Magistrado–Ponente: CARLOS ESCARRA MALAVE

Exp. 0449

 

 

            Visto que la Sala, por decisión de esta misma fecha, admitió la presente solicitud, formulada por los ciudadanos EUSTACIO AGUILERA y LEOPOLDO ESPINOZA PRIETO, titulares de las cédulas de identidad Nos. 2.169.887 y  2.827.266, respectivamente, actuando, el primero, con el carácter de GOBERNADOR ENCARGADO DEL ESTADO NUEVA ESPARTA y, el segundo, como PRESIDENTE DE LA COMISION LEGISLATIVA REGIONAL DEL ESTADO NUEVA ESPARTA, respecto al conflicto de autoridades suscitado en el Estado Nueva Esparta, derivado del desacuerdo  surgido entre la Comisión Legislativa de ese Estado, por decisión de fecha 5 de mayo de 2000, y el encargado de la Gobernación Ing. JUAN ABRAHAM MARTINEZ, en cuanto a la persona que habría de suplir la ausencia absoluta de la Gobernadora de ese Estado, ciudadana Irene Sáez Conde,  y por cuanto dicha solicitud guarda relación con las contenidas en los expedientes Nos. 0450 y 451 de la nomenclatura de esta Sala, que fueron igualmente admitidas, pasa ésta a pronunciarse acerca de la acumulación de dichas solicitudes y, a tales efectos, observa:

I

DE LA ACUMULACION

 

El artículo 84, ordinal 4°, de la Ley Orgánica que rige a este Supremo Tribunal, establece como causal de inadmisibilidad de las demandas o solicitudes incoadas, la acumulación de acciones que se excluyen mutuamente, o cuyos procedimientos sean incompatibles. En la normativa procesal ordinaria (aplicable por remisión expresa del artículo 88 del instrumento normativo arriba citado), se encuentra consagrado el mismo principio, aunque se permite algunas excepciones, una de las cuales está referida al caso de que exista conexidad entre las acciones acumuladas.

 

Así tenemos, que según se deduce del ordinal 3° del artículo 1395 del Código Civil, las causas de conexión o conexidad tienen tres elementos de identificación, a saber:

 

1)      Identidad de sujetos (eadem personae), siempre que éstos vengan al juicio con el mismo carácter que en juicio conexo;

 

2)      Identidad de objeto (eadem res), esto es, que la cosa demandada sea la misma;

 

3)      Identidad del título (eadem causa petendi); es decir, que sendas demandas o pretensiones estén fundadas en la misma razón o concepto.

 

En el artículo 52 del Código de Procedimiento Civil, se establecen los diversos supuestos de conexidad cuando se pretenden acumular acciones o pretensiones, enunciándolos del modo siguiente:

 

a)      Cuando hay identidad de personas y objeto, aunque el título sea diferente.

b)      Cuando hay identidad de personas y título, aunque el objeto sea distinto.

c)      Cuando hay identidad de título y objeto, aunque las personas sean diferentes.

d)      Cuando las demandas provengan del mismo título, aunque sean diferentes las personas y el objeto.

 

La Sala, a los efectos de verificar si existe conexidad en el presente caso (ya que en tres  expedientes distintos se plantea una solicitud por las mismas razones y con idénticas pretensiones), se permite interpretar los elementos configurativos de identificación, en los términos siguientes:

 

 

En primer lugar, para determinar la identidad de los sujetos, la respuesta viene dada en función de los tres (3) ciudadanos solicitantes (Juan José Abraham Martínez, Eustacio Aguilera y Leopoldo Espinoza Prieto), que aparecen en los escritos de la solicitudes que cursan en los expedientes signados bajo los Nos. 0449, 0450 y 0451, verificándose, lógicamente, que las

solicitudes han sido interpuestas por sujetos activos distintos y, en consecuencia, mal podría hablarse de la existencia de una identidad en tales sujetos.

 

 En segundo lugar, para la determinación en la identidad del objeto, se debe atender a lo solicitado, cuya respuesta viene dada en el presente caso, en función del acto lesivo, observándose al respecto, que el mismo está representado por la controversia administrativa suscitada entre la Comisión Legislativa y la Gobernación del Estado Nueva Esparta.

 

En tercer lugar, a los efectos de determinar la identidad en los títulos, se observa que este supuesto se encuentra íntimamente vinculado con el de la identidad del objeto (a los fines de su verificación), ya que, aún cuando los accionantes establecieron sus pretensiones en escritos distintos que cursan en expedientes distintos y en todos se persigue el restablecimiento de la situación jurídica presuntamente infringida, aduciendo al efecto, las mismas argumentaciones y pretendiendo por igual, el mismo efecto.

 

En conclusión, este Máximo Tribunal observa que las acciones que cursan ante los referidos tienen en común la misma autoridad recurrida (aunque los accionantes no sean los mismos), tienen la misma pretensión, bajo una fundamentación idéntica, siendo ello suficiente para que esta Sala manifieste que se ha dado cumplimiento con el supuesto de conexidad contemplado en el ordinal 3º del artículo 52 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto existe en estos expedientes identidad de título y de objeto, aunque los accionantes sean diferentes y, en consecuencia, ordene la acumulación de los autos contenidos en los mismos, a fin de garantizar el principio de la celeridad procesal y la efectividad de la tutela jurisdiccional, consagrados en el artículo 26 de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En este sentido, así se decide.

 

II

DEL PROCEDIMIENTO

 

            Esta Sala,  tanto en el presente caso (exp. Nº 0449) como en las solicitudes que cursan en los expedientes Nros. 0450 y 0451, en virtud de la inexistencia de un procedimiento específico para lo planteado –y en aras de garantizar el derecho a la defensa y al debido proceso (artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela )-, y en ejercicio de la potestad prevista en el artículo 102 de la Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia, ordenó, para la tramitación de dichas solicitudes, seguir el procedimiento previsto en los artículos 23 y siguientes de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales.

            Ahora bien, por cuanto el accionante en el presente expediente es el querellado en el expediente 0450 y, a su vez, el objeto a interpretar en el expediente Nº 0451 es la misma razón por la cual los accionantes del Exp. 0450 plantean el conflicto de autoridades,  razón por la cual esta Sala considera:

Primero, que acumuladas como se han declarado las acciones  y los expedientes en esta decisión, y estando a derecho cada uno de los sujetos involucrados, por ser accionantes,  no es necesario la notificación de los mismos.

            Segundo, tampoco resulta necesario la presentación de los Informes a que se contrae el artículo 23 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, por cuanto ha de entenderse que la acción del expediente 0451 sería el Informe del expediente 0450 y la acción de éste sería el Informe del expediente 0451, lo que no obsta para que puedan presentar escritos en la audiencia oral y pública.

 

            Tercero, que el procedimiento a seguir en este caso es el siguiente:

 

PRIMERO: La admisión individual que se hizo en cada uno de los expedientes.

           

SEGUNDO:  La acumulación que por esta decisión se hace de todos los expedientes (Nos. 0449, 0450 y 0451)

.

            TERCERO: Considerando que los ciudadanos JUAN JOSE ABRAHAM MARTINEZ, EUSTACIO AGUILERA  y LEOPOLDO ESPINOZA PRIETO están a derecho, por lo que no es necesario la notificación de los mismos y que, en el presente caso,  son irrevelantes los informes constitucionales, se pasa directamente a la audiencia oral, la cual se

 

realizará  el dia JUEVES 25 de mayo de 2000,  a las diez (10) de la mañana.  Acto al cual deberán concurrir las partes acompañadas de sus apoderados judiciales, para la exposición oral pertinente, oportunidad en que podrán presentar sus escritos y probanzas para demostrar sus alegatos.

            Concluida la audiencia oral, se dictará sentencia dentro de los diez (10) días de despacho siguientes.

III

DECISION

 

            Consecuente con lo expuesto, esta Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley declara:

 

PRIMERO: La acumulación  de los expedientes Nos.  0450 y 0451 al presente expediente Nº 0449.

           

SEGUNDO: Fija el día JUEVES 25 de mayo de 2000,  a las diez (10) de la mañana, para el acto de la audiencia oral y pública, donde podrán las partes presentar los escritos y probanzas que consideren pertinentes. 

            TERCERO: Ordena notificar, por cualquier medio,  al ciudadano FISCAL GENERAL DE LA REPUBLICA, conforme a lo sostenido por la Sala Constitucional de este Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia Nº 7, de fecha  1º de febrero del año 2000, vinculante para esta Sala Político Administrativa, por disposición expresa del artículo 335 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

 

            Publíquese y regístrese. Cúmplase lo ordenado.

 

            Dada, firmada y sellada  en el Salón de Despacho de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas a los diecinueve días del mes de  mayo  del dos mil. Año 190º de la Independencia y 141º de la Federación.

El Presidente-Ponente,

 

 

CARLOS ESCARRÁ MALAVÉ

 

                                                                                                                                 El Vicepresidente,

 

 

JOSE RAFAEL TINOCO-SMITH

 

 

LEVIS IGNACIO ZERPA

             Magistrado

La Secretaria,

 

 

ANAIS MEJIA CALZADILLA

Nº Sent: 01167

CEM

Exp. Nº 0449

2-A