Ir a Principal
viernes, 24 de noviembre de 2006
Jornada Internacional de Derecho Penal en el TSJ
Los orígenes del amparo en la República Bolivariana de Venezuela
El reconocimiento del amparo ha supuesto la culminación de una serie de ensayos anteriores destinados a la consagración de un instrumento tutelar de los derechos y garantías reconocidos en el ordenamiento constitucional

FUENTES DEL AMPARO EN VENEZUELA

El experto resaltó que las influencias más perceptibles del Aparo en el país al son la anglosajona y la tradición hispánica. Respecto a la primera, indicó que tiene su origen en Inglaterra mediante el habeas Corpus, declaraciones de derechos y culmina su desarrollo con el Estado Constitucional norteamericano, cuya influencia penetró con gran fuerza en las nuevas repúblicas iberoamericanas durante los primeros años de la vida de éstas.
Informó que la influencia estadounidense se percibe claramente en su formulación no sólo de la rígida división de poderes, sino en el sentido de la limitación de los mismos; así, en el proceso constituyente norteamericano confluyen los factores necesarios para determinar la supremacía de los jueces bajo la reforma de la "judicial law", continuidad de la tradición inglesa que contempla a los jueces como órganos independientes creadores de derecho, y el controvertido concepto de la soberanía parlamentaria que se complementa con la idea de que la Constitución es una ley fundamental ante la que han de someterse el resto de las leyes, y que es función propia de los jueces, no de la legislatura, interpretar y aplicar las leyes.
Respecto a la influencia hispánica, Núñez dijo que ésta no es menor que la anglosajona, simplemente diferente, así desde el propio término amparo, que tiene su origen en el derecho español y que ha sido adoptado por los diversos ordenamientos latinoamericanos.
Resaltó que sin embargo, la influencia más clara en cuanto a protección de derechos se refiere se contienen la Leyes de Indias, en cuyo corpus se proclaman las formulaciones emanadas por el Rey de Castilla referente al tratamiento de que debían ser objeto los indígenas de las tierras americanas por parte de los conquistadores primero y de la Administración colonial posteriormente, a las que limitaba en gran medida su actuación.
Igualmente comentó sobre raíces más recientes del amparo en Venezuela, es precisando la influencia mexicana donde primeramente se conformó el amparo en un texto constitucional, haciéndose en la constitución del Yucatán de 16 de mayo de 1841, en sus artículos 8, 9, y 62, aunque su ámbito de aplicación se refería sólo al Estado de referencia. El objeto de la introducción de esta institución era proteger a los habitantes del Estado contra actos de la autoridad que violara la Constitución y los derechos fundamentales.
El ejemplo mexicano fue seguido por otros ordenamientos latinoamericanos, incluido el venezolano, donde ya se produjeron algunos intentos de establecer una figura similar en la constitución de 1811, aunque su proclamación no se producirá hasta el texto de 1961, en su artículo 49, reglamentándose por la Ley orgánica e Amparo sobre derechos y Garantías constitucionales de 22 de enero de 1988.
El Amparo mexicano, bajo una unidad aparente, comprende una serie de instrumentos tutelares que en otros países latinoamericanos están reglamentados de manera independiente o de acuerdo con procedimientos específicos, puesto que paulatinamente se ha ido aplicando en forma tal que en la actualidad cubre las siguientes figuras: amparo de la libertad, amparo contra leyes, amparo-casación, amparo administrativo y amparo agrario.
Núñez también indicó que otro sistema que ha ejercido una notable influencia en la configuración constitucional del Amparo venezolano, ha sido el "mandato de seguridad" brasileño, en el que a su vez es perceptible la influencia mexicana, pero que se diferencia en cuanto a su ámbito más reducido y específico.
Dijo que en el Amparo venezolano se percibe la influencia argentina, o al menos un cierto paralelismo en cuanto a su implantación, aunque en este caso, no tanto por el contenido y los aspectos procesales, como en cuanto a la larga ausencia de una ley reglamentaria que lo regulara, así como por la reticente actitud de los jueces.


EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL AMPARO EN VENEZUELA

El catedrático de la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España indicó que se ha ido configurando a través de un largo periodo de tiempo que se inicia con la propia carta de 1811, que en su artículo 165; y posteriormente, el artículo 5 de las Disposiciones Generales de la Constitución del Estado de Venezuela de 15 de agosto de 1819, reguló los requisitos necesarios para proceder a la detención y prisión del ciudadano, apuntando las bases la posterior regulación del habeas corpus, así como los deseos de regulación de la libertad personal.
También indicó que en la Constitución de 1830, en su artículo 187, se proclamaba "serán culpables y castigados conforme a la ley, quienes expidieren, firmaren, ejecutaren o mandaren ejecutar Decretos, Órdenes o Resoluciones contrarias a la Constitución, y leyes que garantizasen los derechos individuales, así como los que las ejecutaren". Sin embargo, este texto, no produjo desarrollo legislativo alguno, de tal forma, que sólo se establecía la necesidad de tutela, pero los dotaban de del proceso o medio de impugnación adecuado.
El jursita español dijo que intentos igualmente fallidos fueron el Decreto de Garantías del General Falcón de 16 de agosto de 1863, que su artículo 4, así mismo, en la Constitución Federal de 1864, de 22 de abril, en su artículo 16. Aunque tampoco en estos casos tuvieron eficacia práctica, ya que no se produjo el necesario desarrollo.


PROPOSICIÓN DE LEY DE AMPARO PERSONAL

Para el experto dentro de un convulso periodo de inestabilidad política, sólo cabe destacar en el texto de 1936, el establecimiento de un medio de impugnación ante la Corte Federal y de Casación, que se dirigía en general contra todos los actos del poder público violatorios de la Constitución, lo que abría la puerta a la jurisprudencia del citado Tribunal para proteger a los ciudadanos contra cualquier acto violatorio de la ley, y por tanto de sus derechos, pero esta disposición fue aplicada aisladamente, tratándose de ciertos actos administrativos atentatorios contra los derechos del hombre y su eficacia fue limitada, sobre todo por falta de una adecuada reglamentación.
De la misma manera destacó que posteriormente se producirán nuevos intentos destacando la Proposición de ley de Amparo personal presentada por la Cámara del Senado, en 1945, donde se buscaba proteger la libertad individual, con la intención de poner cese a las detenciones arbitrarias que ordenaban las autoridades, siendo altísimo su alcance, y aún cuando el propósito inicial de este proyecto fue reglamentar esencialmente el habeas corpus, se consigna una amplitud mas extensa que la simple tutela de la libertad física, hecho que se desprende de la exposición de motivos, donde se proponía que " el amparo personal procede siempre que una persona se encuentre ilegítimamente privada de su libertad o esté sufriendo o tema sufrir restricciones en cualquier otro de los derechos personales que garantiza la Constitución".
El Proyecto que sirvió de base del texto de 1947, que quiso incorporar la garantía de amparo en su denominación específica, no consiguió superar los debates parlamentarios, de tal forma, que el único éxito al respecto fue incorporar el habeas corpus en sustitución del amparo, que a su vez fue eliminado del texto de 1953, lo que posibilitó la suspensión de los derechos y libertades individuales por el Presidente de la República, hecho que durante el periodo de referencia se utilizó con harta frecuencia.
Concluyó Núñez que con anterioridad al texto de 1961, existe una total ausencia en los textos constitucionales venezolanos de instrumentos específicos para la defensa de los derechos y garantías constitucionales, entendiendo este instrumento en su sentido más amplio.
También dijo que "desde el primer momento, existió en la mentalidad de los constituyentes y legisladores venezolanos, un deseo de establecer instrumentos fuertes que velaran por la libertad personal del individuo en su sentido más personal," dijo.


FOTOGRAFIAS

URIAS DANIEL GONZÁLEZ


Autor:
  Prensa TSJ

Fecha de Publicación:
  24/11/2006

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Fotos
Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)

Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados