SALA DE CASACIÓN SOCIAL

Caracas,  19   de   septiembre   de  2.001.   Años:  191º y 142º.

 

               En el procedimiento por solicitud de fijación de régimen de visitas presentado por la Fiscal Novena de Protección del Niño y del Adolescente y la Familia del Ministerio Público, actuando en representación de la ciudadana BELKIS AURORA CONTRERAS CONTRERAS en su condición de madre del adolescente JORGE ALEJANDRO CERMEÑO CONTRERAS, también representado por el abogado Luis Cermeño Contreras,  contra los ciudadanos ZOBEIDA ZAMBRANO y FRANCISCO CERMEÑO ZAMBRANO, representados judicialmente por los abogados Reina Lacruz y Edgar Quintero Romero, el Juzgado Superior Primero en lo Civil, Mercantil, del Tránsito, del Trabajo de Menores y Amparo Constitucional de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida, conociendo en apelación, dictó sentencia en fecha 25 de mayo de 2001, en la cual declaró “Con Lugar el derecho a visitas interpuesto por el adolescente”, confirmando la decisión de Primera Instancia.

 

               Contra la mencionada decisión del Juzgado Superior, la representación judicial de la parte demandada anunció oportunamente recurso de casación, el cual fue negado mediante auto de fecha 14 de junio de 2001, pues, “el artículo 490 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente contempla las sentencias que son recurribles en casación, no estando incluidas las decisiones  que se refieren a régimen de visitas” (vide: folio 98).   

 

Contra dicho auto, la parte demandada en fecha 22 de junio de 2001, interpuso recurso de hecho, por lo cual fueron remitidas las actuaciones a esta Sala de Casación Social.

              

               Recibido el expediente, se dio cuenta en Sala en fecha 26 de julio de 2001, designándose ponente al Magistrado quien con tal carácter suscribe el presente fallo.

 

               Siendo la oportunidad procesal, pasa esta Sala a decidir el presente recurso de hecho, en los siguientes términos:

 

Ú N I C O

 

De un estudio de las actas procesales que conforman el expediente, se evidencia que el presente procedimiento corresponde al establecimiento de un régimen de visitas a favor  del adolescente JORGE ALEJANDRO CERMEÑO CONTRERAS, en relación con su padre el ciudadano GELACIO CERMEÑO TAPIA.

 

Es por ello que debemos señalar el criterio sentado por esta Sala de Casación Social, en fecha 24 de mayo de 2000, al expresar:

 

“La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, enumera taxativamente las decisiones que en materia de familia y menores, pueden revisarse mediante el recurso extraordinario de casación.

Así, el artículo 490 de dicha Ley señala expresamente, las sentencias contra las cuales se puede proponer el recurso de casación:

“El recurso de casación puede proponerse contra las sentencias que la Corte Superior del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente dicte en materia de estado civil de las personas, y en asuntos patrimoniales y laborales en aquellos casos en los cuales dicho recurso proceda, conforme a la ley respectiva.”

La norma legal anteriormente citada, prevé que se podrá proponer recurso de casación contra las decisiones que se dicten en relación con el estado civil de las personas, así como en los asuntos patrimoniales y del trabajo. Sobre este último, el Parágrafo Segundo del artículo 177 eiusdem, establece que las materias relacionadas con los asuntos patrimoniales y laborales; son “…a) administración de los bienes y representación de los hijos; b) conflictos laborales; c) demandas contra niños y adolescentes; d) cualquier otro afín a esta naturaleza que deba resolverse judicialmente.”

Asimismo, el artículo 509 de la citada Ley, establece que los decretos que acuerden o nieguen la adopción, tienen recurso de casación.

Por otra parte, y si bien no es materia de esta Sala sino de la Sala de Casación Penal, es conveniente agregar que la referida Ley en el Título V, relativo al Sistema Penal de Responsabilidad del Adolescente, Capítulo II Sección Quinta, artículo 610, le otorga recurso de casación a:

“Se admite recurso de casación únicamente contra las sentencias del Tribunal Superior que:

a) pronuncien la condena, siempre que la sanción impuesta sea privación de libertad;

b) pronuncien la absolución, siempre que el Tribunal de Juicio hubiese condenado por alguno de los hechos punibles para los cuales es admisible la sanción de privación de libertad.

En el primer caso, sólo podrán recurrir el imputado y su defensor, y en el segundo el Fiscal del Ministerio Público.”

En virtud de las disposiciones legales anteriormente citadas previstas en la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, las cuales expresamente limitan las materias contra las que puede proponerse el recurso extraordinario de casación, y no incluyen las sentencias que se dicten en relación con el régimen de visitas, esta Sala, considera que la decisión examinada no tiene recurso de casación y, en consecuencia, el recurso de hecho interpuesto es improcedente, y así se declara”.

 

 

Ahora bien, por cuanto la sentencia recurrida en casación es la dictada dentro de un procedimiento de régimen de visitas, el cual, de conformidad con la doctrina señalada supra, no tiene acceso al extraordinario recurso de casación, resulta improcedente el presente recurso de hecho interpuesto por la parte demandada. Así se declara.

 

 

D E C I S I Ó N

 

               En fuerza de las consideraciones expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara SIN LUGAR el recurso de hecho propuesto contra el auto de fecha 14 de junio de 2001, dictada por el Juzgado Superior Primero en lo Civil, Mercantil, del Tránsito, del Trabajo, de Menores y Amparo Constitucional de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida, denegatorio, a su vez, del recurso de casación anunciado contra la sentencia de fecha 25 de mayo de 2001, emanada del referido Tribunal Superior.

 

               De conformidad con lo establecido en el artículo 274 del Código de Procedimiento Civil, se condena en costas al recurrente.

 

               Publíquese, regístrese y remítase el expediente directamente al Tribunal de la causa, o sea, al Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida con sede en la ciudad de Mérida, Sala de Juicio N° 2. Particípese de esta remisión al Tribunal Superior de origen, ya identificado, todo de conformidad con el artículo 316 del Código de Procedimiento Civil.

 

Presidente de la Sala y Ponente,

 

____________________________

OMAR ALFREDO MORA DÍAZ

 

 

Vicepresidente,

 

______________________

JUAN RAFAEL PERDONO            

                                                             Magistrado,

                                                                             ____________________________

                  ALFONSO VALBUENA CORDERO

 

 

La Secretaria,

 

_________________________

BIRMA I. TREJO DE ROMERO

 

 

 

 

 

R.H. N° AA60-S-2001-000462