VISTOS.

 

 

Ponencia del Magistrado Jorge L. Rosell Senhenn.

 

 

            De conformidad con lo dispuesto en los artículos 458 y 459 del Código Orgánico Procesal Penal, corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia, pronunciarse sobre la desestimación o no del recurso de casación interpuesto por el Defensor Público Cuarto del Circuito Judicial del Estado Yaracuy, a favor del ciudadano ALVARO DE JESUS SOTO BLANCO, venezolano y titular de la cédula de identidad No. 5.261.829, en fecha once de noviembre de mil novecientos noventa y nueve por ante la Corte de Apelaciones del referido Circuito Judicial, contra la decisión dictada en fecha 17 de marzo de 1999 por el Juzgado Superior Primero en lo Penal de la Circunscripción Judicial del referido Estado Yaracuy, que CONDENO al referido imputado, así como al ciudadano FRANCISCO JOSE MAURY DEUS, venezolano, titular de la cédula de identidad No. 9.651.785, a cumplir la pena de DIEZ AÑOS DE PRISION, como autores de los delitos de TRAFICO Y TRANSPORTE DE ESTUPEFACIENTES, previstos y sancionados en el artículo 34 de la Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, así como a cumplir las penas accesorias de Ley.

 

            El recurso de casación no fue contestado por la parte Fiscal en su oportunidad.

 

            Con fundamento en el artículo 330 ordinal 2º del Código de Enjuiciamiento Criminal derogado, denuncia el defensor del ciudadano ALVARO DE JESUS BLANCO SOTO, la infracción del artículo 42 ejusdem, porque el fallo impugnado no determinó en forma clara y precisa los hechos dados por probados contra su patrocinado.

 

            Igualmente expresa el recurrente que los testigos presenciales de la inspección del vehículo en donde se encontró la droga que originó el presente proceso, fueron “reclutados” para servir como testigos a las 7:00 p.m. y la inspección, según consta en el acta levantada, ocurrió a las 6:00 p.m., lo cual indica a su juicio que, “el acta ya estaba hecha cuando llevaron los testigos a firmar”.

 

            Transcribe la parte del fallo recurrido atinente a la culpabilidad del referido ciudadano.

 

            Finalmente solicita a la Sala, sea declarada CON LUGAR la presente denuncia.

 

            En el presente caso, de la lectura del escrito interpuesto se evidencia sin duda alguna que el formalizante fundamenta su denuncia en el ordinal 2º del artículo 330 del Código de Enjuiciamiento Criminal derogado; y que denuncia como infringido el artículo 42 ejusdem.

 

            El formalizante incurre en error al denunciar la falta de motivación por parte de la recurrida, señalando como infringido por ésta el artículo 42 del Código de Enjuiciamiento Criminal.

 

            El artículo 42 del Código de Enjuiciamiento Criminal establece los requisitos de motivación que debe contener toda decisión judicial en sentencias dictadas en procedimientos ordinarios.

 

            Cuando se trate de sentencias dictadas en procesos seguidos por cualesquiera de los delitos tipificados en la Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, las denuncias que se planteen por carecer de la debida motivación tales fallos, deben hacerse denunciando como violado el artículo 177 de la citada Ley.

 

            Al no haber formalizado correctamente su escrito, la Sala desestima la anterior denuncia por estar manifiestamente infundada, de conformidad con el artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.

 

 

PUNTO PREVIO

 

            La presente decisión aprovechará al ciudadano FRANCISCO JOSE MAURY DEUS, a cuyo favor fue admitido de pleno derecho en su oportunidad el correspondiente recurso de casación, siempre que se encuentre en la misma situación y le sean aplicables idénticos motivos.

 

CASACION DE OFICIO

           

            Esta Sala, en uso de la facultad que le concede el artículo 347 del Código de Enjuiciamiento Criminal derogado, aplicable según lo dispuesto en el ordinal 3º del artículo 510 del Código Orgánico Procesal Penal, encuentra que existe una infracción que hace procedente la casación del fallo, la cual pasa de seguidas a declarar CON LUGAR EN INTERES DE LA LEY Y EN BENEFICIO DEL IMPUTADO ALVARO DE JESUS BLANCO SOTO.

 

            El fallo impugnado incurrió en falta de motivación, vicio que se traduce en la violación del derecho que tiene todo imputado de saber por qué se le condena o absuelve mediante una explicación que debe constar en la sentencia.

