MAGISTRADO PONENTE: LEVIS IGNACIO ZERPA

EXP. Nº 2009-0716

 

Mediante Oficio N° T1SME-2009-0394 de fecha 29 de julio de 2009, recibido en Sala el día 10 de agosto del mismo año, el Tribunal Primero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, remitió a esta Sala Político-Administrativa el expediente contentivo del juicio que por “cumplimiento de convención colectiva” incoara el ciudadano JADEC ENRIQUE MEDINA OCHOA, titular de la cédula de identidad N° 3.635.503, actuando en su carácter de Secretario General del Sindicato DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN, OBRAS CIVILES, LIMPIEZA, ASFALTADO, MANTENIMIENTO, SERVICIOS Y SUS SIMILARES DEL MUNICIPIO CABIMAS DEL ESTADO ZULIA (SINTROCLAM), sin identificación en autos, asistido por la abogada Belice Margarita Rosales Parra, inscrita en el INPREABOGADO bajo el N° 19.496, contra la sociedad mercantil CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA) inscrita ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Trujillo, en fecha 25 de septiembre de 1995, bajo el Nº 251, Tomo 6; en virtud de que dicho Juzgado declaró su falta de jurisdicción frente a la Administración Pública para conocer de la presente causa.

El 11 de agosto de 2009, se dio cuenta en Sala y se designó Ponente al Magistrado Levis Ignacio Zerpa, a los fines de decidir la consulta de jurisdicción.

I

ANTECEDENTES

            El 15 de julio de 2009, el ciudadano Jadec Enrique Medina Ochoa, actuando en su carácter de Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM), asistido de la abogada Belice Margarita Rosales Parra, antes identificados, interpuso ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos del Circuito Judicial Laboral de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, con sede en Cabimas, demanda por cumplimiento de convención colectiva, contra la sociedad mercantil Constructora y Suplidora Los Negros, C.A. (CONSUCA) también identificada. En dicho escrito expuso, entre otros aspectos, los siguientes:

Que como sindicato de base, [están] afiliados a la Federación Nacional de Trabajadores, Profesionales, Empleados, técnicos y Obreros de la Industria de la Construcción, Madera, Maquinarias pesadas, Vialidad y Similares de la República Bolivariana de Venezuela (FENACTS) de la industria de la Construcción, y domiciliados en el Estado Zulia, con la empresa CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA), (…), se ha presentado error de interpretación de la normativa laboral para la rama de actividad de la INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN, con un ámbito de validez NACIONAL, puesto que con nuestra Organización Sindical no quiere cumplir fielmente con lo preceptuado en los Artículos 507, 508 de la Ley Orgánica del Trabajo, y en las Cláusulas 01, 51, 64, 65 y 66 de la CONVENCIÓN COLECTIVA DE TRABAJO, suscrita en el marco de una REUNIÓN NORMATIVA LABORAL, para la rama de actividad de la INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN, con un ámbito de validez NACIONAL, 2007-2009, y por ende nos induce a incurrir en la violación del Artículo 522 de la Ley Orgánica del Trabajo, igualmente viola lo preceptuado en los artículos 87, 88, 89 y 96 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que a nuestra Organización Sindical no quiere darle la cuota de participación de empleo que le corresponde, y se la esta dando a una organización sindical, que no pertenece a ninguna Federación, no es administradora de la Convención Colectiva de Trabajo, ni adherente a la misma, solo que dentro de la misma están involucrados personeros del Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores, Profesionales, Empleados, Técnicos y Obreros de la Industria de la Construcción, Madera, Maquinarias pesadas, Vialidad y Similares de la República Bolivariana de Venezuela (FENACTS), la actitud y posición tomada por la referida empresa nos esta cercenando el derecho al trabajo establecido en nuestra Constitución. (Sic).

Que la actitud ilegal e irrita, asumida por la referida empresa viola la libertad sindical y el Derecho a su protección, consagradas tanto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que en su Artículo 95, dispone, que las Organizaciones Sindicales, no están sujeta a intervenciones, como en la Ley Orgánica del Trabajo, que igualmente dispone, Los miembros de un organismo sindical no podrán ser excluidos ni privados de sus derechos sino por las causas taxativamente enumeradas en dicho texto legal. (Sic).

Que la sociedad mercantil CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA), (…), mantiene con nuestra Organización Sindical una Discriminación, a sabiendas que la discriminación está prohibida por la Constitución vigente (…).

Que por lo dicho, el ámbito o el margen del carácter discriminatorio de determinada conducta de la empresa CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA); (…), que esta afectando los derechos de los trabajadores sindicalizados a nuestra organización sindical, si se dedica a una actividad lícita no existen razones valederas para la exclusión de posibilidades u oportunidades de empleo para los trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM). (Sic).

Que la empresa CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA), (…), nos excluye como organización sindical, dispensando con ello, a de cumplir total o parcialmente su obligación, a sabiendas de que los tantos reclamos realizado y que nos obligo a Demandarlos, por la aplicación a favor de nuestra Organización Sindical de la aplicabilidad de lo establecido en la Convención Colectiva tal y como la propia Ley Orgánica del Trabajo lo dispone, son auténticos actos normativos, una vez cumplidas con las formalidades legales que lo hacen revestir de ese carácter. (Sic).

Que la sociedad mercantil CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA), las tantas veces que fuera citado por la Inspectoría de esta ciudad de Cabimas, solamente se limito a decir que no ha incumplido con ninguna reclamación u obligación de los derechos laborales establecidos en la convención colectiva 2007-2009 (…). (Sic).

Que en consecuencia de lo antes narrado ciudadano Juez, es por lo que en este acto DEMANDO a la identificada sociedad de comercio (…),violación e incumplimiento de las cláusulas de la Convención Colectiva suscrita en el marco de una REUNIÓN NORMATIVA LABORAL, para la rama de actividad de la INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN, con un ámbito de validez NACIONAL, 2007-2009, la cual se encuentra depositada por ante el Ministerio del Trabajo, Dirección de Inspectoría Nacional y Asuntos Colectivos del Trabajo e igualmente existen sendas copias certificadas que se encuentran depositadas por ante la Sala de Contratos de la Inspectoría del Trabajo del Estado Zulia; violación e incumplimiento de las cláusulas que son especificados en los párrafos subsiguientes. 

Invocó los artículos 51, 87 y 89 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; los artículos 1, 2, 3, 10, 59, 60, 507, 508, 511 y 522 de la Ley Orgánica del Trabajo; artículo 9 del Reglamento de dicha Ley; artículos 2, 3, 4, 5 y 6 del Código Civil venezolano; cláusulas números 1, 51, 64, 65, 66 y 67 de la Convención Colectiva de la Industria de la Construcción; así como el artículo 8 del Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo y, los artículos 1 y 8 de la Ley Aprobatoria de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica).

Finalmente,  procedió a “(…) demandar como real y efectivamente demando por Cumplimiento de las Cláusulas de la Convención Colectiva del Trabajo, suscrita en el marco de una REUNIÓN NORMATIVA LABORAL, para la rama de actividad de la INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN, con un ámbito de validez NACIONAL 2007-2009, a la Sociedad Mercantil CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA) (Mayúsculas y Destacados del original).

El 17 de julio de 2009, el Tribunal Primero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia dictó sentencia en la cual estableció la falta de jurisdicción del Poder Judicial, para conocer del asunto planteado, y a tal efecto argumentó lo siguiente:

“Versa sobre el conflicto planteado por el SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCION, OBRAS CIVILES, LIMPIEZA, ASFALTADO, MANTENIMIENTO, SERVICIO Y SUS SIMILARES DEL MUNICIPIO CABIMAS DEL ESTADO ZULIA (SINTROCLAM) por el incumplimiento de las cláusulas de la Convención Colectiva del Trabajo suscrita en el Marco de una Reunión Normativa Laboral para la Rama de Actividad de la Industria de la Construcción, con un ámbito de Validez Nacional 2007-2009, ya que a su Organización Sindical no quiere darle la Cuota de Participación de Empleo que le corresponde, y que se le esta dando a una organización sindical, que no pertenece a ninguna Federación, no es administradora de la Convención Colectiva de Trabajo, ni adherente a la misma.

Resulta evidente que el Poder Judicial no tiene Jurisdicción para conocer, sustanciar, mediar, decidir y ejecutar la presente causa, pues tal asunto al estar relacionado con un conflicto de naturaleza colectiva por el incumplimiento a cláusulas de la Convención Colectiva suscrita entre el Sindicato accionante y la demandada en cuanto a la cuota de empleos, está sometido por disposición de la Ley Orgánica del Trabajo a la conciliación y al arbitraje y por lo tanto debe ser ventilado ante los órganos administrativos del trabajo, específicamente la Inspectoría del Trabajo con sede en Cabimas.

Observa este Juzgado que la norma prevista en el artículo 5 en su único aparte de la Ley Orgánica del Trabajo, dispone:

‘Los conflictos colectivos sobre intereses y los que se planteen para exigir el fiel cumplimiento de los compromisos contraídos se tramitarán de acuerdo a lo pautado en el Título VII de este Ley’.

…omissis…

El supuesto incumplimiento en el caso de cuotas sucede al no proceder a dar cumplimiento a la cuota del personal obrero, tal y como le fue atribuido a dicho sindicato según la antes mencionada cláusula, al revisar la pretensión del SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCION, OBRAS CIVILES, LIMPIEZA, ASFALTADO, MANTENIMIENTO, SERVICIO Y SUS SIMILARES DEL MUNICIPIO CABIMAS DEL ESTADO ZULIA (SINTROCLAM), se observa que estos hechos fácticos alegados que son atendidos por las normas legales señaladas ya sea por conciliación o arbitraje, correspondiéndole al Órgano Administrativo, específicamente a la Inspectoría del Trabajo con sede en el Estado Trujillo, en virtud de que la empresa demandada se encuentra domiciliada en ese Estado. ASÍ SE DECIDE”. (Sic).

Mediante diligencia de fecha 23 de julio de 2009, el ciudadano Jadec Enrique Medina Ochoa, actuando en su carácter de Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM), asistido de la abogada Belice Margarita Rosales Parra, antes identificados, apeló de la decisión supra transcrita y consignó recaudos.

Por auto del 28 de julio de 2009, el juzgado a quo negó la apelación en virtud de lo siguiente: “(…) Ahora bien, estando en el tiempo hábil para oír o no el Recurso interpuesto, observa éste Juzgado que el medio de impugnación interpuesto por la parte, no es el idóneo para atacar dicha decisión. En consecuencia, ante tal situación y por no haber utilizado el medio idóneo se procede a negar dicho Recurso de Apelación, asimismo se ordena se proceda a librar el respectivo oficio a la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, a los fines de remitir el presente asunto para su consulta obligatoria (…)”.

A tales efectos se libró Oficio.

II

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Corresponde a esta Sala pronunciarse sobre la consulta sometida a su conocimiento, y en tal sentido observa:

En el caso de autos, el Tribunal Primero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, sostuvo que el Poder Judicial no tiene jurisdicción para conocer del caso planteado en autos, sino que por el contrario su conocimiento le corresponde a la Inspectoría del Trabajo respectiva; en consecuencia, ordenó remitir el expediente a esta Sala Político-Administrativa, de conformidad con lo establecido en los artículos 59 y 62 del Código de Procedimiento Civil.

Así las cosas, observa esta Sala, que la norma prevista en el artículo 5 aparte único de la Ley Orgánica del Trabajo, dispone que: “Los conflictos colectivos sobre intereses y los que se planteen para exigir el fiel cumplimiento de los compromisos  contraídos se tramitarán de acuerdo con lo pautado en el Título VII de esta Ley”.

De la revisión de la normativa contenida en el Título VII de la Ley Orgánica del Trabajo, se constata que el artículo 469 dispone que aquellos conflictos colectivos que surjan entre uno o más sindicatos de trabajadores y uno o más patronos, para reclamar el cumplimiento de las convenciones colectivas, o para oponerse a que se adopten determinadas medidas que afecten a los trabajadores de la respectiva empresa, se tramitarán de acuerdo con lo dispuesto en el Capítulo III del referido Título VII.

Con fundamento en lo anterior, se observa que de conformidad con lo previsto en el artículo 473 eiusdem le corresponde al Inspector del Trabajo, en el momento en que tenga conocimiento de que se encuentra planteada una diferencia de naturaleza colectiva, procurar que se abra una etapa de negociación entre el patrono y el sindicato respectivo, con el fin de armonizar la divergencia de intereses. Asimismo, se encuentran regulados la conciliación y el arbitraje, como mecanismos de solución de dichas controversias suscitadas con ocasión del cumplimiento de las convenciones colectivas.

De acuerdo a lo expuesto, constata esta Sala, tal y como lo aseveró el a quo, que en el presente caso, la controversia planteada versa sobre el conflicto planteado por el Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM) debido al incumplimiento atribuido a la sociedad mercantil Constructora y Suplidora Los Negros, C.A. (CONSUCA), de ejecutar la Convención Colectiva de Trabajo de la Industria de la Construcción (2007-2009), específicamente la cláusula 64 referente a la cuota de obreros  a contratar.

Así las cosas, el supuesto incumplimiento en el caso de autos, surge al no proceder la mencionada sociedad de comercio a contratar el setenta y cinco por ciento (75%) del personal obrero postulado por dicho Sindicato, tal como lo establece la referida cláusula, sino que en su decir “(…) no quiere darle la cuota de participación de empleo que le corresponde, y se la está dando a una organización sindical, que no pertenece a ninguna Federación, no es administradora de la Convención Colectiva de Trabajo, ni adherente a la misma (…)”.

En consecuencia, al ser la pretensión del Sindicato accionante el cumplimiento de la Convención Colectiva  de Trabajo de la Industria de la Construcción y atendiendo a las normas legales antes señaladas, ciertamente el conocimiento del presente asunto, bien sea en conciliación o arbitraje, corresponde a la Inspectoría del Trabajo respectiva. Así se decide.

Por último, observa la Sala que posterior a la decisión del tribunal consultante que declaró la falta de jurisdicción del Poder Judicial, el ciudadano Jadec Enrique Medina Ochoa, actuando en su carácter de Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM), apeló de la sentencia antes mencionada en los siguientes términos:

 “(…) en este acto apelo de dicha sentencia puesto que nuestra Organización Sindical agotó la vía de conciliación del conflicto planteado por la vía administrativa, tal y como lo demuestro con el Acta levantada con ocasión del reclamo (…)  y donde se demuestra que no llegamos a ningún acuerdo y el ente administrativo recomienda hacer el uso de los órganos jurisdiccionales (…)”. (Sic).

En efecto, cursa a los folios 27 al 29 del expediente, copia fotostática sellada con sello húmedo: “República Bolivariana de Venezuela, Ministerio del Trabajo, Sala de Reclamos, Inspectoría del Trabajo, Cabimas, Estado Zulia”, pero sin ninguna nota de certificación, del Acta Nº 153 supuestamente emanada de la Inspectoría del Trabajo en Cabimas que corresponde al Exp. Nº 008-2008-03-00218 de la nomenclatura de esa instancia administrativa, de la cual se puede extraer lo siguiente: “Así mismo deja constancia que instó a las partes a llegar a un acuerdo amistoso y no habiéndose logrado el mismo le recomienda a las partes hacer uso del órgano jurisdiccional competente (…)”. (Destacado de la Sala). 

