julio de 1999, la abogada Irene Loreto González, en representación de las accionantes, informó que el 17 de junio de ese año se publicó en Gaceta Oficial la reforma de la Ley Orgánica de Aduanas, sin que se hayan visto alteradas las normas impugnadas.

El 16 de noviembre de 1999 la extinta Corte Suprema de Justicia en Pleno admitió la solicitud cautelar de amparo.

El 9 de febrero de 2000 la Sala Plena de este Tribunal Supremo de Justicia remitió el presente expediente a la Sala Constitucional, la cual lo recibió el 20 de ese mismo mes.

EL 29 de febrero de 2000 la parte actora consignó escrito en el que expuso las razones para solicitar la concesión del amparo cautelar.

El 11 de mayo de 2000 esta Sala admitió el recurso de nulidad, negó el amparo cautelar y negó tambien las solicitudes de mero derecho y urgencia que habían sido formuladas por las accionantes en su libelo. La Sala, al admitir el recurso, ordenó la notificación del Presidente de la Comisión Legislativa Nacional y del Fiscal General de la República, así como la expedición y publicación de un cartel de emplazamiento a los posibles interesados.

Las notificaciones fueron efectuadas y el cartel fue publicado en prensa, y fue agregado a los autos un ejemplar del diario en el que apareció. Posteriormente, el 27 de julio de 2000, el abogado Andrés Linares Benzo, en representación de la parte actora, consignó escrito de promoción de pruebas, advirtiendo que se reservaba el derecho de promover luego otras dentro del plazo legal fijado al efecto.

El 18 de julio de 2001, el 6 de noviembre de 2002, el 26 de febrero de 2003 y el 16 de julio de 2003 compareció nuevamente el abogado Andrés Linares Benzo, a fin de solicitar sentencia en el presente caso.

II

Observa la Sala que la última actuación en el presente caso se realizó el  27 de julio de 2000, cuando la representación de la parte actora consignó escrito de promoción de pruebas. A partir de ese momento el apoderado de las demandantes se limitó a acudir al tribunal en cuatro oportunidades –en ocasiones con intervalos de más de un año una de otra- para pedir que se decidiera la causa, siendo la última de ellas, el 16 de julio de 2003, sin reparar en que la tramitación no había concluido.

La derogada Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia –vigente para la fecha de sustanciación de este proceso- exigía la apertura de un lapso probatorio en las demandas de anulación de normas, salvo que el propio tribunal declarase la causa como de mero derecho, lo cual fue negado expresamente en su oportunidad.

El apoderado de la demandante consignó, precisamente por el rechazo a la eliminación del período probatorio, un escrito de promoción de pruebas e incluso hizo saber a la Sala que podría promover otras más adelante, por hallarse en plazo para ello. Sin embargo, no promovió ninguna otra prueba, y sólo compareció reiteradamente ante el Tribunal para pedir la decisión sobre el fondo del proceso, cuando aún restaban dos momentos esenciales: la relación (en dos etapas) y el acto de informes.

En tal virtud, la presente causa no fue jamás sustanciada por completo y la parte actora no instó para que ello ocurriese, limitándose a pedir un pronunciamiento sobre el fondo de manera anticipada, antes de que se dijera “Vistos”. La representación de las accionantes debió, por el contrario, pedir la continuación del proceso, incluyendo la admisión de las pruebas que promovió. No lo hizo y, además, desde el 16 de julio de 2003, no ha vuelto a comparecer ante el Tribunal.

Ahora bien, el artículo 19, párrafo 15, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia dispone lo siguiente:

 

“La instancia se extingue de pleno derecho en las causas que hayan estado paralizadas por más de un (1) año, antes de la presentación de los informes. Dicho término empezará a contarse a partir de la fecha en que se haya efectuado el último acto procesal. Transcurrido dicho lapso, el Tribunal Supremo de Justicia deberá declarar consumada la perención de oficio o a instancia de parte, la cual deberá ser notificada a las partes, mediante un cartel publicado en un diario de circulación nacional. Luego de transcurrido un lapso de quince (15) días continuos se declarará la perención de la instancia”.

 

La norma que se transcribió persigue que, de oficio, el tribunal sancione procesalmente la inactividad de las partes, sanción que se verifica de pleno derecho una vez que se comprueba el supuesto de hecho que la sustenta, esto es, el transcurso del tiempo. Ahora bien, los confusos términos de la norma jurídica que se transcribió llevaron a esta Sala, mediante decisión n° 1466 de 5 de agosto de 2004 (caso: Consejo Legislativo del Estado Aragua), a desaplicarla por inintelegible y, en consecuencia, según la observancia supletoria que permite el artículo 19, párrafo 2, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, aplicar el Código de Procedimiento Civil a los casos en que opere la perención de la instancia en los juicios que se siguen ante el Tribunal Supremo de Justicia.

