MAGISTRADO PONENTE DOCTOR HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES

 

En fecha 21 de abril de 2006, se presentó ante la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, solicitud de avocamiento propuesta por el abogado RAFAEL TOMÁS POLANCO, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el Nº 58.846, en su carácter de apoderado judicial de los ciudadanos LUIS BUCOBO y JESUS GIL, venezolanos, con cédulas de identidad N° 10.600.473 y 13.316.098 respectívamente, en relación con la causa penal Nº BP01-P-2005-003540, que cursa ante el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Penal en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui, en virtud de la Querella Acusatoria intentada contra el ciudadano JESUS OMAÑA, venezolano, cédula de identidad N° 1.589.255, por el delito de DIFAMACIÓN AGRAVADA e INJURIA AGRAVADA, previstos en los artículos 442 primer y segundo aparte y 444 primer y segundo aparte del Código Penal vigente.

                                                                                                            

De esta solicitud se dio cuenta en Sala de Casación Penal, el 26 de abril de 2006 y se designó ponente al Magistrado Doctor HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES, quien con tal carácter suscribe la presente decisión.

 

 

DE LA COMPETENCIA

 

            El artículo 18 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia en sus apartes 9, 10, 11, 12  y el artículo  5 numeral  48, eiusdem, prevé la competencia para conocer  de oficio, o a instancia de parte, alguna causa que se encuentre cursando ante cualquier tribunal de instancia para resolver si se avoca o no al conocimiento del mismo si lo estimare pertinente. Y en virtud de ser de naturaleza penal la causa sobre la que recae la presente solicitud de avocamiento, corresponde a esta Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia pronunciarse sobre la misma.

 

FUNDAMENTOS DE LA SOLICITUD

 

El solicitante del avocamiento plantea, que en fecha 27 de julio de 2005 intenta una Querella Acusatoria contra el ciudadano Jesús Omaña, superintendente de relaciones laborales del Consorcio Mecavenca/Mantesa-Dietsmann, por los delitos de DIFAMACIÓN AGRAVADA E INJURIA AGRAVADA, previstos y sancionados en los artículos 442 primer y segundo aparte y 444 primer y segundo aparte del Código Penal vigente.

 

Aduce el solicitante que el Tribunal Cuarto de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui y la Corte de Apelaciones de Apelaciones del mismo Circuito desatendieron y maltrataron el Recurso de Amparo signado con el número BP01-O-2005-00058 extraordinario de casación intentado contra la sentencia de fecha 20 de enero de 2006 que declaró Inadmisible el recurso de amparo sobrevenido, el cual señala que para la fecha 21 de abril del 2006 no se había enviado al Tribunal Supremo de Justicia, como también el recurso de apelación interpuesto por ante el Tribunal Primero en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui, en fecha 20 de febrero de 2006, para lo cual aduce el solicitante no tiene respuesta del mismo.

 

Narra el solicitante que, “…en fecha 27 de julio de 2005 intente ante los Tribunales de juicios del Estado Anzoátegui una QUERELLA ACUSATORIO en nombre de los Ciudadanos LUIS BUCOBO y JESUS GIL ampliamente identificados en el libelo ACUSATORIO, en contra de Ciudadano JESUS OMAÑA plenamente identificado por los Delitos de DIFAMACION AGRAVADA E INJURIA AGRAVADA previstos y sancionados en el Código penal vigente, una vez distribuida la causa vía insaculación le correspondió al Tribunal TERCERO DE JUICIO DEL CIRCUITO JUDICIAL DEL Estado ANZOATEGUI, quien cito a mis poderdantes para que ratificaran la ACUSACION, lo cual hicieron con la mayor premura y diligencia el día 02 de agosto de 2005 y quien se dio por notificado el día 13 de septiembre de 2005, pues bien el día 27 de septiembre de 2005 el Tribunal vista la incomparecencia reiterada del señor Jesús Omaña ordeno su comparecencia por la fuerza pública oficiando a la comandancia de la policía del Estado Anzoátegui para cumplir con lo ordenado, el día 29 de septiembre de 2005, este ciudadano nombra tres abogados a saber, VICTOR MARIN, CESAR PEREZ Y RAFAEL SOLORZANO, quienes nunca se dieron por notificados, ni se juramentaron, por lo que procedí visto el retardo procesal provocado por las inasistencias de estos abogados a solicitarle al tribunal que se dejara sin efecto el nombramiento de estos abogados lo cual fue aceptado en fecha 28 de noviembre de 2005 pero es el caso que el tribunal en fecha 29 de noviembre DEJA SIN EFECTO EL AUTO Y EL OFICIO DE FECHA 28 DE NOVIEMBRE DE 2005 y procede a emitir una serie de notificaciones con la misma fecha e incluso levantó un acta de comparecencia en donde el señor  JESUS OMAÑA ratifica los nombramientos hechos de ABOGADOS DE CONFIANZA, y fija una audiencia de conciliación para el día 19 de diciembre de 2005 situación anómala, no prevista en la ley, por lo que procedí, en vista de que no se me notifico de lo acontecido e intente el día 18 de diciembre de 2005 un RECURSO DE AMPARO SOBREVENIDO y solicite la suspensión de la audiencia de conciliación pautada lo cual fue acordado por la ciudadana juez, el mencionado recurso signado con el Nro. BP01-0-2005-000058 como consecuencia de las violaciones al debido proceso y el derecho a la defensa, fue decidido  el día 20 de enero de 2006 declarado INADMISIBLE IN LIMINES LITIS por la Corte de Apelaciones, por lo que procedí a atacarlo a través de un RECURSO EXTRAORDINARIO DE CASACION en fecha 08 de febrero de 2006 y el cual aun no ha sido enviado a el TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA y paralelo a esto el Tribunal Tercero de Juicio se INHIBIO de la causa, pasando vía distribución al tribunal  Primero de Juicio quien fijo una audiencia de conciliación para el 22 de febrero de 2006 sin haberse decidido el RECURSO PLANTEADO por lo que procedí a apelar del auto que fijaba esta audiencia en fecha 20 de febrero de 2006 y frente a esta apelación hizo caso omiso, no la tramito, por lo que procedí a RECUSAR FORMALMENTE a la juez SONIA LEOPARDI quien estaba a cargo de ese tribunal seguidamente se distribuyo la causa y ahora conoce el Tribunal Cuarto de Juicio quien fijo la audiencia de conciliación para el día 26 de abril de 2006 sin esperar el resultado de los RECURSOS PLANTEADOS y paralelamente la Corte de Apelaciones de Apelaciones declaro sin lugar por extemporánea la recusación planteada pero no ordeno  que el expediente fuera remitido al Tribunal Primero de Juicio.

