Ir a Principal
martes, 10 de abril de 2012
Confirman sentencia condenatoria en relación con homicidio de ex Director y Sub Director del Centro Penitenciario de Occidente
Ver Sentencia

           El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de su Sala de Casación Penal y ponencia del magistrado Héctor Coronado Flores, desestimó por manifiestamente infundados los recursos de casación interpuestos por la defensa de Charles Anderson Granados Niño, Julio César Nieto Maldonado y Rosmary Luna Mendoza, contra una sentencia dictada por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Táchira, la cual tiene que ver con el homicidio ocurrido el año 2007 de los entonces Director y Sub Director del Centro Penitenciario de Occidente.

 

            El  05 de octubre de 2010 la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Táchira, declaró sin lugar los recursos de apelación interpuestos por Charles Anderson Granados Niño, Julio César Nieto Maldonado y Rosmary Luna Mendoza, contra la sentencia del Juzgado Cuarto en funciones de Juicio del mismo Circuito Judicial, que el 14 de octubre de 2009 los condenó por la comisión de los delitos de asociación delictiva, sicariato y ocultamiento de municiones o cartuchos para armas de fuego.

 

            Los hechos que originaron el juicio ocurrieron el 18 de abril de 2007, fecha en la que fueron localizados en el interior de una camioneta asignada al Centro Penitenciario de Occidente, los cadáveres de José Eleazar Rivero Guerra y Raúl Armando Cuevas, para entonces director y sub director del mencionado establecimiento penitenciario.

 

            Contra la decisión de la Corte de Apelaciones, la defensa de Charles Granados Niño presentó recurso de casación, que al ser estudiado por la Sala del Máximo Juzgado del país constató que fue alegada la infracción del artículo 457 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) en concordancia con los artículos 452 numeral 2, en correspondencia con el artículo 364, numeral 4, y 22 del mencionado Código.

 

            Al respecto la Sala del TSJ ratificó que el planteamiento en conjunto de las referidas disposiciones procesales, es excluyente, ya que "una cosa es la falta de expresión de las razones de hecho y de derecho de la resolución judicial y otra distinta es la falta de pronunciamiento sobre uno de los aspectos denunciados en la apelación", precisa la sentencia.

 

            Asimismo la defensa de Julio César Nieto Maldonado y Rosmary Luna Mendoza interpuso recurso de casación, al esgrimirse que la sentencia de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Táchira incurrió en el vicio de inmotivación al omitir, en su criterio, comparar y analizar los testimoniales evacuados en juicio.

 

            Sobre lo anterior la Sala de Casación Penal indicó que tal vicio de inmotivación, por falta de análisis y comparación de los referidos elementos probatorios, no puede ser atribuido a la Corte de Apelaciones porque la apreciación de las pruebas corresponde al tribunal de juicio, ya que es en el debate oral, donde se obtendrá un exacto conocimiento de las mismas, cumpliéndose de esta forma con los principios de oralidad, publicidad e inmediación.

 

            Recordó el Máximo Juzgado del país que las cortes de apelaciones sólo pueden valorar aquellas pruebas que hayan sido promovidas en el recurso de apelación, de conformidad con lo establecido en el artículo 456 del COPP.

 

             Por todo lo anterior el Tribunal Supremo de Justicia desestimó por manifiestamente infundados los recursos de casación interpuestos por la defensa de Charles Anderson Granados Niño, Julio César Nieto Maldonado y Rosmary Luna Mendoza. La magistrada Blanca Rosa Mármol de León salvó el voto en la decisión.

Fecha de Publicación:
  10/04/2012

Pagina Web:
  

Correo Electrónico
  

Ir al tope

Recomendar esta página a un amigo(a)

Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados