Ir a Principal
jueves, 14 de julio de 2005
Sala Político-Administrativa del TSJ
Improcedente amparo cautelar presentado por Juez destituido del cargo
La Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia de la magistrada Yolanda Jaimes Guerrero, admitió a los solos efectos de su trámite y verificación por parte del Juzgado de Sustanciación de la Sala, de lo atinente a la caducidad de la acción, un recurso de nulidad presentado por Ever Contreras, contra el acto administrativo dictado por la Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial el 20 de mayo de 2004, que resolvió destituirlo del cargo de Juez Titular del Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito del Área Metropolitana de Caracas.




Alegó Contreras que los elementos en los que se basó la referida sanción se circunscribieron en que, por una parte, habría incurrido en supuesto abuso o exceso de autoridad y por el otro, que se abstuvo de denunciar la ocurrencia de un hecho punible del cual tuvo conocimiento con ocasión del ejercicio de la función jurisdiccional.






Después de declararse competente para conocer del caso, la Sala Político-Administrativa examinó las causales de inadmisibilidad del recurso de nulidad, previstas en el artículo 19 de la Ley que rige las funciones del Máximo Tribunal, sin proferir pronunciamiento alguno con relación a la caducidad de la acción, de conformidad con lo previsto en el parágrafo único del artículo 5 de la Ley Orgánica de Amparo Sobre Derechos y Garantías Constitucionales, cuestiones que serán examinadas al momento de la admisión definitiva que realice el Juzgado de Sustanciación y "al no incurrir la presente solicitud en el resto de las causales de inadmisibilidad previstas en las citadas normas, se admite provisoriamente el presente recurso de nulidad cuanto ha lugar en derecho".


Sobre el amparo cautelar solicitado

Posteriormente la Sala se pronunció sobre la medida cautelar de amparo constitucional solicitada y procedió a analizar si el acto administrativo impugnado violó, en los términos expuestos por Ever Contreras, el derecho a la defensa y al debido proceso.
Luego de analizar la situación, indicó la sentencia de la Sala que "no existen en el presente caso elementos que demuestren suficientemente la presunción grave de violación de los derechos constitucionales invocados, resultando forzoso para esta Sala, sin prejuzgar sobre el fondo del asunto debatido, declarar improcedente la solicitud cautelar de amparo constitucional interpuesta por el recurrente, contra el acto administrativo de efectos particulares impugnado".
Finalmente, sobre la medida de suspensión de efectos, así como la medida innominada solicitadas, "la Sala proveerá lo conducente, una vez que el Juzgado de Sustanciación ordene la apertura del correspondiente cuaderno separado", indica el fallo del Alto Tribunal del país.


Fecha de Publicación:
  14/07/2005

Pagina Web:
  http://www.tsj.gov.ve/decisiones/spa/Julio/04904-130705-2004-0671.htm

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)

Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados