SALA DE CASACIÓN SOCIAL

Ponencia del Magistrado Doctor JUAN RAFAEL PERDOMO

 

En el juicio de cobro de prestaciones sociales y otros beneficios derivados de la relación de trabajo seguido por la ciudadana MARÍA CAYETANA RODRÍGUEZ, representada por el abogado Federico Argüello, contra la empresa INDUSERVI, C.A., representada por los abogados Josefa Real Hernández y José Khawam K., por ante el Juzgado de Primera Instancia del Tránsito y del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, la parte demandada intentó una demanda de reconvención o mutua petición contra la ex-trabajadora demandante.

 

El Juzgado Superior Accidental en lo Civil, Mercantil, del Tránsito, del Trabajo y de Menores de la misma Circunscripción Judicial, conociendo en apelación, dictó sentencia en fecha 24 de septiembre de 2001, declarando inadmisible la reconvención propuesta y sin lugar la apelación de la parte demandada reconviniente, ratificando la sentencia apelada.

 

Recibido en la Sala el expediente de la causa, se dio cuenta del mismo el 7 de noviembre de 2001, designándose como ponente al Magistrado Doctor Juan Rafael Perdomo.

 

Mediante escrito de fecha 1 de noviembre, la apoderado de la demandada reconviniente formalizó el recurso de casación oportunamente anunciado. Hubo contestación a la formalización. No hubo réplica

 

Cumplidos los trámites de sustanciación y siendo esta la oportunidad para decidir, lo hace la Sala bajo la ponencia del Magistrado que con tal carácter suscribe el presente fallo, en los términos siguientes:

 

- I -

SÍNTESIS DE LA SENTENCIA

 

La sentencia recurrida fundamentó su dispositivo en las siguientes razones:

 

“En el caso sub iudice se observa que en juicio por cobro de prestaciones sociales, de eminente naturaleza laboral, sometida dicha acción a un especialísimo procedimiento consagrado en la Ley Orgánica de Tribunales y de Procedimiento del Trabajo se reconviene a la actora -MARÍA CAYETANA RODRÍGUEZ-, por parte de los representantes judiciales de la demandada INDUSERVI, C.A., con fundamento en los artículos 1.185 y 1.196 del Código Civil, acción ésta ejercida mediante mutua petición que es de naturaleza esencialmente civil y por ende  sometida en cuanto a su trámite al procedimiento ordinario, siendo en consecuencia incompatibles dichos procedimientos y diferentes también la naturaleza de la reconvención con la de la acción laboral  en principio instaurada en este caso; habida cuenta que la incompetencia ratione materiae es de orden público, sería nulo un procedimiento en que interviniese un funcionario que carezca de esa competencia para conocer de él; ocurriendo que en el caso en especie el Juez de la causa tiene atribuida la competencia laboral y de Tránsito de manera exclusiva, no teniendo atribuida la competencia en materia civil, es forzoso concluir  que la reconvención propuesta, conteniendo una acción de daños y perjuicios, de naturaleza esencialmente civil, es inadmisible como acertadamente lo decidió el a quo mediante auto de fecha 17 de diciembre de 1999. Así se declara”.

 

- II -

 CUESTIÓN DE PREVIO PRONUNCIAMIENTO

 

Es la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia el órgano jurisdiccional llamado por la ley para conocer del recurso de casación en los casos que la Constitución y la ley así lo contemplan, y tiene por ello, también, como órgano superior en la esfera de su competencia, la facultad de pronunciarse sobre la admisibilidad o inadmisibilidad del recurso de casación que fuera admitido por los tribunales de mérito, cuando a su juicio, dicha admisión fuera hecha en contravención a las normas procesales que rigen.

 

Así, en el caso de especie, se ha admitido por el Juzgado Superior que conoció por apelación, un recurso de casación contra una sentencia que, dictada en un juicio de cobro de prestaciones sociales y otros conceptos derivados de la relación de trabajo, negó la admisibilidad de la reconvención propuesta.

 

Observa la Sala que el ordenamiento procesal venezolano y la doctrina vigente consideran que la negativa de la admisión de la reconvención no constituye otra cosa que una decisión sobre un punto de procedimiento, relativo a la imposibilidad de la acumulación de la demanda reconvencional con la demanda principal, la Sala concluye que en los casos de reconvención, no se trata de dos juicios, sino de uno sólo, con dos pretensiones acumuladas, por razón de conexión específica.

 

En efecto, el Doctor Arístides Rengel-Romberg, en su obra : “Tratado de Derecho Procesal Civil” expresa:  

 

“La facultad del Juez para obrar de oficio en este caso, puede ejercerla de plano, dentro de los tres días  siguientes al vencimiento del lapso de emplazamiento. La no admisión de la reconvención, de plano y de oficio por el Juez, constituye una providencia interlocutoria que produce gravamen irreparable al reconviniente  en el proceso, pero que no pone fin al juicio, sino que resuelve un punto de procedimiento relativo a la imposibilidad de la acumulación de la demanda reconvencional con la demanda principal, y no se pronuncia sobre el mérito de la reconvención, por lo que tiene apelación en un sólo efecto devolutivo, conforme a la regla del Art. 291 C.P.C., y no tiene casación inmediata conforme a la regla del artículo 312 C.P.C.  (Cursiva de la Sala).

 

“La admisión de la reconvención, por encontrar el Juez que  “ha lugar en derecho”, sólo tiene efecto preclusivo de la facultad oficiosa del Juez, pero no produce cosa juzgada para la parte, la cual tiene la facultad de alegar la inadmisibilidad de la reconvención en el acto de contestación  de ésta (Arts. 367 y 368 C.P.C.)”.

 

Interpreta la Sala que la reconvención es en el ordenamiento procesal vigente, según el artículo 361 del Código de Procedimiento Civil, una defensa que debe el demandado oponer en la contestación  de la demanda, con la característica de ser uno de los casos de conexión específica, esto es, reputada así por la propia ley, al contrario de la genérica del artículo 52 del Código Procesal, no otro juicio acumulado y, por ende, la sentencia que declara inadmisible, es una interlocutoria que, en vez de terminar el juicio el único que existe, mas bien ordena su continuación, y la pretensión reconvencional puede ser objeto de otro juicio.

 

Entonces, la sentencia que declara inadmisible la reconvención es una interlocutoria que no pone fin al juicio donde primariamente se intentó, y no tiene casación por no causar gravamen.

 

Por las razones antes expuestas, la Sala declara inadmisible el presente recurso de casación.

 

DECISIÓN

 

Por las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, declara INADMISIBLE el recurso de casación ejercido contra la sentencia de fecha 24 de septiembre de 2001, dictada por el Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, del Tránsito, del Trabajo y de Menores de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui.

 

                        Publíquese, regístrese. Remítase directamente este expediente al Tribunal de la causa, o sea, al Juzgado de Primera Instancia del Tránsito y del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui. Particípese de esta remisión al Juzgado Superior de origen ya mencionado; todo de conformidad con el artículo 326 del Código de Procedimiento Civil.

 

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los   siete  (07) días del mes de marzo de dos mil dos. Años: 191° de la Independencia y 143° de la Federación.

 

El Presidente de la Sala,

 

 

_________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

 

El Vicepresidente y Ponente,

 

 

______________________

JUAN RAFAEL PERDOMO

 

                                                                                                         

Magistrado,

 

 

_____________________

 ALFONSO VALBUENA C.

 

La Secretaria,

 

 

_________________________

BIRMA I. TREJO DE ROMERO

 

R.C. N° 2001-000700