MAGISTRADO PONENTE: LUIS ALFREDO SUCRE CUBA

EXPEDIENTE N° AA70-E-2007-000060

            El 27 de julio de 2007, los ciudadanos JOSÉ GREGORIO PÉREZ HERRERA, VLADIMIR SUÁREZ, YRMA FLOR PINTO y LUIS FELIPE SUÁREZ MARTÍNEZ, venezolanos, mayores de edad, titulares de las cédulas de identidad números 6.081.852, 6.280.462, 3.364.999 y 16.380.723, respectivamente, actuando con el carácter de “…Presidente, Secretario General Nacional, Secretaria de Actas, Correspondencia, Prensa y Propaganda y Secretario de Seguridad Social e Industrial, Educación, Cultura y Deporte del Sindicato Nacional Autónomo y Social de Obreros y Trabajadores en General de la Industria de la Construcción y Afines (S.I.N.A.S.O.I.C.A)…” en su orden, asistidos por la abogada Doris Zabaleta, inscrita en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número 31.452; interpusieron recurso contencioso electoral contra la Resolución signada con el número 070503-0413 del 3 de mayo de 2007, publicada en Gaceta Electoral número 380 del 10 de julio de 2007, mediante la cual el Consejo Nacional Electoral declaró sin lugar el recurso jerárquico presentado contra las actuaciones de la Comisión Electoral Sindical. Asimismo, impugnaron la elección de la Comisión Electoral Sindical celebrada el 11 de julio de 2006 y el proceso electoral cuyo acto de votación se realizó el 18 de abril de 2007.

 

            El 31 de julio de 2007, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala acordó solicitar a la Presidenta del Consejo Nacional Electoral los antecedentes administrativos y el informe sobre los aspectos de hecho y de derecho relacionados con el presente recurso, de conformidad con lo establecido en el artículo 243 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política.

 

            El 18 de septiembre de 2007, el abogado David Matheus Brito, actuando con el carácter de apoderado judicial del Consejo Nacional Electoral, consignó los antecedentes administrativos y el informe sobre los aspectos de hecho y de derecho a que se refiere el artículo 243 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política.

 

            El 3 de octubre de 2007, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala dictó auto mediante el cual admitió el referido recurso y ordenó emplazar a todos los interesados mediante cartel que debía publicarse en el diario “Últimas Noticias”. Asimismo, ordenó notificar a los recurrentes, al Ministerio Público y al Consejo Nacional Electoral, respecto a la admisión del recurso.

           

            El 17 de octubre de 2007, los recurrentes consignaron el cartel de notificación debidamente publicado en el diario “Últimas Noticias”.

 

            El 1° de noviembre de 2007, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala dictó auto mediante el cual abrió la causa a pruebas, por un lapso de cinco (5) días de despacho, de conformidad con lo establecido en el artículo 245 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política.

           

            El 6 de noviembre de 2007, los recurrentes consignaron su escrito de promoción de pruebas.

 

            El 8 de noviembre de 2007, los ciudadanos Reinaldo Dorante, Luis Prieto, Alberto Aguilera y Laura Rodríguez, titulares de las cédulas de identidad números 9.999.776, 7.998.053, 16.857.089 y 16.875.246, respectivamente, aduciendo actuar con el carácter de miembros de la Comisión Electoral Nacional del Sindicato Nacional Autónomo y Social de Obreros y Trabajadores en General de la Industria de la Construcción y Afines (S.I.N.A.S.O.I.C.A), consignaron escrito mediante el cual pretenden intervenir en la presente causa como terceros opositores al recurso.

 

            El 12 de noviembre de 2007, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala dictó auto mediante el cual fijó para ese mismo día la oportunidad para que las partes se opusieran a la admisión de las pruebas promovidas por la parte contraria, de conformidad con el artículo 397 del Código de Procedimiento Civil y el criterio jurisprudencial contenido en la sentencia de esta Sala número 99 del 6 de agosto de 2001.  

 

            El 13 de noviembre de 2007, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala dictó auto mediante el cual admitió las pruebas promovidas por los recurrentes. Igualmente, admitió las pruebas que promovieron los terceros opositores al recurso, sin antes pronunciarse sobre la admisión de la intervención de estos en la presente causa.

 

            El 5 de marzo de 2008, las partes consignaron su escrito de conclusiones.

 

            El 6 de marzo de 2008, se designó ponente al Magistrado LUIS ALFREDO SUCRE CUBA, para que dictara sentencia definitiva en la presente causa, de conformidad con lo establecido en el artículo 246 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política.

 

            El 8 de abril de 2008, el Juzgado de Sustanciación dictó auto mediante el cual difirió el lapso para dictar sentencia por un plazo de siete (7) días de despacho siguientes, de conformidad con lo establecido en el artículo 251 del Código de Procedimiento Civil.

 

            El 21 de mayo de 2008, la Sala Electoral dictó sentencia mediante la cual ordenó a la Dirección de Inspectoría Nacional y Asuntos Colectivos del Trabajo del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, informar dentro de un lapso de tres (3) días de despacho siguientes, sí el ciudadano Máximo Alexis Martínez era afiliado al Sindicato Nacional Autónomo y Social de Obreros y Trabajadores en General de la Industria de la Construcción y Afines (S.I.N.A.S.O.I.C.A) y, en caso afirmativo, indicara la fecha de su inscripción como afiliado.

           

            El 3 de junio de 2008, el Juzgado de Sustanciación dejó constancia de haber recibido oficio número 2008-0475 del 28 de mayo de este año, emanado de la Dirección de Inspectoría Nacional y Asuntos Colectivos del Trabajo del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, mediante el cual éste informó que una vez revisado el expediente administrativo del referido Sindicato que cursa en sus archivos bajo el número 082-2002-02-00009, no encontró constancia alguna de afiliación del ciudadano Máximo Alexis Martínez, devolviéndose el expediente al Magistrado Ponente Dr. LUIS ALFREDO SUCRE CUBA, a los fines de la decisión correspondiente.

 

            Siendo esta la oportunidad para decidir el mérito del presente asunto, esta Sala Electoral pasa a hacerlo, previas las siguientes consideraciones:         

 

I

FUNDAMENTOS DEL RECURSO

 

Adujeron los recurrentes, que el 25 de enero de 2007 presentaron ante el Consejo Nacional Electoral “recurso de impugnación” contra las actuaciones realizadas por la Comisión Electoral Sindical, por “no garantizar a los afiliados los principios de imparcialidad, transparencia, eficiencia, confiabilidad, igualdad y publicidad en el proceso electoral”.

 

 Que el Consejo Nacional Electoral, mediante Resolución número 070503-0413 del 3 de mayo de 2007, publicada en Gaceta Electoral número 380 del 10 de julio de 2007, declaró sin lugar la referida impugnación.

 

Que para declarar sin lugar la impugnación planteada por los recurrentes, el Consejo Nacional Electoral incurrió en los vicios de “ausencia de causa o causa falsa, inmotivación, ilegalidad, incongruencia, infracción de Ley, falta de aplicación, falso supuesto, derivadas (Sic) de una inadecuada apreciación e interpretación del Derecho”.

 

Que dicha decisión “… está basada sobre hechos totalmente falsos de toda falsedad y violatorios del debido proceso, así como del derecho a la defensa que nos asiste como miembros fundadores y afiliados de S.I.N.A.S.O.I.C.A., por las siguientes consideraciones que de seguida esbozamos:

1. En lo que respecta a la motivación para decidir, el máximo Organismo Electoral estableció que los únicos hechos respecto a los cuales recaía la impugnación planteada,  consistían en la sustitución del cargo de Presidente de la Comisión Electoral Sindical (…), así como en la falta de legitimidad del ciudadano MÁXIMO ALEXIS MARTÍNEZ, Presidente del citado Organismo (…) por no estar este afiliado al referido Sindicato.

Alegatos estos totalmente falsos, discordantes y fuera de toda realidad, ya que además de ello alegamos todos y cada uno de los errores y omisiones realizadas por la Comisión Electoral, los cuales no fueron tomados en cuenta por el Consejo Supremo Electoral al momento de producir su decisión. Pero lo más grave de todo ello que al momento de valorar todas y cada una de las pruebas por nosotros promovidas en el referido Procedimiento Administrativo, el máximo organismo electoral (…) [señaló] que dicho medio probatorio [listado de asistencia a la Asamblea de Afiliados] carece de prueba…”.

 

            Que entre las pruebas aportadas al expediente administrativo se encontraba “… una lista de todos los miembros afiliados al Sindicato (…) con lo cual se comprueba que indudablemente que el mencionado ciudadano [Máximo Alexis Martínez] no es miembro del referido Sindicato…”. Razón por la cual consideran que el ente rector del Poder Electoral debió atenerse “… a todo lo alegado y probado en autos…” y, al no hacerlo, violó “…el Principio de Comunidad de la Prueba…”.  

 

            Que cuatro (4) de los cinco (5) miembros principales de la Comisión Electoral Sindical decidieron sustituir del cargo de Presidente, al ciudadano Máximo Alexis Martínez.

 

            Que dicha sustitución se produjo “… por cuanto el mencionado ciudadano [Máximo Alexis Martínez] venía realizando constantes ajustes y modificaciones al cronograma electoral, de igual manera no efectuaba las correcciones a tiempo, indicadas por el Consejo Nacional Electoral a las Actas presentadas, y para dicha fecha [14 de octubre de 2006] el cronograma electoral había sido modificado en Cuatro (4) oportunidades diferentes…”. (Sic).

 

            De allí que consideran que la Resolución impugnada está viciada de incongruencia negativa, ya que no se pronunció sobre el alegato referido a la existencia de dos (2) Comisiones Electorales Sindicales, el cual constituye un hecho que a su juicio violó los principios de imparcialidad, transparencia, eficiencia y confiabilidad que deben regir todo proceso electoral.

 

            Además de ello, arguyeron que la Resolución impugnada está plagada de vicios e irregularidades procesales que acarrean su anulabilidad, ya que la misma violó los derechos al debido proceso y a la defensa, así como también incurrió en los vicios de inmotivación, falso supuesto, silencio de pruebas y errónea interpretación, en virtud de que no fueron analizados todos los alegatos expuestos en sede administrativa. Por lo que “… la decisión dictada no está apegada a lo alegado y probado en los autos, mucho menos versa sobre la realidad, por lo que mal podría alegar la ciudadana Presidente del Consejo Nacional Electoral, la declaratoria Sin Lugar de la impugnación…”.

 

            De otro lado, expresaron que “… todos los puestos de la comisión electoral fueron ocupados por los integrantes de una sola lista electo (Sic) mediante un sistema de votación mayoritario el cual resulta incompatible con los principios de equidad e imparcialidad (…) por cuanto no se permitió el equilibrio en la participación de todos los factores de la contienda electoral…”, al extremo que la ciudadana Laura Margarita Londoño, quien fungía como Secretaria de la Comisión Electoral Sindical, es sobrina del ciudadano Pedro Londoño, quien es “… Secretario General del Sindicato en el Estado Vargas, y quien a la vez aspira el cargo de Secretario General Nacional…”.

 

            Que “… la Comisión Electoral electa en fecha 11 de julio del 2006 integrada en su mayoría por directivos regionales del Estado Vargas y la Ciudad de Caracas, cambian la sede de la comisión electoral estableciéndose como nueva sede la del sindicato en la seccional del Estado Vargas, con esta dolosa actuación los miembros de la Comisión Electoral electa comenzaron a estructurar una serie de artificios de tal manera que pudieran tener todo el control, negándosenos toda la información de las actividades referidas en el cronograma de elecciones y estructurándose en el seño (Sic) de la comisión electoral un fraude electoral de proporciones inimaginables por tal razón comienza (Sic) los miembros de esta comisión electoral a realizar una campaña electoral y desmedida a favor de la única planta (Sic) aceptada por ello…”.

 

            Denunciaron también la existencia de un “fraude procesal” cometido en perjuicio de los afiliados al Sindicato, ya que en ninguna de las seccionales se habría efectuado proceso eleccionario alguno y, los miembros de la única plancha postulada habrían conformado un laboratorio electoral en el que falsificaron firmas y huellas dactilares de los afiliados que aparecen votando en los cuadernos electorales, con la finalidad de elegirse como nuevos directivos del Sindicato.

 

            Finalmente, señalaron que los ciudadanos Eudes Tomás Martínez Morillo y Asdrúbal Lorenzo Gómez eran inelegibles y no podían ser postulados a los cargos de Secretario de Organización y Presidente, respectivamente, en virtud de que los mismos habían sido expulsados del Sindicato por haber violado las normas estatutarias que rigen la organización sindical.

<