SALA CONSTITUCIONAL

 

Magistrado-Ponente: JOSÉ MANUEL DELGADO OCANDO

 

El 13 de mayo de 2003, recibió esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, solicitud de amparo constitucional interpuesta por el ciudadano HOMERO JOSÉ PAYARES BLANCO, identificado con la cédula de identidad número 1.914.084 asistido por la abogada Tamara Villegas Vivas, inscrita en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número 15.433, contra la decisión dictada, el 14 de febrero de 2003, por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

 

Recibido el expediente, se dio cuenta en Sala en el mismo día y se designó ponente al Magistrado doctor José Manuel Delgado Ocando, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

Cumplida la tramitación legal del expediente, pasa la Sala a dictar sentencia, previas las siguientes consideraciones:

 

I

ANTECEDENTES DEL CASO

 

1.- Los ciudadanos Héctor Payares Blanco y Mercedes Payares Blanco, intentaron demanda de partición de herencia ante el Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, contra los ciudadanos José Payares Blanco y Celina Payares Blanco, en dicha demanda solicitaron medida de secuestro sobre el bien en litigio constituido por una casa de habitación ubicada en la calle Soledad de la Urbanización El Cafetal, del Municipio Sucre, la cual fue negada por el Tribunal de la causa.

 

2.- El 14 de febrero de 2003, el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, dictó sentencia en la que resolvió la apelación intentada por la parte demandante contra la decisión que negó la medida de secuestro solicitada por ellos, declarándola con lugar, por lo que, en consecuencia, dictó medida de secuestro sobre el bien inmueble anteriormente identificado.

 

3.- El 13 de mayo de 2003, el ciudadano José Payares Blanco, asistido por la abogada Tamara Villegas Vivas, consignó ante la secretaría de esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, escrito contentivo de la acción de amparo constitucional ejercida contra la decisión dictada el 14 de febrero de 2003 por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

II

FUNDAMENTOS DE LA ACCIÓN DE AMPARO

 

Según el hoy accionante el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, con la decisión dictada el 14 de febrero de 2003, le violentó sus derechos constitucionales al debido proceso y a la defensa establecidos en el artículo 49.1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que resolvió la apelación intentada por la parte demandante contra la decisión del Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial, en la que negó la medida de secuestro solicitada en su contra, declarando con lugar el mencionado recurso, y ordenando, en consecuencia, oficiar al Juzgado distribuidor de Municipio Ejecutor de Medidas de la misma Circunscripción Judicial, con la finalidad de que se ejecutara la medida cautelar solicitada, obviando a su juicio el procedimiento ordinario correspondiente, el cual consistía en enviar el expediente al Tribunal de la causa para que hiciera cumplir su decisión; por otra parte, el mencionado Juzgado Superior, según el accionante no lo notificó de la decisión hoy recurrida en amparo, ya que ésta fue publicada fuera del lapso legal.

Con fundamento en lo anteriormente expuesto, el ciudadano José Payares Blanco solicitó a esta Sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, dejara sin efecto la decisión dictada por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, el 14 de febrero de 2003, igualmente solicitó a esta Sala acordara medida cautelar innominada con el objeto de suspender la medida de secuestro acordada en la decisión recurrida hasta tanto no fuera resuelta la presente acción de amparo.

 

III

COMPETENCIA

 

Siendo la competencia para conocer de un caso concreto interpuesto ante este Alto Tribunal el primer aspecto a dilucidar, resulta necesario reiterar que en decisión del 20 de enero de 2000, (Caso: Emery Mata Millán. vs. el Ministro y el Vice-Ministro del Interior y Justicia), se dejó sentado que corresponde a esta Sala conocer de las acciones de amparo en primera instancia contra decisiones u omisiones de los Juzgados o Tribunales Superiores aquí señalados, de la Corte Primera de lo Contencioso-Administrativo y de las Cortes de Apelaciones en lo Penal. Ahora bien, por cuanto la presente acción fue intentada contra la decisión dictada el 14 de febrero de 2003 por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, corresponde a esta Sala Constitucional el conocimiento de la presente acción de amparo, de conformidad con el fallo citado, y así se decide.

 

IV

MOTIVACIÓN PARA DECIDIR

 

La presente acción de amparo constitucional fue ejercida por el ciudadano Homero José Payares Blanco contra la decisión dictada el 14 de febrero de 2003 por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, por la presunta violación de sus derechos constitucionales al debido proceso y a la defensa establecidos en el artículo 49.1 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.

 

Esta Sala observa que el 2 de junio de 2003, la abogada Tamara Villegas Vivas, actuando como apoderada judicial del ciudadano Homero José Payares Blanco, facultada expresamente para desistir según copia certifica del instrumento poder que corre insertó en actas (folios 107 al 109), consignó ante la secretaría de esta Sala Constitucional diligencia en la cual expuso:

 

“…Por cuanto en fecha 16-5-03 fue suscrita una transacción entre las partes, que pone fin al juicio cursante por ante el Juzgado Décimo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Tránsito de esta Circunscripción Judicial, concediéndole a mi poderdante hasta el 15-8-03 para desocupar el inmueble objeto del presente amparo; la cual fue homologada por dicho Tribunal el 21-5-03; cesando así los motivos que dieron lugar al presente amparo en nombre de mi poderdante Homero Payares Blanco, antes identificado, desisto del presente procedimiento de amparo; en consecuencia solicito se declare terminado el presente caso y se ordene el archivo del expediente…”.

 

Vista la diligencia presentada por la representante judicial del accionante, y por cuanto el artículo 25 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, le da la posibilidad al accionante de desistir de la acción de interpuesta, como único mecanismo de autocomposición procesal, siempre que no se trate de la violación de un derecho de orden público o que pueda afectar las buenas costumbres, esta Sala homologa el desistimiento presentado, en vista que el derecho denunciado como violado sólo afecta la esfera particular de los derechos subjetivos del accionante, y que no se trata de un derecho de eminente orden público, ni tampoco afecta las buenas costumbres. Así se decide.

 

VII

DECISIÓN

 

Por las razones que anteceden, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala Constitucional, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley HOMOLOGA el desistimiento de la acción de amparo constitucional intentada contra la decisión dictada el 14 de febrero de 2003 por el Juzgado Superior Cuarto en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, presentado por la representante judicial del ciudadano Homero José Payares Blanco, el 2 de junio de 2003, ante la Secretaría de esta Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

 

Publíquese, regístrese, notifíquese, y archívese el presente expediente. Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los 27 días del mes de  mayo  dos mil cuatro. Años: 194º de la Independencia y 145º de la Federación.

 

El Presidente,

 

 

 

IVÁN RINCÓN URDANETA

                               El Vicepresidente,

 

 

 

JESÚS EDUARDO CABRERA ROMERO

 

Los Magistrados,

 

 

 

ANTONIO JOSÉ GARCÍA GARCÍA                   JOSÉ MANUEL DELGADO OCANDO

                                                                                                Ponente

 

 

PEDRO RAFAEL RONDÓN HAAZ

 

El Secretario,

 

 

JOSÉ LEONARDO REQUENA CABELLO

 

 

JMDO/ns.

Exp. nº 03-1228