En relación a lo anterior, observa la Sala que la autoridad administrativa, una vez vista que la conciliación no fue posible en dicho procedimiento, recomendó acudir a la vía judicial a las partes, siendo que el artículo 485 de la Ley Orgánica del Trabajo expresa en su único aparte, lo siguiente: “La recomendación de la Junta de Conciliación o, en su defecto, el acta en que se deja constancia de que la conciliación ha sido imposible, pondrá fin a esta etapa del procedimiento.”.

Por su parte, dispone el artículo 486 eiusdem:

“Artículo 486. La recomendación de la Junta de Conciliación puede tomar la forma de términos específicos de arreglo o la recomendación de que la disputa sea sometida a arbitraje.

…omissis…. (Destacado de la Sala).

Así, una vez analizadas las actas procesales, estima la Sala que el Inspector del Trabajo que conoció del conflicto colectivo interpuesto por el Sindicato de Trabajadores de la Construcción, Obras Civiles, Limpieza, Asfaltado, Mantenimiento, Servicios y sus Similares del Municipio Cabimas del Estado Zulia (SINTROCLAM), contra la sociedad mercantil Constructora y Suplidora Los Negros, C.A. (CONSUCA) al haber declarado que la conciliación no fue posible en el referido procedimiento, debió en atención a las normas supra mencionadas, recomendar a las partes que la disputa fuese sometida a una junta de arbitraje en la misma sede administrativa, y no exhortarles que acudieran a la vía judicial, ya que el no haber logrado la conciliación de las partes puso fin a esa etapa del procedimiento, mas no al procedimiento como tal; sin dejar de advertir que no se extrae de la norma in commento que el Inspector del Trabajo pueda recomendar que se acuda a la vía judicial, razones que reafirman que el Poder Judicial no tiene jurisdicción para conocer de la presente causa. Así se declara.

III

DECISIÓN

En virtud de las consideraciones de hecho y de derecho expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia en Sala Político-Administrativa, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara que el PODER JUDICIAL NO TIENE JURISDICCIÓN para conocer y decidir la demanda que por cumplimiento de convención colectiva, incoara el ciudadano JADEC ENRIQUE MEDINA OCHOA, actuando en su carácter de Secretario General del Sindicato DE TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN, OBRAS CIVILES, LIMPIEZA, ASFALTADO, MANTENIMIENTO, SERVICIOS Y SUS SIMILARES DEL MUNICIPIO CABIMAS DEL ESTADO ZULIA (SINTROCLAM) contra la sociedad mercantil CONSTRUCTORA Y SUPLIDORA LOS NEGROS, C.A. (CONSUCA).

En consecuencia, se confirma  la sentencia dictada por el Tribunal Primero de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, en fecha 17 de julio de 2009, mediante la cual declaró la falta de jurisdicción del Poder Judicial frente a la Administración Pública.

Publíquese, regístrese y comuníquese. Devuélvase el expediente al tribunal de origen y remítase copia certificada de esta sentencia a la Inspectoría del Trabajo respectiva. Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a seis (06) días del mes de octubre del año dos mil nueve (2009).  Años 199º de la Independencia y 150º de la Federación.

           

          La Presidenta

EVELYN MARRERO ORTÍZ

                       La Vicepresidenta

                    YOLANDA JAIMES GUERRERO

 

Los Magistrados,

LEVIS IGNACIO ZERPA

                Ponente

                       HADEL MOSTAFÁ PAOLINI

 

EMIRO GARCÍA ROSAS

 

La Secretaria,

SOFÍA YAMILE GUZMÁN

 

  En siete (07) de octubre del año dos mil nueve, se publicó y registró la anterior sentencia bajo el Nº 01407.

 

 La Secretaria,

SOFÍA YAMILE GUZMÁN