AVOCAMIENTO

 

Ponencia del Magistrado ALFONSO VALBUENA CORDERO.

 

Mediante escrito presentado el 04 de noviembre del año 2009, ante la Secretaría de la Sala de Casación Social de este Tribunal Supremo de Justicia, el ciudadano ALEJANDRO ANGULO FONTIVEROS, representado judicialmente por el abogado José Tulene Quintero, solicitó el avocamiento de esta Sala del juicio sobre régimen de convivencia familiar de su mejor hija I.A.F, que cursa por ante la Sala de Juicio Nº 02 del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y Nacional de Adopción Internacional.

 

En fecha 05 de noviembre del año 2009, se dio cuenta en Sala y se designó ponente al magistrado que con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

En fecha 04 de febrero del año 2010, el Magistrado Juan Rafael Perdomo, manifestó tener motivos de inhibición para conocer del presente asunto.

 

Declarada con lugar la inhibición del Magistrado Juan Rafael Perdomo, se procedió a convocar al suplente o conjuez respectivo, a los fines de constituir la Sala accidental.

 

Manifestada la aceptación del respectivo suplente para integrar la Sala accidental, la misma quedó constituida en fecha 09 de marzo del año 2010 de la siguiente manera: Magistrados OMAR MORA DÍAZ y ALFONSO VALBUENA CORDERO, Presidente y Vicepresidente respectivamente, LUIS EDUARDO FRANCESCHI GUTIÉRREZ, CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA y el quinto suplente MEDARDO ANTONIO PÁEZ. Se designó Secretario al Dr. José E. Rodríguez Noguera. En ese mismo acto, la Sala accidental decidió que el Magistrado Alfonso Valbuena Cordero conservara la ponencia inicial

 

Siendo la oportunidad para decidir, lo hace este alto Tribunal previa las siguientes consideraciones:

 

DE LA COMPETENCIA

 

El caso que nos ocupa, se trata de una solicitud interpuesta por el ciudadano Alejandro Angulo Fontiveros, para que este alto Tribunal se avoque al conocimiento del juicio sobre régimen de convivencia familiar de su menor hija, que cursa ante los Tribunales de Protección, lo que a criterio de esta Sala es una acción cuyo objeto está relacionado de manera directa con la tutela de los derechos e intereses de la niña involucrada en autos y evidentemente se identifica con la materia cuyo conocimiento corresponde a esta Sala, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 266 numeral 9° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el artículo 262 eiusdem.

 

De manera que, en atención a lo antes expuesto, y en virtud de las normas antes referidas, esta Sala de Casación Social declara su competencia para conocer y decidir la presente solicitud de avocamiento. Así se declara.

 

ÚNICO

 

Expone el solicitante en su escrito lo siguiente:

 

Que en fecha 13 de junio del año 2008, las partes manifestaron un acuerdo de Régimen de Convivencia Familiar, siendo el mismo homologado por la Juez Profesional N° 1 del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda en fecha 16 del mismo mes y año.

 

Que la madre de la menor involucrada solicita la restricción del régimen de convivencia familiar que había sido otorgado al padre de la menor, por ante el Juzgado Segundo del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana de Caracas y, que posteriormente, el Juzgado Noveno del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la misma Circunscripción Judicial, modificó dicho régimen de convivencia familiar acordado por los padres.

 

Que contra dicha decisión de la Juez Noveno del Tribunal de Protección Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, el padre intentó amparo constitucional, el cual fue declarado con lugar por la Corte Primera Superior del mismo Circuito Judicial; una vez devuelto el expediente, conoció del mismo el Juzgado Segundo -luego de la inhibición de la Juez Unipersonal del Juzgado Noveno de la misma Circunscripción Judicial-, quien en acatamiento de la decisión dictada por la Corte Primera Superior “(…) procedió a librar oficios al equipo multidisciplinario a fin de que realizaran los informes técnicos pertinentes (…) y se ordenó aperturar cuaderno separado a fin de emitir pronunciamiento en relación a las medidas solicitadas (…).”

 

Que recusó a la Juez Unipersonal de la Sala de Juicio Nº 02 del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas Dra. Rosa Yajaira Caraballo, con fundamento en que la referida Juez demuestra manifiesta inclinación del ánimo o parcialidad hacia la contraparte, al reunirse con la madre de la niña sin la presencia del padre; recusación ésta declarada sin lugar mediante sentencia de fecha 02 de noviembre del año 2009, por la Corte Superior Primera del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y Nacional de Adopción Internacional de conformidad con el artículo 470 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente.

 

Que el expediente 09-11204, contiene denuncia por él mismo formulada contra la madre de la niña, por violación a la crianza compartida, al llevarla a consultas psicológicas, sin la debida autorización y contra la voluntad de su progenitor.

 

Que la ciudadana Sheila Yanira Fonseca Rivas, madre de su niña, incurre en desacato a la autoridad judicial al incumplir decisión que homologó el acuerdo de régimen de convivencia familiar, basado en los artículos 270 de la ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y 31  de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales.

 

Que la Juez Profesional N° 01 del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, se declaró incompetente por el territorio para ejecutar el acuerdo homologado en ese mismo Tribunal. Asimismo señala que Corte Primera Superior del mismo Circuito Judicial se declaró igualmente incompetente para ejecutar mandamiento de amparo constitucional -que ordenó cumplir acuerdo homologado-, con fundamento en que dicha competencia le corresponde al Juzgado de Primera Instancia.

 

Que el 28 de octubre del año 2009 el Juzgado Décimo del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente, negó medida cautelar solicitada por la madre de la niña.

 

Por otro lado, en fecha 11 de noviembre del año 2009, el padre de la niña presenta ante la secretaría de esta Sala de Casación Social, escrito de ampliación de la solicitud de avocamiento, en el cual señala la violación de los “criterios de especialidad y cronológicos que rigen para resolver los conflictos internormativos” en la cual, a su decir, incurrió la Corte Primera Superior del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y Adopción Internacional al declarar sin lugar la recusación de la Juez Unipersonal del Tribunal II de la misma Circunscripción Judicial.

 

FASES DEL AVOCAMIENTO

 

En sintonía con la sentencia N° 01216, de fecha 08 de octubre del año 2002, emanada de la Sala Político Administrativa y la cual esta Sala acoge como suya, se ratifica que el procedimiento del avocamiento se desarrolla en dos etapas: la primera, que consiste en la solicitud de remisión del expediente que curse ante otros tribunales, lo cual implica la orden de paralizar cualquier actuación en el tribunal en el cual reposa el o los expedientes, impidiéndosele así, tanto al juez como a las partes cualquier tipo de actuación. La segunda etapa consiste en la avocación propiamente dicha, es decir, avocarse al conocimiento del asunto, cuando así la Sala competente lo juzgue pertinente. Esta última decisión puede tener implícita la nulidad de algún acto procesal, cuando se hubiere dejado de llenar un requisito esencial a su validez, y, como consecuencia natural, la reposición de la causa al estado que la sentencia de avocamiento ordene.

 

Una vez revisado las actas que conforman la presente solicitud de avocamiento, esta Sala resuelve que están dadas las condiciones para que se materialice la primera parte de este procedimiento. Por lo tanto, este supremo Tribunal estima necesario el envío a esta Sala de Casación Social del expediente signado con el N° 2009-000908 según nomenclatura de la Corte Superior Primera del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y Adopción Internacional, así como el expediente del asunto principal N° 2009-010064 contentivo de la demanda de Régimen de Convivencia Familiar, ante la Sala de Juicio N° II del mismo Circuito y Circunscripción Judicial, a los fines de formar criterio sobre los siguientes hechos:

 

a) Si efectivamente se ha producido una alteración al orden procesal que constituya un obstáculo a la tutela judicial efectiva.

 

b) Si evidentemente se ha producido un desorden procesal en la causa en cuestión.

 

c) Si ciertamente se han violado garantías esenciales.

 

En este sentido, esta Sala declara que los hechos expuestos por el abogado José Tulene Quintero, en representación del ciudadano Alejandro Angulo Fontiveros, son razones valederas para que se proceda al examen del expediente relacionado con el procedimiento sobre Régimen de Convivencia Familiar, a los fines de determinar si es procedente o no la solicitud de avocamiento.

 

DECISIÓN

 

Por lo anteriormente expuesto, esta Sala de Casación Social procede a SOLICITAR el expediente signado con el N° 2009-000908 según numeración de la Corte Superior Primera del Circuito Judicial del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y Adopción Internacional y el expediente del asunto principal N° 2009-010064, según numeración de la Sala de Juicio N° II del mismo Circuito y Circunscripción Judicial.

 

Se advierte a los Tribunales anteriormente mencionados, que deberán de abstenerse de realizar actuación alguna en los expedientes señalados en este fallo.

 

Asimismo, se concede cuarenta y ocho (48) horas computadas a partir de la notificación del presente fallo, para que el expediente solicitado sea remitido a esta Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia.

 

Publíquese y regístrese. Agréguese al expediente. Cúmplase lo ordenado.

 

Dada, firmada y sellada en la sala de Despacho de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas a los once (11) días del mes de marzo del año 2010. Años 199° de la Independencia y 151º de la Federación.

 

El Presidente de la Sala,

 

____________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

 

 

El Vicepresidente y Ponente,                                                   Magistrado,

 

_______________________________         _______________________________

ALFONSO VALBUENA CORDERO         LUIS E. FRANCESCHI GUTIÉRREZ

 

 

Magistrada,                                                                      Magistrado Suplente,

 

__________________________________     ________________________________

CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROA              MEDARDO ANTONIO PÁEZ

 

 

El Secretario,

 

_____________________________

JOSÉ E. RODRÍGUEZ NOGUERA

 

 

R.A. Nº AA60-S-2009-001407

Nota: Publicada en su fecha a las

El Secretario