SALA CONSTITUCIONAL

 

Exp. 12-0084

 

Magistrado Ponente: Arcadio Delgado Rosales

  Mediante Oficio N° 214-11-A del 29 de diciembre de 2011, emanado de la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar, se remitió a esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia el expediente contentivo de la acción de amparo ejercida por el abogado Gillmer Amaya, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el No. 53.219, actuando en su presunto carácter de defensor privado de los ciudadanos JEAN CARLOS HERNÁNDEZ ZAMBRANO y GILBERTO HERNÁNDEZ MAESTRE, titulares de las cédulas de identidad números V-16.678.898 y V- 20.394.744, respectivamente, contra la decisión del 1 de noviembre de 2011 dictada por el Tribunal Militar Duodécimo de Primera Instancia en funciones de Control del Circuito Judicial Militar del Estado Mérida, la cual no consta en autos y, según los argumentos del referido abogado, "declaró sin lugar la nulidad absoluta del acta policial llevada a efecto en la etapa de investigación y la aceptación de la subsanación por defecto de forma por error involuntario de la acusación penal, previamente presentada a la audiencia preliminar presuntamente solicitada por el Fiscal Penal Militar 32 ... ". Todo en ocasión de la causa penal que se le sigue a los referidos accionantes por su presunta participación en la comisión del delito de ultraje al centinela, previsto y sancionado en el artículo 501, cardinal 2 del Código de Justicia Militar.

 

Tal remisión obedece a la apelación ejercida el 12 de diciembre de 2011 por el abogado Gillmer Hemández Maestre, contra la decisión dictada el 18 de noviembre de 2011 por la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar, que declaró inadmisible la referida acción de amparo constitucional.

 

El 17 de enero de 2012, se dio cuenta en Sala y se designó ponente al Magistrado Arcadio Delgado Rosales, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

ÚNICO

 

En primer lugar, debe esta alzada pronunciarse sobre la competencia para conocer de la presente apelación y al respecto observa que, en virtud de lo dispuesto en la sentencia N° 1 del 20 de enero de 2000 (caso: Emery Mata Millán), y a tenor de lo establecido en el artículo 35 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, le corresponde conocer las apelaciones de las sentencias provenientes de los tribunales superiores de la República -salvo los contencioso administrativos-, las Cortes de lo Contencioso Administrativo y las Cortes de Apelaciones en lo Penal, en tanto su conocimiento no estuviere atribuido a otro Tribunal, cuando ellos conozcan la acción de amparo en primera instancia.

 

En el presente caso, se somete al conocimiento de la Sala la apelación de la sentencia dictada el 18 de noviembre de 2011, por la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar, que conoció de la acción de amparo constitucional interpuesta contra la decisión del 1 de noviembre de 2011, dictada por el Tribunal Militar Duodécimo de Primera Instancia en funciones de Control del Circuito Judicial Militar del Estado Mérida, motivo por el cual, esta Sala, congruente con el fallo mencionado supra, se declara competente para decidir la presente apelación; y así se declara.

 

Una vez asumida la competencia, esta Sala observa que la acción de amparo de autos fue interpuesta el 3 de noviembre de 2011 por el abogado Gillmer Amaya, presunto defensor privado de los ciudadanos Gilberto Hemández Maestre y Jean Carlos Hernández Zambrano, contra la decisión del 1 de noviembre de 2011 dictada por el Tribunal Militar Duodécimo de Primera Instancia en funciones de Control del Circuito Judicial Militar del Estado Mérida, la cual no consta en autos y según los argumentos del referido abogado "declaró sin lugar la nulidad absoluta del acta policial llevada a efecto en la etapa de investigación y la aceptación de la subsanación por defecto de forma por error involuntario de la acusación penal, previamente presentada a la audiencia preliminar presuntamente solicitado por el Fiscal Penal Militar 32 ... ".

 

El 18 de noviembre de 2011, la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar declaró inadmisible la acción de amparo, al considerar que el abogado que ejerció la acción de amparo a favor de los ciudadanos Gilberto Hemández Maestre y Jean Carlos Hemández Maestre, no demostró su condición de defensor privado, en virtud de que no consignó la copia certificada del acta en la cual conste que el referido abogado hubiese prestado juramento de ley como defensor de los accionantes, de conformidad con el artículo 139 del Código Orgánico Procesal Penal, ni poder en el cual constara la representación que se atribuye.

 

En forma previa, esta Sala considera pertinente verificar si el recurso de apelación que interpuso el 12 de diciembre de 2011 el abogado Gillmer Amaya, presunto defensor privado de los ciudadanos Gilberto Hemández Maestre y lean Carlos Hemández Zambrano, contra la antes mencionada sentencia, se realizó dentro del lapso que prevé el artículo 35 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales.

 

Al respecto, se observa que en el folio 30 del presente expediente cursa el cómputo de los días de despacho transcurridos desde que se notificó a los accionantes la decisión dictada por la primera instancia constitucional, así:

“…conforme a lo ordenado en el auto que antecede, se efectuó el cómputo de los días de despacho transcurridos, dejando expresa constancia que visto el libro de diario de este órgano Jurisdiccional, se constató que desde la fecha 30NOV2011 (sic) fecha en que se dio por notificado el ciudadano abogado GILLMER JOSÉ AMAYA QUIÑONES, de la decisión dictada por este órgano jurisdiccional en fecha dieciocho de noviembre de dos mil once, han transcurrido como días hábiles para la interposición del recurso los días jueves (01) (sic) viernes (02) (sic) lunes (05) (sic) martes (06) (sic) miércoles (07) (sic) jueves (08) (sic) lunes (12) del mes de diciembre de 2011, fecha en que se recibió por ante la secretaría judicial el recurso de apelación, notificándose al el (sic) Fiscal General Militar, en fecha 13 de diciembre de 2011, habiendo transcurrido transcurrido (sic) como días hábiles, miércoles 14, jueves 15 y viernes (16), todos del mes de diciembre de 2011 ... ".

 

En tal sentido hay que destacar que esta Sala, en la sentencia N° 3027 del 14 de octubre de 2005, caso: César Armando Caldera Oropeza, señaló que el hecho de que el recurso de apelación ejercido por la parte apelante haya sido oído por el tribunal de la primera instancia constitucional, no presupone que el mismo fue interpuesto dentro del lapso legal que establece el artículo 35 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, esto es dentro de los tres (3) días calendarios consecutivos de dictado el fallo, exceptuando los sábados, domingos, el jueves y viernes santos, los declarados día de fiesta por la Ley de Fiestas Nacionales y los declarados no laborables por otras leyes (también vid. SSC N° 501 del 31 de mayo de 2000, caso: Seguros Los Andes).

 

Igualmente, conforme a lo declarado en su fallo No. 602 del 10 de junio de 2010, caso: Néstor Salazar y Otra, la apelación ejercida fuera del referido lapso debe ser declarada inadmisible por extemporánea.

 

Así las cosas, esta Sala advierte que la apelación interpuesta el 12 de diciembre de 2011 por el abogado Gillmer Amaya, quien presuntamente actuó en representación de los accionantes, se hizo fuera del lapso de tres días que prevé el citado artículo 35 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, por lo que dicha impugnación resulta extemporánea.

 

 

 

En consecuencia, se declara inadmisible por extemporáneo el recurso de apelación ejercido por el abogado Gillmer Amaya, en presunta representación de los ciudadanos Gilberto Hemández Maestre y Jean Carlos Hemández Zambrano, contra el fallo dictado el 18 de noviembre de 2011 por la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar, que declaró inadmisible la acción de amparo que interpuso el referido abogado contra la sentencia del 1 de noviembre de 2011, dictada por el Tribunal Militar Duodécimo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Militar del Estado Mérida. En consecuencia, se declara la firmeza de la decisión del 18 de noviembre de 2011 expedida por la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar. Así se declara.

DECISIÓN

 

Por las razones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala Constitucional, administrando justicia en nombre de la República por autoridad de la Ley, declara INADMISIBLE POR EXTEMPORÁNEO el recurso de apelación ejercido por el abogado Gillmer Amaya, en su presunto carácter de defensor privado de los ciudadanos JEAN CARLOS HERNÁNDEZ ZAMBRANO y GILBERTO HERNÁNDEZ MAESTRE, contra la sentencia del 18 de noviembre de 2011 dictada por la Corte Marcial de Circuito Judicial Militar, que declaró inadmisible la acción de amparo interpuesta contra la sentencia del 1 de noviembre de 2011, dictada por el Tribunal Militar Duodécimo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Militar del Estado Mérida, la cual se declara firme.

 

          Publíquese y regístrese. Devuélvase el expediente al tribunal de origen.

 

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los  30 días del mes de marzo  de 2012. Años: 201° de la Independencia y 153° de la Federación.

 

La  Presidenta,

 

 

Luisa Estella Morales Lamuño

 

El Vicepresidente,

 

 

 

                                                         Francisco Carrasquero López

 

 

 

 

Marcos Tulio Dugarte Padrón

                Magistrado

 

 

 

 

 

Carmen Zuleta de Merchán

                                                                                       Magistrada

 

 

 

Arcadio Delgado Rosales

    Magistrado-Ponente

 

                                                          

                                                                                           Juan José Mendoza Jover

                                                                                                     Magistrado

     

Gladys Gutiérrez Alvarado

  Magistrada

 

 

El Secretario,

 

         

                        José Leonardo Requena Cabello

 

Exp. 12-0084

ADR/