SALA DE CASACIN SOCIAL

Ponencia del Magistrado OMAR ALFREDO MORA DAZ.

 

En el juicio que por nulidad de convenio y nulidad de transacciones, siguen los ciudadanos FTIMA GRACIELA CHACN, EDIXON ROS, JESS ANTONIO GONZLEZ, NGELA L. GONZLEZ, ANTONIO MENDOZA, ELAS GAMBOA, EVERALDO OLIVEROS, JOS NGEL ECHETO, LEONEL ARRIETA, ALEXO PINEDA, ELAS RIVERA, NEGLIS VILLASMIL, GEOVANNY VILLASMIL, NORYS MALDONADO, FREDDY BERNAL, JOS ARAQUE, REINALDO BRACHO, HUMBERTO EZ, MORGAN PERENTENA, ALEJANDRO BOSCN, NGEL NEZ, ANA VILLAREAL, GIACOMO RUSSO, DIONIS LANDAETA, NGEL S. ARAQUE M., EXEARIO SNCHEZ, SALVADOR CHVEZ, EUCLIDES VERA, REMBERTO PINEDA, HIBETH FEREIRA, RAFAEL URDANETA, WILSON VISCAYA, JAIME CORREA, JOS MONSALVE, DANILO BASTIDAS, JAVIER RAMREZ, EZEQUIEL MATERANO, NGEL RIVERA, LUIS CARRASQUERO, ASTOLFO CARQUEZ, ALFREDO GUERRERO, ISIDRO ACEVEDO, GRIMALDO BALZN, JESS QUINTERO, WILFREDO ZAMBRANO, DORIS GUITIAN, ALEXNDER PORTILLO, ENIOVALDO OVALLE, CASTOR CANQUIZ, DANILO BRAVO, HUMBERTO PARRA, JORGE ROMERO, LADIMIRO MNDEZ, LUBIS BERMDEZ, LEONIDES BRACHO, CLARITZA ORTEGA, DAVID FERNANDO ECHETO, CARMEN PORTILLO, YENDER ROMERO, FEDERICO MNDEZ, PAL HERNNDEZ, WILBY ACOSTA, YORKYS ROJAS, JAIRO BOSCN, NARCISO CHAPARRO, RUBIA GODOY, EDUVAL ROJAS, GEOVANNY PIRELA, WILLIAN LEN, IBELIA GONZLEZ, MARIBEL CORREA, ROSALINDA URDANETA, NICOLS FERRER, LEONEL SNCHEZ, KAEILER ROJAS, ALDRY COY, JUANA DVILA, ALEXIS PORTILLO, DACIO BASABE, MARA CELEDN, JOVINO RAMREZ, YUNEI CORZO, DOUGLAS MOLINA, BELITZA NEZ, ALBERTO SEGUNDO VILLASMIL, JOS CABRERA, ALFREDO PAZ, ANTONIO ACOSTA, GEOVANNY VILLALOBOS, LARRY CAMPOS, ABDIEL GUERRERO, HERNN VILA, LISANDRO PORTILLO, ALEJANDRO RODRGUEZ, SORAYA ZAMBRANO, DOUGLAS SEMPRUM, LUIS RODRGUEZ, LENN SARCOS, JOS YUMEDES, LUIS REVEROL, JULIO LANDAETA, JORGE OMAA, GUILLERMO COY, ALBERTO ROMERO, JORGE BERMDEZ, LUIS HOGERA, OMAIRA NEZ, LVARO BORJA, FRANCISCO MORA, JUVENCIO GALUE, DANILO BONILLA, ELVIS QUINTERO, JOS GOVEA, JESS CELON, JOS BRAVO, AL ORDEZ, JOVANIS GUTIRREZ, FREDDY FORTROUL, JOEL ALICNTARA, WILMER PARRA, EDUARDO CALDERN, LILIANA SILVA, NGEL GUERRERO, DANIEL ORTEGA, ZORAIDA PORTILLO, ROMER NAVEA, ALBERTO URDANETA, ARLIX ESCANDELA y SILFA BERMDEZ, representados judicialmente por el abogado Fernando Villasmil Briceo, contra la empresa INDUSTRIA LCTEA VENEZOLANA, C.A. (INDULAC), representada judicialmente por los abogados Mayorga Girn Cortz, Enrique Girn Cortz, Enrique Girn Hernndez, Anbal Mejas Zambrano y Rosibel Torres, y contra el SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA LCTEA DE LOS MUNICIPIOS COLN Y CATATUMBO DEL ESTADO ZULIA, sin representacin que conste en autos; el Juzgado Superior del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripcin Judicial del Estado Zulia, con sede en Maracaibo, conociendo en apelacin, dict sentencia definitiva en fecha 11 de abril de 2007, mediante la cual declar con lugar el recurso de apelacin interpuesto por la parte demandante, y en consecuencia, declar con lugar la demanda, que por motivo de nulidad de convenio y nulidad de actas transaccionales.

Contra la decisin emitida por la Alzada, la representacin judicial de la codemandada INDUSTRIA LCTEA VENEZOLANA, C.A. (INDULAC), anunci recurso de casacin, el cual, una vez admitido, fue remitido a esta Sala de Casacin Social.

 

Recibido el expediente, en fecha 16 de mayo de 2007, la representacin judicial de la recurrente, present por ante la Secretaria de esta Sala de Casacin Social escrito de formalizacin.

 

En fecha 10 de julio de 2007, se dio cuenta en Sala correspondindole la ponencia al Magistrado Omar Alfredo Mora Daz.

En fecha 28 de febrero de 2008, por auto de Sala, se orden fijar la celebracin de la audiencia oral y pblica para el da jueves tres (3) de abril del ao 2008, a las once de la maana (11:00 a.m.), todo en sujecin a lo regulado por el artculo 173 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo.

 

Celebrada la audiencia oral y habiendo esta Sala pronunciado su decisin de manera inmediata, pasa a reproducir la misma en la oportunidad que ordena el artculo 174 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, bajo las siguientes consideraciones:

 

RECURSO DE CASACIN

 

Por razones de orden prctico, esta Sala altera el estudio de las denuncias planteadas y pasa a resolver la segunda de ellas:

 

- I -

 

De conformidad con el ordinal 2 del artculo 168 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, delata la falta de aplicacin del pargrafo nico del artculo 3 de la Ley Orgnica del Trabajo, en concordancia con los artculos 10 y 11 del Reglamento de la misma Ley Sustantiva, y el artculo 1.718 del Cdigo Civil Venezolano.

 

Seala el formalizante, que la transaccin laboral adquiere fuerza de cosa juzgada siempre y cuando se celebre en los trminos establecidos en la Ley Orgnica del Trabajo.

 

En este sentido, se evidencia que las transacciones celebradas en el presente caso, fueron suscritas entre los actores y la demandada, y posteriormente homologadas por el Inspector del Trabajo del Estado Zulia, en fecha 6 de mayo de 1997, de manera que las transacciones laborales adquieren fuerza de cosa juzgada, siempre que se celebren de conformidad con los artculos denunciados, tal y como se realizaron en el caso objeto de estudio, por lo que la Alzada infringi por falta de aplicacin el artculo 3 de la Ley Orgnica del Trabajo, en concordancia con los artculos 10 y 11 del Reglamento de la misma Ley Sustantiva, y el artculo 1.718 del Cdigo Civil Venezolano.

 

Para decidir, la Sala observa:

 

Seala el artculo 3 de la Ley Orgnica del Trabajo que La irrenunciabilidad no excluye la posibilidad de conciliacin o transaccin siempre que se haga por escrito y contenga una relacin circunstanciada de los hechos que la motiven y de los derechos en ella comprendidos. La transaccin celebrada por ante el funcionario competente del trabajo tendr efecto de cosa juzgada.

 

De tal manera que, de conformidad con lo previsto en el artculo 3, antes transcrito, en concordancia con los artculos 10 y 11 de su Reglamento, cuando se lleva a cabo una transaccin laboral ante la autoridad competente del trabajo, es decir, Inspector del Trabajo, dicha transaccin tiene efecto de cosa juzgada, ya que al ser presentada ante l, ste verificar si la misma cumple o no con los requisitos para que sea homologada, y as tener validez y carcter de cosa juzgada.

 

As pues, constata la Sala, de las transacciones laborales celebradas entre los actores y la demandada, que las mismas comprenden derechos y beneficios laborales, los cuales, en virtud de la manifestacin de voluntad de las partes, se convino en transar y de esta manera extinguir la relacin existente, tales como indemnizacin de antigedad, prestaciones de auxilio de cesanta, intereses sobre prestaciones de auxilio de cesanta y de indemnizacin de antigedad, utilidades, vacaciones legales y contractuales, anuales y fraccionadas, bono vacacional, preaviso, salarios pendientes, subsidios por Decreto (Decreto 1240, 617 y 1824), ajuste saldo servicio de ahorro las cuales han sido homologadas, es decir, aprobadas y en consecuencia, declaradas vlidas por la autoridad competente, lo cual de conformidad con la Ley les da carcter de cosa juzgada.

 

En este sentido, ciertamente quien Juzga en Alzada incurri en el error aqu denunciado, lo cual hace procedente la delacin planteada. As se decide.

 

En consecuencia, declarada con lugar esta denuncia, considera la Sala innecesario el estudio de la denuncia restante, por lo que se declara con lugar el recurso de casacin anunciado por la parte demandada. As se decide.

 

Declarado con lugar el recurso de casacin interpuesto, de conformidad con lo previsto en el artculo 175 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo, la Sala desciende al fondo de las actas, y pasa a resolver el mrito de la controversia, en los siguientes trminos:

 

En la presente causa, solicitan los trabajadores demandantes la nulidad de las transacciones firmadas por cada uno de ellos con la codemandada empresa INDULAC, C.A., ante la Inspectora del Trabajo competente, y la nulidad de la transaccin celebrada entre el SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA LCTEA DE LOS MUNICIPIOS COLN Y CATATUMBO DEL ESTADO ZULIA y la empresa antes sealada.

 

El fundamento de la solicitud de nulidad de las transacciones celebradas se circunscribe, en que dicho Sindicato carece de mandato expreso para comprometer la estabilidad de los trabajadores y establecer la cuanta de sus beneficios laborales, as como que dichas transacciones haban sido celebradas por razn de vicios en el consentimiento.

 

Ante esta peticin, el Juzgado de Primera Instancia de Juicio, acertadamente declar inadmisible la accin de nulidad de transacciones ejercida por los demandantes, bajo las argumentaciones que de seguida se reproducen:

 

si bien es cierto los demandantes intentan la nulidad de la transaccin entre la patronal y el sindicato ya identificado, por carecer de mandato expreso para comprometer la estabilidad de los accionantes, y establecer la cuanta de los beneficios laborales que recibiran, y por otra parte, la nulidad de las transacciones en virtud de afirmar que stas se lograron mediante vicios del consentimiento, as como tambin violentarse el principio de irrenunciabilidad, y de igual manera esgrimen el hecho de que la patronal no cumpli con lo que le debieron cancelar a los accionantes, no es menos cierto que no se peticiona en forma alguna el pago de estos. En tal sentido, se aprecia que los conceptos que posiblemente pueda adeudarles la empresa, pueden ser solicitados mediante la accin idnea, como lo es: La accin de Pago de Diferencia de Prestaciones Sociales, y en ese proceso, pedir la nulidad o nulidades que a bien se tenga peticionar, de forma incidental o accesorio a lo principal, que sera el reclamo de derechos laborales, como puede ser conceptos laborales o bien el reenganche, por ejemplo, la accin de Diferencia de Prestaciones Sociales cubre todas las pretensiones pecuniarias que puedan corresponder a cada trabajador, en una demanda. Admitir una demanda que satisfaga una pretensin y luego admitir otras que se refieran a los mismos derechos, sera ilegal, inoficioso y contrario a la celeridad del proceso. Igualmente, en el presente caso, se ha debido reclamar conceptos laborales a la par de las nulidades demandadas, para as abrazar en una sola sentencia, la satisfaccin o no del derecho que se reclama.

Pero las cantidades de dinero, que puedan aspirar los trabajadores conseguir a partir de una declaratoria de nulidad pueden obtenerse, como se dijo anteriormente, mediante la accin de cancelacin de pago de prestaciones sociales, o bien por la accin de calificacin de despido si lo deseado era el reenganche y pago de salarios cados.

Es conveniente transcribir el artculo 16 del Cdigo de Procedimiento Civil, en l que hay una prohibicin legal de admitir demandas mero declarativas:

Artculo 16.- No es admisible la demanda de mera declaracin cuando el demandante puede obtener la satisfaccin completa de su inters mediante una accin diferente.

(Omissis)

Ahora bien, en la presente causa, como se ha venido sealando, es la va deDiferencia de Pago de conceptos laborales o Prestaciones Socialesla que los actores han debido intentar y no esta va Mero declarativa. En razn de los fundamentos antes sealados, toda vez que del anlisis de la presente causa se evidencia que los ciudadanos actores pueden satisfacer ntegramente sus intereses a travs del uso de otras vas distintas a la presente accin, es por lo que la ACCIN resulta INADMISIBLE.

 

De tal manera que, considera esta Sala ajustado a derecho lo decidido por quien sentencia en Primera Instancia, criterio que es reproducido en este fallo, y en consecuencia, se declara inadmisible la accin intentada por los trabajadores sealados en la narrativa de la presente decisin en contra de la empresa Industria Lctea Venezolana, C.A. (INDULAC), y el Sindicato de Trabajadores de la Industria Lctea de los Municipios Coln y Catatumbo. As se decide.

 

D E C I S I N

 

Por las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casacin Social, en nombre de la Repblica y por autoridad de la Ley declara CON LUGAR el recurso de casacin interpuesto por la parte demandada, contra la decisin proferida por el Juzgado Superior del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripcin Judicial del Estado Zulia, con sede en Maracaibo, en fecha 11 de abril de 2007, se declara INADMISIBLE la accin intentada por los demandantes en el presente caso.

 

No hay condenatoria en costas, dada la naturaleza de la presente decisin.

 

No firma la presente decisin la Magistrada Carmen Porras de Roa, por no haber estado presente en la audiencia oral por motivos justificados.

 

Publquese, regstrese y remtase el expediente a la Unidad de Recepcin y Distribucin de Documentos de la Circunscripcin Judicial arriba identificada, a los fines consiguientes. Particpese de esta remisin al Juzgado Superior de origen antes mencionado, todo de conformidad con el artculo 176 de la Ley Orgnica Procesal del Trabajo.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casacin Social, del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los diez (10) das del mes de abril de dos mil ocho. Aos: 197 de la Independencia y 149 de la Federacin.

 

El Presidente de la Sala y Ponente,

 

 

_____________________________

OMAR ALFREDO MORA DAZ

 

El Vicepresidente, Magistrado,

 

 

________________________ ______________________________

JUAN RAFAEL PERDOMO ALFONSO VALBUENA CORDERO

 

Magistrado, Magistrada,

 

 

________________________________ _________________________________

LUIS E. FRANCESCHI GUTIRREZ CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA

 

El Secretario,

 

 

_____________________________

JOS E. RODRGUEZ NOGUERA

 

R.C. N AA60-S-2007-001333

 

Nota: Publicada en su fecha a

 

 

 

 

 

 

El Secretario,