Ponencia de la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León.

 

         Corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Penal, pronunciarse sobre la desestimación o no del recurso de casación interpuesto  por el Fiscal Sexto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui en fecha 5 de marzo de 2001, contra la decisión dictada  por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción  Judicial del referido Estado Anzoátegui  que en fecha 8 de enero de 2001,  DECLARO CON LUGAR  el recurso de apelación interpuesto por la defensora del ciudadano OSCAR VILA MASOT, venezolano y titular de la Cédula de Identidad No.  6.144.102, contra la decisión dictada por el Juzgado Primero de Primera Instancia para el Régimen Procesal Transitorio del Circuito Judicial Penal del Estado Anzoátegui el cual al conocer de la  SOLICITUD DE NULIDAD  efectuada por la defensa contra el auto de detención dictado por el Juzgado Quinto de Primera Instancia en lo Penal de la referida Circunscripción Judicial en  contra de su patrocinado por el delito de QUIEBRA FRAUDULENTA, previsto y sancionado en el artículo 342 ordinal 2do. del Código Penal, en perjuicio de la Empresa "Centro Turístico Recreacional Doral C.A", DECLARO SIN LUGAR dicha  solicitud.

 

         Una vez interpuesto el recurso de casación  fue notificada la defensa del imputado OSCAR VILA MASOT a fin de que contestase el recurso lo cual realizó en su oportunidad.

 

         En fecha 27 de diciembre de 2000 fue constituida la Sala de Casación Penal, correspondiéndole la ponencia a la Magistrada quien con tal carácter suscribe la presente decisión.

 

         Cumplidos como han sido los demás trámites procedimentales, se pasa a dictar sentencia en los términos siguientes:

 

         En el presente caso se interpone recurso de casación contra la decisión dictada por la Corte de Apelaciones del Estado Anzoátegui que DECLARO LA NULIDAD TOTAL DEL AUTO DE DETENCION  cuando  DECLARO CON LUGAR la apelación ejercida contra la NEGATIVA DE NULIDAD del auto de detención  dictado en fecha 5 de diciembre de 1994 por el Juzgado Quinto de Primera Instancia en lo Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui contra el ciudadano OSCAR VILA MASOT, por el delito de QUIEBRA FRAUDULENTA, previsto y sancionado en el artículo 342 ordinal 2do. del Código Penal, pronunciada por el Juzgado Primero de Primera Instancia para el Régimen Procesal Transitorio del referido Estado; ordenando en consecuencia  revocar el auto de detención dictado contra el ciudadano OSCAR VILA MASOT y DEJAR SIN EFECTO las Boletas de Encarcelación libradas contra el nombrado OSCAR VILA MASOT y MANUEL LOPEZ CASTRO.

 

         Ahora bien, el artículo 451 del Código Orgánico Procesal Penal, establece:

 

"Decisiones recurribles.  El recurso de casación sólo podrá ser interpuesto en contra de las sentencias de las Cortes de Apelaciones que resuelven sobre la apelación, sin ordenar la realización de un nuevo juicio oral, cuando el Ministerio Público haya pedido en la acusación o la víctima en su querella, la aplicación de una pena privativa de libertad que en su límite máximo exceda de cuatro años; o la sentencia condene a penas superiores a esos límites, cuando el Ministerio Público o el querellante hayan pedido la aplicación de penas inferiores a las señaladas.

Asimismo serán impugnables las decisiones de las Cortes de Apelaciones que confirmen o declaren la terminación del juicio o hagan imposible su continuación".

 

         Del artículo antes transcrito se evidencia que las sentencias recurribles son aquellas que se dicten dentro de un procedimiento donde se lleve a cabo la realización de un juicio oral y público.

 

         En el caso de estudio el Juzgado Primero de Primera Instancia para el Régimen Procesal Transitorio DECLARO SIN LUGAR la solicitud de nulidad interpuesta por la defensa contra el auto de detención dictado en fecha 5 de diciembre de 1994, por el extinto Juzgado Quinto de Primera Instancia en lo Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui.

 

         Contra tal declaratoria sin lugar apeló la defensora del imputado OSCAR VILA MASOT, y la Corte de Apelaciones en la decisión aquí recurrida, declaró CON LUGAR dicha apelación de conformidad con los artículos 208 y 212 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

         La decisión dictada por la Corte de Apelaciones, no se encuentra entre las cuales de conformidad con el artículo 451 del Código Orgánico Procesal Penal procede el recurso de casación, pues se trata de un auto que declaró la nulidad de los autos de detención dictados por el Juzgado Quinto de Primera Instancia en lo Penal y de Salvaguarda del Patrimonio Público del Estado Anzoátegui, al conocer de la apelación a la negativa de la solicitud de nulidad  propuesta por la defensa.          

 

         La decisión recurrida se dictó en virtud de que conforme el artículo 8B del derogado Código de Enjuiciamiento Criminal, no era posible dictarse auto de detención por quiebra                culpable o fraudulenta hasta que no existiese sentencia firme dictada por el tribunal competente, que declarase el estado de quiebra; y al considerar el juzgador a-quo que tal requisito no estaba dado procedió a declarar la nulidad del auto de detención, ya que se encontraba pendiente el recurso de apelación contra la sentencia dictada por el Juzgado Séptimo de Primera Instancia en lo Administrativo, Mercantil, Agrario, del Tránsito, del Trabajo y de Estabilidad Laboral de la citada Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, que declaró la quiebra del Centro Turístico Recreacional Doral C.A. en fecha 4 de marzo de 1994, pues consta en autos que dicho recurso de apelación fue admitido el 22 de diciembre de 1999.

 

         El auto dictado por la Corte de Apelaciones retrotrae el proceso a sus etapas iniciales, por lo que el mismo no es recurrible en casación.

  

         En consecuencia, el presente recurso debe ser DECLARADO INADMISIBLE , así se decide.

 

D E C I S I O N

 

         Por las razones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, Administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por la parte fiscal.

 

         Publíquese, regístrese y bájese el expediente.

 

         Dada, firmada y sellada en el Salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Penal, en Caracas a los VEINTIUN  días del mes de JUNIO  del año dos mil uno.  Años:  191° de la Independencia y 142° de la Federación.

 

El Presidente de la Sala,

 

Rafael Pérez Perdomo

El Vicepresidente,                             

 

Alejandro Angulo Fontiveros 

La Magistrada Ponente,

 

Blanca Rosa Mármol de León

La Secretaria,

 

Linda Monroy de Díaz

 

BRMdL/rder.

RC EXP. No. 01-0210