TRIBUNAL    SUPREMO   DE   JUSTICIA.    SALA   DE  CASACIÓN   SOCIAL.

Caracas, tres (3) de agosto del año 2011.  Años: 201° y 152°.

 

En el juicio de divorcio fundamentado en el artículo 185-A del Código Civil, interpuesto por los ciudadanos ROSALÍA PÉREZ ÁLVAREZ y FRANCO MIRELES LUIS ARNOLDO, asistidos judicialmente por la abogada en ejercicio Marcelina Carrasco; el Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación, Ejecución y Transición del Circuito Judicial de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, extensión Acarigua, en fecha 07 de enero del año 2011, se declaró incompetente para conocer la causa y declinó la competencia en el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes.

 

Remitidas las actuaciones, fueron recibidas en el Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, con sede en San Carlos, quien en fecha 10 de marzo del año 2011 solicitó la regulación de la competencia en la solicitud de divorcio interpuesta por los ciudadanos arriba mencionados, por considerarse incompetente territorialmente y acordó remitir el expediente a este Tribunal Supremo de Justicia, en atención al contenido del artículo 70 del Código de Procedimiento Civil.

 

Recibidas las actuaciones en esta Sala de Casación Social, se dio cuenta del asunto en fecha 31 de marzo del año 2011, y se designó ponente al Magistrado Alfonso Valbuena Cordero.

 

Siendo la oportunidad legal para decidir, pasa esta Sala a hacerlo, previa las siguientes consideraciones:

 

 

 

 

-I-

 

El Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación, Ejecución y Transición del Circuito Judicial de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, extensión Acarigua, en fecha 07 de enero del año 2011, se declaró incompetente bajo la siguiente argumentación:

 

Los ciudadanos identificados al inicio, debidamente asistidos por el abogado presentaron solicitud de divorcio, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 185-A del Código Civil Venezolano.

 

En su escrito libelar manifestaron que contrajeron matrimonio civil, en fecha 24 de Marzo de 1994, por ante el Prefecto de la Parroquia San Juan de Mata, Municipio Anzoátegui del Estado Cojedes.

 

Que fijaron su último domicilio conyugal en la dirección en que actualmente habita la cónyuge, antes anotada. (Omissis)

 

No obstante, de la partida de nacimiento de la adolescente involucrada se observa que, ambos solicitantes se encontraban domiciliados en el Estado Cojedes; amén que en el Acta de Matrimonio también se expresa, la referida entidad federal como domicilio de ambos; cuando en el escrito libelar manifestaron que el Municipio San Rafael de Onoto, del estado Portuguesa fue su único domicilio conyugal, lo que hace presumir a esta Juzgadora que el verdadero domicilio conyugal tuvo su asiento en el Estado Cojedes.

 

Ahora bien, y atendiendo a lo anterior señala el artículo 754 del Código de Procedimiento Civil, que será el último domicilio que hayan tenido de común acuerdo los cónyuges, lo que determinará la competencia territorial del Juez que conozca del divorcio en los siguientes términos: (Omissis).

 

Como se desprende de lo anterior, el Legislador estableció de manera indubitable que, es el último domicilio conyugal o residencia en común el que determina la competencia territorial del Juez en los procedimientos de divorcio; y revisado el escrito libelar, como se dijo, se observa que, en efecto, el único domicilio conyugal de los solicitantes, de acuerdo a los documentos públicos anexos a su solicitud, estaba fijado en el Estado Cojedes.

 

Ello así, esta Juzgadora considera procedente declarar su propia incompetencia en razón del territorio, y, en consecuencia, declinar la competencia en el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, y así se declara en la dispositiva.

 

Por todos los razonamientos antes expuestos y sus fundamentos, este Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación, Ejecución y Transición del Circuito Judicial de Protección del Niño, Niña y del Adolescente de la Circunscripción (sic) en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, SE DECLARA INCOMPETENTE EN RAZÓN DEL TERRITORIO para conocer de la presente Causa y, en consecuencia, DECLINA LA COMPETENCIA en el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Cojedes y así se declara…. (Cursivas y subrayado del Tribunal).

 

-II-

 

El Tribunal de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, con sede en la ciudad de San Carlos, en fecha 10 de marzo del año 2011, declaró su incompetencia para conocer el presente asunto en razón de la territorialidad, con la siguiente argumentación:

 

“Ahora bien, esta sentenciadora siendo la oportunidad legal para pronunciarse acerca de la competencia para conocer la presente solicitud, estima hacer las consideraciones siguientes:

 

Que cursa de los folios 02 al 06 la solicitud de Divorcio propuesta por los ciudadanos Luis Arnoldo Franco Mireles y Rosalía Pérez Álvarez, antes identificados, en la cual señalaron que en fecha 24 de Marzo de 1994, contrajeron matrimonio por ante la Prefectura de la Parroquia Juan de Mata Suárez, Municipio Anzoátegui, estado Cojedes, acta N° 8, Tomo I, Folio N° 12, de la misma fecha, según consta de la copia certificada del acta de matrimonio marcada con la letra “A”, cursante al folio 05 y vuelto del presente asunto.

 

Que los cónyugues fijaron como único domicilio conyugal la Avenida 03, Bolívar entre calles 03 y 04, edificio Cristian I, primer piso, apartamento 03 del Municipio San Rafael de Onoto del Estado Portuguesa.

 

Que de su unión procrearon una hija, según consta de la partida de nacimiento N° 78, año 1994, inserta en el Registro Civil de la Parroquia San Juan de Mata Suárez, Municipio Anzoátegui, estado Cojedes, consignada en copia certificada marcada con la letra “B”.

 

 

Respecto de la competencia la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, establece en los artículos 177 y 453 lo siguiente: (omissis).

 

Por su parte, el Código de Procedimiento Civil en el artículo 754 señala: (omissis).

 

En cuanto al domicilio conyugal, el Código Civil preceptúa:

 

Artículo 140-A: El domicilio conyugal será el lugar donde el marido y la mujer tengan establecida de mutuo acuerdo, su residencia. En caso de que (sic) cónyuges tuvieren residencia separada de hecho o en virtud de la autorización judicial prevista en el artículo 138, el domicilio conyugal será el lugar de la última residencia común.

 

Por ende, en el caso objeto de estudio se debe tener como premisa fundamental el aseguramiento del desarrollo integral de la adolescente de autos, así como el disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías, en virtud de que el interés superior de los niños, niñas y adolescentes es de obligatorio cumplimiento, es el principio rector de la interpretación y aplicación de la normativa especial que regula la materia, el cual se encuentra reconocido en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en los siguientes términos: (omissis).

 

En este sentido se comprende que, la idea principal de la competencia por el territorio es facilitar a las partes el acceso a los tribunales más próximos a su domicilio y garantizarle la tutela judicial efectiva de sus derechos, debido a que la cercanía al tribunal facilita la tramitación de las causas y reduce los gastos que de ello se genera, los cuales igualmente existen a pesar de la gratuidad de la justicia, especialmente consagrada en esta materia, porque siempre será necesario, por ejemplo trasladarse hasta la sede del órgano jurisdiccional.

 

Por consiguiente, en virtud de que los solicitantes ciudadanos Luis Arnoldo Franco Mireles y Rosalía Pérez Álvarez, dejaron expresamente claro que fijaron como único domicilio conyugal la Avenida 03, Bolívar entre calles 03 y 04, edificio Cristian I,  primer piso, apartamento 03, del Municipio San Rafael de Onoto del estado Portuguesa, es por lo que, forzosamente debe esta sentenciadora declararse incompetente para el conocimiento de la solicitud de Divorcio y en tal sentido, plantea el conflicto de competencia de acuerdo a las previsiones establecidas en el artículo 70 del Código de Procedimiento Civil, ordenando remitir la copia certificada de las actuaciones correspondientes a la Sala Social del Tribunal Supremo de Justicia, a los fines de requerirle la regulación de la competencia de conformidad con lo pautado en el artículo 31 numeral 4 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia y así se decide.