 

            En efecto, la recurrida adolece del vicio de inmotivación al no establecer de manera alguna los hechos constitutivos tanto del cuerpo del delito de TRAFICO DE ESTUPEFACIENTES, como el de TRANSPORTE DE ESTUPEFACIENTES.

 

Tampoco estableció de forma alguna los hechos constitutivos de la culpabilidad de los ciudadanos FRANCISCO JOSE MAURY DEUS y ALVARO DE JESUS BLANCO SOTO en los delitos de TRAFICO Y TRANSPORTE DE ESTUPEFACIENTES, que declaró la recurrida estaban plenamente comprobados.

 

            El fallo impugnado en la parte correspondiente a la comprobación del cuerpo del delito expresa:

 

“…Este Tribunal pasa a determinar si se encuentra debidamente comprobado o no, el cuerpo del delito de TRAFICO DE ESTUPEFACIENTES (COCAINA), tipificado en el artículo 34 de la Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, previo el análisis y valoración de los siguientes elementos de juicio:

 

1.  Con ACTA POLICIAL (folios 1 y 2), suscritas por Funcionarios del Comando Regional No. 4, Destacamento No. 45, de la Guardia Nacional de esta ciudad, que entre otras partes dice:  “…siendo las 3:00 horas de la tarde salí de comisión en vehículo particular con la finalidad de procesar información sobre un centro de Distribución de Drogas, en la Avenida Cedeño con Urbanización 1ro. de Marzo del Municipio San Felipe…estando acompañado por el Dr. LUIS ANGEL PEREZ y el Agente Especial de Inteligencia RICARDO ANTONIO GARCIA VILLEGAS, efectuamos recorrido por las inmediaciones de la referida Avenida cuando observamos frente a una panadería un vehículo Honda Civil (sic), color azul, Placas MAX-25P, que se encontraba estacionado, inmediatamente procedimos a interceptar dicho vehículo efectuándose la captura de dos ciudadanos a quienes se le efectuó cacheo reglamentario encontrándose en poder de una de las personas que quedó identificada resultando ser y llamarse MAURY DEUS FRANCISCO JOSE….un revólver marca davis, serial H29976, Cal. 7,65 y el porte de armas Nro. A-113312….Igualmente fue identificado el otro ciudadano conductor del vehículo que se encontraba dentro del automóvil en el asiento dispuesto para el conductor, resultando ser y llamarse….ALVARO DE JESUS BLANCO SOTO…quienes inmediatamente fueron conducidos hasta la sede el Destacamento Nro. 45, con el vehículo marca Honda, modelo Civil (sic) 1.6 EX5MT, color Azul Adriático, año 98, uso particular, placas MAX259, serial carrocería H5EK14WV2011978, serial motor 4WV201978, clase automóvil, tipo sedan, el cual era conducido por…ALVARO DE JESUS BLANCO SOTO, encontrándonos en la sede del Destacamento No. 45 acusamos la novedad y fueron buscados como testigos presenciales los ciudadanos MANSABEL JUAN…y…ANDEN PEREZ ALAYAN SEGUNDO…MORENO ALEXIS RAMON…MANZABEL RAUL ANTONIO…Y…FREITES JESUS AUGUSTO…y se procedió a revisar el vehículo en todas sus partes, empezando por la parte interior y no se encontró nada, luego se procedió a revisar la maleta y tampoco se observó nada, las puertas fueron revisadas en busca de una posible fisura o algo fuera de su lugar y no se encontró nada, seguidamente se comenzó a revisar la parte delantera, y al revisar un tapón se pudo detectar dentro del filtro purificador del aire del vehículo dos (02) envoltorios plásticos, con cinta adhesiva color marrón contentivos ambos en su interior de un polvo de color blanco, de manera disuelta, presuntamente la droga denominada Cocaína, al interrogarse a los ciudadanos sobre este hallazgo manifestaron desconocer la procedencia motivado a que el vehículo no era de su propiedad, que se lo habían prestado y no sabían que eso estaba allí, se levantó un acta del procedimiento efectuado y se iniciaron las averiguaciones sumariales…”, que se valora de conformidad con el artículo 145, ordinal 1º, de la Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas.

 

 

 

2. Con las declaraciones rendidas bajo juramento ante el Comando Regional No. 4, Destacamento No. 45, de la Guardia Nacional, por parte de: