Ir a Principal
martes, 11 de octubre de 2011
Decidió la Sala de Casación del máximo tribunal del país:
DESESTIMADO RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO POR PRESUNTO IMPLICADO EN VIOLACIÓN DE MENOR DE EDAD

La Sala de Casación Penal en ponencia de la Magistrada Blanca Rosa Mármol de León desestimó por manifiestamente infundado un recurso de casación interpuesto por el defensor privado de Luis Guillermo Ferrer Montiel, presuntamente incurso en la comisión del delito de violación en contra de un menor de edad y actos lascivos violentos agravados contra otros tres. La Sala al estudiar las denuncias presentadas por el accionante, encontró que son confusas, imprecisas y sin ningún formalismo ni argumentación clara.

 

ANTECEDENTES Y ALEGATOS EN EL CASO

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 458 y 459 del COPP, correspondió a la Sala de Casación Penal del máximo tribunal pronunciarse sobre el recurso de casación interpuesto por el abogado Alberto Ferrer Covarrubias, defensor privado del imputado Luis Guillermo Ferrer, contra la sentencia dictada el pasado 13 de marzo por la Sala 3 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, que declaró sin lugar el recurso de apelación interpuesto en contra de la sentencia condenatoria dictada por el Juzgado Primero de Juicio de ese mismo Circuito Penal, por la comisión de los delitos de violación agravada en perjuicio de un menor de edad y por actos lascivos violentos agravados, en perjuicio de otros tres, por lo que fue sentenciado a la pena de diez años y cuatro meses de presidio, más las accesorias de ley.

Según el expediente Luis Guillermo Ferrer, se desempeñaba como Jefe del Grupo de Scout con sede en el rectorado de la Universidad del Zulia, al que pertenecían los menores involucrados en los hechos. Por su desempeño, Ferrer obtuvo la confianza de los menores y de sus representantes, valiéndose de ello, le mostraba revistas pornográficas para lograr que accedieran a dejarse practicar actos indecorosos y abusar sexualmente de uno de ellos.

Sin embargo el demandante en su recurso de casación estableció que en base al artículo 452 del COPP, en concordancia con el artículo 455, denuncio la infracción del artículo 444 ordinal 3º del mismo Código por considerar que el defensor público Nº 23 Doctor Gustavo Pirela, impidió la comprobación de las pruebas idóneas, obstruyendo la práctica de medios de pruebas que debieron ser promovidas durante el Juicio Oral”. Dichas pruebas fueron enumeradas por el accionante he intentó hacer ver a la Sala del alto tribunal que existe una contradicción en cuanto a ciertas fechas y afirmaciones en la sentencia.

Agregó que el defensor público impidió la comprobación de la coartada y no permitió la admisión de pruebas idóneas, escondió pruebas y omitió las pruebas admitidas por el Juez de Control en la Audiencia Preliminar. Por último indicó que otra persona pudo haber sido autor de los hechos que se le imputan.

 

DENUNCIAS CONFUSAS Y SIN ARGUMENTACIÓN CLARA

La Sala de Casación Penal al estudiar los alegatos presentados por el accionante comprobó que las tres denuncias presentadas por el accionante, resultan confusas, imprecisas y sin ningún formalismo ni argumentación clara. No obstante lo anterior, la Sala en atención al artículo 257 de la Constitución Nacional, ha realizado la lectura de la sentencia impugnada y estimó que la misma está ajustada a derecho.

En consecuencia, se desestimó por manifiestamente infundado, el recurso de casación interpuesto por el defensor privado del imputado Luis Guillermo Ferrer Montiel, en contra de la sentencia dictada por la Sala 3 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia el 13 de marzo de 2001.

Fecha de Publicación:
  11/10/2011

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)

Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados