Magistrado Ponente: DOCTOR ALEJANDRO ANGULO FONTIVEROS.

Vistos.-

 

Dio origen al presente juicio el hecho ocurrido el 4 de abril de 1997, en la calle principal del Barrio Pueblo Nuevo de San Juan de Los Morros, Estado Guárico, donde el ciudadano TITO IBRISH SALEH, al oponerse a entregar a varios ciudadanos su vehículo, recibió un tiro por arma de fuego que le causó la muerte.

 

El Tribunal Primero de Transición de Primera Instancia en lo Penal y de Salvaguarda del Patrimonio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Guárico,  a cargo de la juez abogada BEATRÍZ J. RUÍZ MARÍN, el 20 de junio del año 2000, CONDENÓ a los ciudadanos CRUZ MANUEL CASTRO OLIVO, venezolano e identificado con cédula de identidad V- 9.888.368, a cumplir la pena de QUINCE AÑOS DE PRESIDIO, más las accesorias legales correspondientes por la comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COOPERADOR INMEDIATO, previsto en el ordinal 1° del artículo 408 del Código Penal, en relación con el artículo 83 “eiusdem”;  JOSÉ RAMÓN CEDEÑO RIVAS, venezolano y portador de la Cédula de Identidad V- 6.109.366,  a cumplir la pena  de DOCE AÑOS, SEIS MESES y VEINTE DÍAS  DE PRESIDIO, más las accesorias legales por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD, tipificado en el ordinal 1º del artículo 408 del Código Penal, en relación con el ordinal 3° del artículo 84 “eiusdem”, y USO DE DOCUMENTO FALSO,  previsto  en el artículo  323 del referido Código; y JOYCE MIZRAIN MAESTRE CENTENO, venezolano y portador de la Cédula de Identidad V- 10.665.849,  a cumplir la pena de UN AÑO DE PRISIÓN, más las accesorias de ley por la comisión del delito de ENCUBRIMIENTO, previsto en el artículo 255 del Código Penal. También decretó el SOBRESEIMIENTO de la causa al imputado JOSÉ GREGORIO PEREIRA PÉREZ, venezolano y portador de la cédula de identidad V- 10.673.206, por la comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto en el  ordinal 1° del artículo 408 del Código Penal, en concordancia  con el artículo 278 “ibídem” y de acuerdo con lo dispuesto  en el numeral 3 del artículo  325 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación con el ordinal 1° del artículo 44 “eiusdem”, porque se extinguió la acción penal por la muerte del imputado.

 

Contra la mencionada decisión anunciaron recurso de apelación  el imputado JOSÉ RAMÓN CEDEÑO RIVAS,  la Defensora Pública N° 5 abogada ÁNGELA ROMÁN  MOGOLLÓN y el acusador ciudadano ATABRESH GHAMAH.

La Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Guárico, a cargo de los jueces abogados FROILÁN RODRÍGUEZ TRUJILLO, MIGUEL ÁNGEL CÁSSERES GONZÁLEZ y NICOLÁS LÓPEZ GÓMEZ  (ponente), el 20  de febrero de 2001, CONDENÓ al ciudadano JOSÉ RAMÓN CEDEÑO RIVAS, a cumplir la pena de DOCE AÑOS y CUATRO MESES DE PRESIDIO, más las  accesorias legales correspondientes por la comisión  de los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD, previsto en el ordinal 1º del artículo 408 del Código Penal, en relación con el ordinal 3° del artículo 84 “eiusdem” y USO DE DOCUMENTO FALSO, previsto en el artículo 323 del mencionado Código.

 

Contra el fallo dictado por la referida Corte de Apelaciones, interpuso recurso de casación la Defensora del acusado JOSÉ RAMÓN CEDEÑO RIVAS, sin que el mismo fuera contestado por la abogada MATILDE STÁBILE, Fiscal Tercera del Ministerio Público ni por la abogada DILIA BLANCO (acusadora privada),  quienes fueron emplazadas según lo prevé el artículo 457 del Código Orgánico Procesal Penal. El expediente fue remitido al Tribunal Supremo de Justicia.

 

El 27 de diciembre del año 2000 se constituyó la Sala de Casación Penal y el 8 de mayo de 2001 se dio cuenta en Sala y fue designado ponente el Magistrado Doctor ALEJANDRO ANGULO FONTIVEROS, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

Se cumplieron los trámites procedimentales y la Sala de Casación Penal pasa a dictar sentencia, según lo prevé el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal

 

FUNDAMENTACIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

 

La recurrente, sobre la base del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, denunció la infracción de los artículos 82, 84 (ordinal 3°) , 408 (ordinal 1°) y 460 del Código Penal y señaló que si alguna participación tiene su defendido es en el delito de robo frustrado y no en el delito de homicidio  calificado, por lo cual su intención era robar.

 

La Sala, para decidir, observa.

 

La recurrente no indicó expresamente en cuál de los supuestos del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal sustenta su denuncia. La impugnante debe cumplir tal exigencia porque el artículo 452 del citado Código consagra causales diferentes que hacen procedente el recurso de casación. Además, al fundamentar el recurso expuso argumentos sobre la base de hipótesis, es decir, expresó consideraciones personales acerca de los hechos que (a su juicio) debieron tomar en cuenta  los sentenciadores.

 

Al respecto, ha dicho la Sala que es indispensable (para poder determinar el vicio atribuido a la sentencia) una correcta fundamentación del recurso de casación. La recurrente, en su escrito de interposición del recurso de casación, incumplió con los requisitos del artículo 455 del Código Orgánico Procesal Penal: por ello se desestima de acuerdo con el artículo 458 “eiusdem”. Así se decide.

 

El Tribunal Supremo de Justicia, en atención a lo dispuesto en el artículo 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ha revisado el fallo impugnado para constatar si se vulneraron los derechos del imputado o si hubo vicios que hicieran procedente la nulidad de oficio en provecho del reo y en aras de la justicia: ha encontrado ese fallo ajustado a Derecho y así lo hace constar.

 

DECISIÓN

 

Por las razones antes expuestas, el Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara DESESTIMADO POR MANIFIESTAMENTE INFUNDADO  el recurso de casación  interpuesto por la Defensora Pública Penal N° 5 del Circuito Judicial Penal del Estado Guárico, contra la sentencia dictada  el 20 de febrero de 2001 por la Corte de Apelaciones del referido Circuito Judicial Penal, contra el ciudadano JOSÉ RAMÓN CEDEÑO RIVAS.

 

Publíquese, regístrese y remítase el expediente.

 

Dada, firmada y sellada en el salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, en Caracas a los DIECINUEVE días del mes JUNIO de dos mil uno.  Años 191º de la Independencia y 142º de la Federación.

El Presidente de la sala,

 

RAFAEL PÉREZ PERDOMO

El Vice-presidente,

 

 

ALEJANDRO ANGULO FONTIVEROS
            Ponente

La Magistrada,

 

 

BLANCA ROSA MÁRMOL DE LEÓN

La Secretaria,

 

LINDA MONROY DE DÍAZ

 

Exp. No: RC01-278

AAF/yb