En concreto, es el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil la norma que debe aplicarse en estos casos, el cual establece:

 

“Toda instancia se extingue por el transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes. La inactividad del Juez después de vista la causa, no producirá la perención”.

 

En consecuencia, por cuanto la paralización de la presente causa excede el lapso de un año, en virtud de que han transcurrido más de 22 meses sin actividad alguna y por cuanto la misma se produjo antes de haberse dicho “Vistos”, resulta forzoso para esta Sala, de conformidad con la anterior norma procesal, declarar consumada la perención y por ende extinguida la instancia en este juicio. Así se decide.

 

III

Por las razones expuestas, esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, administrando justicia en nombre de la República, por autoridad de la Ley, declara: LA PERENCIÓN DE LA INSTANCIA Y LA EXTINCIÓN DEL PROCESO en el presente recurso de nulidad dirigido contra los artículos 36 (número 7 y primer aparte), 145 y 146 de la Ley Orgánica de Aduanas, dictada mediante Decreto N° 2.990 publicado en la Gaceta Oficial N° 36.575, del 5 de noviembre de 1998, interpuesto por las sociedades mercantiles Técnica Aduanal e Industrial, Sociedad Anónima (Tecadisa); Vásquez y García, Compañía Anónima (Vazcarga); Tramitaciones Aduanales y Navieras Numa E. Parra, Compañía Anónima (Tradunep, C.A.); Saff, C.A.; Representaciones Arcaya, Compañía Anónima (Reprearca); Aduaneras Almar, Compañía Anónima (Adualmar); Agencia Aduanal Oran, C.A.; Castor E. Castro, Sociedad de Responsabilidad Limitada; Agencia Aduanal Polaris, C.A.; Representaciones y Consignaciones Agelvis, Compañía Anónima; Aduana Importación-Exportación, Compañía Anónima (A.I.E.C.A.); Ramiro Pozo González, Compañía Anónima (Rapogo, C.A.); Asesores Aduaneros, Compañía Anónima; Servicios Aduanales Especializados Compañía Anónima (Saeca); Tramitaciones Aduanales Maracaibo, Compañía Anónima (Tradmarca); Comercial Uzcátegui Prieto, Compañía Anónima; Corporación Técnica Aduanera, Compañía Anónima (Cortaca); Consultores Aduaneros de Venezuela, Compañía Anónima (Conavenca); Consultores Empresariales del Zulia, C.A.; Aduanera del Zulia, Compañía Anónima; Merea y Compañía, Sociedad de Responsabilidad Limitada (Merea y Co, S.R.L.); Agencia Aduanal Glorimar, Sociedad Responsabilidad de Limitada (Glorimar); Corporación Aduanera, S.A. (Corpasa); Coronado y Asociados, S.A.; Soluciones Técnicas Aduaneras, Compañía Anónima (Solteca); Inverna, S.R.L.; Resil Aduana, C.A.; Trámites de Aduana Casanova, S.R.L.; Tecno Agentes Aduanales Venezuela, C.A.; Comercial Hernández Compañía de Responsabilidad Limitada; Bracho, Aponte y Asociados, Sociedad Anónima; Corporación Organizadora de Trámites Aduaneros, Compañía Anónima (Cosaca); Servicios Aduanales Ángel Mar, C.A.; Poly Export, Sociedad Anónima; Transco, C.A.; Agencia Aduanal del Caribe, C.A.; S.A. Ven Mex Occidente; Comercial Yorna, C.A.; Agencia Aduanal Sur América, C.A.; Oficina Técnica de Aduana, C.A. y de Agencia Aduanal Palevill, S.A. (AApalvill, S.A.); así como de las firmas unipersonales Nora Cecilia Hernández, Oficina de Tramitación Aduanera (Ofideta); Roberto González Bozo; y Atilio René Castro Nuñez.

Publíquese, regístrese y comuníquese. Archívese el expediente.

Dada, firmada y sellada, en el Salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia, en Sala Constitucional, en Caracas, a los 16  días del mes de junio del año dos mil cinco (2005). Años:195º de la Independencia y 146º de la Federación.

El Presidente (E),

 

 
JESÚS EDUARDO CABRERA ROMERO

El Vicepresidente (E),

 

 

PEDRO RAFAEL RONDÓN HAAZ

Los Magistrados,

 

 

LUIS V. VELÁZQUEZ ALVARAY

 

 

FRANCISCO A. CARRASQUERO LÓPEZ

 

 

MARCOS TULIO DUGARTE PADRÓN

 

 

ARCADIO DELGADO ROSALES

                                                                        Ponente

El Secretario,

 

 

JOSÉ LEONARDO REQUENA CABELLO

 
Exp. N° 00-0694
 
ADR/