Cercenándome el Derecho a la defensa, el debido proceso y a la tutela judicial Efectiva, no obstante de haber ejercido estos Derechos dentro del termino de quince días subsiguientes de la publicación de la sentencia y ante la Corte de Apelaciones de Apelaciones del Estado Anzoátegui e intente un Recurso de Casación cuyo escrito consigno y hasta la fecha la Corte de Apelaciones de Apelaciones del Estado Anzoátegui ha hecho caso omiso del citado Recurso de Casación, obviándolo a pesar de que tal como reza la ley “Toda persona tiene Derecho de acceso a todos los órganos de administración de justicia para hacerse valer sus derechos e intereses inclusos los colectivos y difusos.”

 

Finalmente, agrega el solicitante, como fundamento de su solicitud de avocamiento en virtud de la violación al ordenamiento jurídico que perjudica la imagen del Poder Judicial, por parte de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui y el Tribunal Cuarto en Funciones de Juicio de esa misma Circunscripción, por haber desatendido y mal tramitado el Recurso Extraordinario de Casación y el Recurso de Apelación interpuesto en su oportunidad legal.

 

Acompaña a la presente solicitud copias certificadas del expedientes signado con el N° BP01-P-2005-003540, del Recurso de Amparo Sobrevenido, Recurso Extraordinario de Casación, Recurso de Apelación, así como también copia certificada de escrito de Recusación.

 

La Sala, para decidir, observa:

 

A los efectos de verificar las denuncias presentadas, esta Sala procedió a revisar las actas que integran el expediente y a tales efectos observa:

 

En fecha 27 de julio de 2005, se recibe ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos  del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui, escrito de Querella Acusatoria, solicitada por el abogado Rafael Tomas Polanco, en condición de apoderado judicial de los ciudadanos Luís Bucobo y Jesús Rafael Gil en contra del ciudadano Jesús Omaña, por la presunta comisión de los delitos de Difamación Agravada e Injuria Agravada, la cual le correspondió conocer al Tribunal Tercero en Funciones de Juicio del respectivo Circuito Judicial Penal, a cargo de la Doctora Bolivia Álvarez Meléndez. (folios 4 al 18)

 

Luego en fecha 02 de agosto, los ciudadanos Luís Antonio Bucobo Rodríguez y Jesús Rafael Gil López comparecen ante el Tribunal Tercero de Juicio a los fines de ratificar, la querella contra el ciudadano Jesús Omaña, por el delito de Difamación Agravada e Injuria Agravada, presentada por su apoderado judicial en fecha 27 de julio de 2005. (folios 19 y 20)

 

Posterior a ello, en fecha 10 de agosto de 2005, el Tribunal de Juicio Nro. 3 del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui admite la acusación privada, por reunir los requisitos exigidos por el artículo 401 del Código Orgánico Procesal Penal y acuerda citación en misma fecha del querellado ciudadano Jesús Omaña, a los fines que designe defensor que le asista en la causa, de conformidad con lo establecido en el artículo 409 eiusdem. (folios 21 al 24)

 

El 29 de septiembre de 2005, atendiendo la citación antes extendida, compareció ante el Tribunal Tercero en funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui el ciudadano Jesús Omaña, participando su voluntad de nombrar Defensores Privados de su confianza, el  cual recayó sobre los abogados Víctor Marín Moreno, Cesar Enrique Pérez y Rafael Enrique Solórzano. (folio 28)

 

El día 16 de noviembre de 2005, vista la incomparecencia para esta fecha de los defensores debidamente notificados en fechas 14 y 17 de octubre de 2005, y  alegando retardo que obstaculiza el proceso por parte de la defensa del ciudadano Jesús Omaña; el abogado Rafael Tomas Polanco en su carácter de apoderado judicial de la parte querellante, ciudadanos Luís Bucobo y Jesús Gil, solicita ante el Tribunal Tercero en Funciones de Juicio, se deje sin efecto la designación de los defensores del ciudadano Jesús Omaña. Al respecto, según oficio de fecha 28 de noviembre de 2005, el Tribunal Tercero de Juicio a cargo de la doctora Bolivia Álvarez Meléndez, acuerda dejar sin efecto dicha designación y solicita ante la Coordinación Regional de Defensoría Pública designar un defensor público para que asista al ciudadano Jesús Omaña. (folios 32 al 35)

 

El 29 de noviembre de 2005, el Tribunal Tercero en Funciones de Juicio, dictó un auto mediante el cual dejó sin efecto la anterior decisión, por cuanto, consideró que se debió notificar al querellado, ciudadano Jesús Omaña, para tratar dicha situación planteada por la parte querellante. (folio 37)

 

En contra de esta decisión el abogado Rafael Tomas Polanco en su carácter de Apoderado Judicial de los ciudadanos Luís Bucobo y Jesús Gil, en fecha 18 de diciembre de 2005, interpuso Recurso de Amparo Sobrevenido (folios 86 y 87), por considerar que se le cercenaron  principios relativos al Derecho a la Defensa, al Debido Proceso y a la Tutela Judicial Efectiva, al no notificársele sobre la anterior decisión; y también solicitó la suspensión de la Audiencia de Conciliación pautada para el día 19 de diciembre de 2005, hasta tanto se pronuncie la Corte de Apelaciones de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui, sobre el recurso anteriormente planteado.

 

Luego del pronunciamiento de la Corte de Apelaciones del mencionado Circuito Judicial Penal, en fecha 20 de enero de 2006, el cual declaró Inadmisible el Recurso de Amparo planteado; el representante de la parte querellante abogado Rafael Tomas Polanco, interpuso Recurso Extraordinario de Casación el 08 de febrero de 2006.

 

Realizada la revisión del expediente y del recuento de las actuaciones inherentes a la presente solicitud de avocamiento, observa la Sala, que no existen irregularidades en el procedimiento mediante el cual el Tribunal Tercero en Funciones de Juicio del Estado Anzoátegui acordó en fecha 29 de noviembre de 2005, dejar sin efecto el auto de fecha  28 del mismo mes y año, donde notificó al ciudadano Jesús Omaña de la decisión de dejar sin efecto la designación  de sus defensores privados y en su lugar acordó la designación de un Defensor Público, quedando subsanado con esta actuación el error material en el cual había incurrido.

 

            El solicitante fundamentó su escrito de avocamiento en que el Tribunal Cuarto de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui, fijó una audiencia de conciliación para el día 26 de abril de 2006, lo que en su criterio es indebido por haber sido propuesto un recurso de casación contra la sentencia de la Corte de Apelaciones, que declaró inadmisible In Limines Litis la pretensión de amparo sobrevenido.

 

            Consta en el expediente a los folios 88, 89 y 90, que el abogado Rafael Tomas Polanco, Apoderado Judicial de los ciudadanos Luis Bucobo y Jesús Gil, interpuso dicho recurso de casación, siendo éste el fundamento de la solicitud de avocamiento y que el mismo no fue tramitado por la Corte de Apelaciones del mencionado Circuito Judicial Penal, circunstancia la cual no consta en el expediente. Si bien es cierto, que la Corte de Apelaciones estaba en la obligación insolayable de tramitar conforme a derecho dicho recurso, no obstante, esta Sala considera que sería inoficioso avocarse al conocimiento de la causa, toda vez que el mismo se interpuso  contra  la decisión de la Corte de Apelaciones que declaró inadmisible In Limini Litis el Recurso de Amparo, decisión que a todo evento es irrecurrible en casación.

           

            En consecuencia, la Sala Penal concluye que la presente causa no posee el carácter excepcional necesario para la procedencia del avocamiento y por tal motivo se declara INADMISIBLE. Así se decide.

 

DECISIÓN

 

Por las razones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara inadmisible la solicitud de avocamiento presentada por el abogado RAFAEL TOMÁS POLANCO apoderado judicial de los ciudadanos LUIS BUCOBO y JESUS GIL.

 

Publíquese, regístrese y remítase el expediente.

 

Dada,  firmada  y  sellada  en  el Salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, en Caracas, a  los catorce (14) días del mes de  febrero de 2007. Años 196° de la Independencia y 147° de la Federación.

 

La Magistrada Presidenta,

 

 

Deyanira Nieves Bastidas

 

      El Magistrado Vicepresidente,                                                                                                                                                                                                            La Magistrada,

 

 

    Eladio Ramón Aponte Aponte                                                                                                                                                                                               Blanca Rosa Mármol de León 

 

               El Magistrado,                                                                                                                                                                                                                               La Magistrada,

 

&