 

 

 

En mérito de lo precedentemente expuesto, este Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, se declara Incompetente por el territorio para conocer la presente solicitud por el motivo de Divorcio y en tal sentido, plantea el conflicto de competencia de acuerdo a las previsiones establecidas en el artículo 70 del Código de Procedimiento Civil, ordenando remitir la copia certificada de las actuaciones correspondientes a la Sala Social del Tribunal Supremo de Justicia a los fines de requerirle la regulación de la competencia de conformidad con lo pautado en el artículo 31 numeral 4 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

 

-III-

 

El presente caso constituye un conflicto de competencia negativo, es decir, cuando dos tribunales hacen manifestación de no conocer, lo que según el sistema del Código vigente, dan lugar al planteamiento de conflictos de competencia. Cuando los Tribunales que se dicen incompetentes no tienen un superior común, corresponde a este Tribunal Supremo de Justicia, la solución del conflicto, de conformidad con lo establecido en el artículo 71 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el artículo 31, numeral 4 de la Ley Orgánica de este alto Tribunal.

 

-IV-

 

Para decidir, se observa:

 

El presente conflicto negativo de competencia surge por el territorio entre los Tribunales arriba identificados, en virtud de una solicitud de divorcio fundamentada en el artículo 185-A del Código Civil, interpuesta por los ciudadanos Arnoldo Franco Mireles y Rosalía Pérez Álvarez, en el cual existen hijos menores de edad.

 

Ahora bien, el artículo 453 de la Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, expresa:

 

Competencia por el territorio:

 

El Tribunal de protección de Niños, Niñas y Adolescentes competente para los casos previstos en el artículo 177 de esta Ley es el de la residencia habitual del Niño, Niña o Adolescente para el momento de la presentación de la demanda o solicitud, excepto en los juicios de divorcio o nulidad de matrimonio en los cuales se aplicará la competencia por territorio establecida en la Ley.

 

Por su parte, el artículo 754 del Código de Procedimiento Civil, aplicable por remisión expresa del artículo 452 de la Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes  dispone:

 

“Es Juez competente para conocer de los juicios de divorcio y de separación de cuerpos el que ejerza la jurisdicción ordinaria en primera instancia, en el lugar del domicilio conyugal. Se entiende por domicilio el lugar donde los cónyuges ejercen sus derechos y cumplen con los deberes de su estado”.

 

De los artículos anteriormente transcritos, se desprende que el juez competente es el de la jurisdicción donde los cónyuges han establecido su domicilio. En el presente caso a los efectos de determinar la competencia en razón del territorio, es preciso establecer cuál es el domicilio conyugal para el momento en que se intentó la demanda de divorcio, lo cual quedó expresamente asentado en la solicitud de divorcio, al indicar textualmente “…una vez celebrado el Matrimonio fijamos nuestro Primer y Único domicilio Conyugal en el domicilio actual de la cónyuge, Avenida 03, Bolívar entre calles 03 y 04, Edificio Cristian I, Primer Piso, Apartamento 03 de la Población y Municipio San Rafael del Onoto estado Portuguesa...”. Por tanto, es evidente que es este último domicilio que establecieron los cónyuges hasta que se produjo su separación.

 

En atención a lo antes expuesto, y del contenido de las normas supra referidas, se concluye que el Juzgado competente para conocer del presente asunto es el Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación, Ejecución y Transición del Circuito Judicial de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, extensión Acarigua, en razón de que en dicha Circunscripción es el domicilio conyugal. Así se resuelve.

DECISIÓN

 

En mérito de las precedentes consideraciones, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara COMPETENTE para conocer del presente juicio al Tribunal Primero de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación, Ejecución y Transición del Circuito Judicial de Protección del Niño, Niña y Adolescente de la Circunscripción Judicial del estado Portuguesa, extensión Acarigua.

 

Publíquese, regístrese y remítase directamente el expediente al Tribunal declarado competente y particípese de esta decisión al Tribunal de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, con sede en la ciudad de San Carlos.

 

El Presidente de la Sala,

 

____________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

 

 

El Vicepresidente,                                                                       Magistrado,

 

_______________________________                           ________________________

LUIS E. FRANCESCHI GUTIÉRREZ                           JUAN RAFAEL PERDOMO

 

 

Magistrado Ponente,                                                                   Magistrada,

 

______________________________          _________________________________

ALFONSO VALBUENA CORDERO        CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA

 

 

El Secretario,

 

___________________________

MARCOS ENRIQUE PAREDES

 

 

R.d.C Nº AA60-S-2011-000404

Nota: Publicada en su fecha a las

El Secretario,