Ir a Principal   :    Contactenos Venezuela. martes, 13 de agosto de 2013    
 
Presidentes de los Poderes Judiciales de Unasur buscarán reforzar la integración
 

Margarita, Nueva Esparta (Especial).- La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, magistrada Luisa Estella Morales Lamuño, acompañada por el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, instaló, la III Cumbre de Presidentes de los Poderes Judiciales de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, en la isla de Margarita, con un llamado a la unión y a la cooperación entre los Poderes Judiciales de los países que conforman este bloque suramericano, con el fin de erradicar muchos de los flagelos que aquejan a las naciones, entre ellos el narcotráfico y la corrupción.

Al pronunciar su discurso en el Gran Salón del Hotel Hilton de la isla, la titular del TSJ aseguró que “cuando los jueces, los magistrados, nos retiramos de la austeridad del ejercicio de la Judicatura para ocuparnos de temas tan importantes como los que hoy interesan a nuestros pueblos, creo que estamos avanzando con pasos seguros hacia un futuro que nos va a llevar codo a codo con cada uno de nuestros conciudadanos hacia un futuro diferente, hacia una revisión de lo que significa la institucionalidad y la autonomía”, aseguró.

En este orden de ideas recalcó que la autonomía no solamente se reduce a que tengamos independencia en lo económico y que no haya ningún tipo de interferencia en nuestras decisiones, sino también “en encontrarnos insertos autónomamente con nuestras políticas judiciales en el corazón mismo de nuestros pueblos. En la medida que estemos más cerca de nuestros pueblos estaremos cumpliendo con la verdadera auténtica y legítima economía de los Poderes Judiciales, es por ello que hoy nos encontramos acá en esta Cumbre”, advirtió la máxima jefa del Poder Judicial venezolano.

“El Poder Judicial venezolano al contar con la presencia de los magistrados presidentes de los Poderes Judiciales de los demás estados de las naciones suramericanas se siente sumamente honrado por tratarse de una III Cumbre, después de la de Chile y la de Perú, en las que comenzamos a hablar de la necesidad de integración de los Poderes Judiciales sin perder de vista los pasos que las cabezas de nuestros estados iban señalando en representación de los pueblos. En la II Cumbre de Lima ya los temas empezaron a vislumbrarse; allí tratamos sobre el exhorto, la extradición y del exequátur, que son temas realmente convencionales dentro de los esquemas judiciales y en los que también encontramos similitudes en nuestras legislaciones y ejecutorias que nos permiten acercarnos” advirtió la presidenta Morales Lamuño.

Asimismo indicó que “partimos del principio de buscar aquello que nos une y que nos es fácil conversar porque nuestras legislaciones y nuestras bases constitucionales asimilan realmente la normativa. Nos encontramos en esta III Cumbre no solamente para discutir los temas que ya hemos venido discutiendo, sino también para asomar nuevos temas que para nosotros revisten importancia en el momento en que ocurren cambios a nivel mundial y que nos llevan a repensar sobre la necesidad de la integración de nuestros Poderes Judiciales”, reiteró.

Agregó que de la larga lucha histórica por la integración de nuestras naciones, representada hoy por la Unión de Naciones suramericanas, “me enorgullezco como suramericana y como presidenta del Poder Judicial venezolano, que hoy instala esta III Cumbre de Presidentes de Poderes Judiciales en esta bella isla, como también me enorgullece la presencia del señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, porque debemos reconocer el esfuerzo que él hace por unir las demás naciones de Suramérica con nuestra Patria grande”.

Dijo sentir gran satisfacción por abrir un diálogo jurídico judicial con miras a profundizar sobre lo ocurrido en el acto fundacional con la adopción del tratado constitutivo de Unasur, el cual coloca en el debate la necesidad de afianzar aún más nuestras instituciones hacia la creación de un espacio regional integrado en lo judicial y avanzar en la complementación económica de los estados miembros de la región, tal y como se desprende de las declaraciones de Lima y Chile, respectivamente.

“Sin duda la unión de Naciones Suramericanas tiene todas las características de un nuevo modelo de integración que aspira a la profundización de los esfuerzos de articulación y convergencia que se han venido efectuando entre los esquemas de la Comunidad Andina de Naciones y del Mercado Común del Sur; y además trascender la integración comercial para incluir el universo completo del desarrollo económico, social, cultural y también judicial”.

Aseveró que “se trata de un proyecto político que aglutina importantes intereses geopolíticos y geoestratégicos de los países de América del Sur, basados en el aprovechamiento comunitario, compartido y solidario de sus grandes potenciales económicas en materia agroalimentaria, industrial y de recursos mineros energéticos e hidroeléctricos en función de la integración (…) además de desarrollar eficientemente infraestructuras físicas, las comunicaciones y la integración energética, entre otras, que cobran importancia entre los Poderes Judiciales. Además de esto, considerar la inclusión en nuestro debate de temas como la lucha contra la corrupción y la lucha contra las drogas, que para nuestros países no necesitan el tutelaje de organizaciones creadas para violar bajo este pretexto nuestros espacios territoriales”.

OTROS ASPECTOS IMPORTANTES

Igualmente se refirió a la legitimación de capitales, producto del delito, que es la base de la corrupción. “Los principios democráticos que respondan realmente a nuestras propias idiosincrasias y necesidades de nuestros pueblos y no a otros aspectos preestablecidos con otras intenciones. El respeto de la persona humana y sus derechos fundamentales desde el punto de vista de la inclusión de los desposeídos y excluidos dentro del respeto de pueblos iguales, con iguales raíces y con una fuerte tradición de conciliación como medio para defender y dilucidar nuestras diferencias”.

Consideró también que es fundamental abordar estos temas y abolir el espectro que hasta ahora viene desarrollando la discusión de las Cumbres de los Poderes Judiciales. Debemos discutir el tema del arbitraje y o cualquier otro medio que nos permita avanzar y superar las controversias naturales que pueden suscitarse en ejercicio de acuerdos de naturaleza comercial, de inversión y que ya se asoma de una manera clara entre los países miembros de Unasur.

Para concluir indicó la Magistrada Morales que dentro del esquema de justicia social, en donde los ciudadanos pueden contribuir en el proceso de administración de justicia, los mecanismos alternativos para la resolución de conflicto, como la mediación, la conciliación y si es preciso el arbitraje, han comenzado a cobrar en las últimas décadas un papel preponderante (…) el hecho de que los jueces puedan intervenir en estos niveles realmente responde a nuestros propios intereses, a los intereses de los países suramericanos.

Es de resaltar que a este acto asistieron, entre otros, los presidentes de los Poderes Judiciales de las naciones que integran Unasur, entre ellos, César Asfor Rocha, de Brasil; Víctor Manuel Núñez, de Paraguay; Carl Singh, de Guyana; Anibal Salas, de Panamà; Francisco Javier Ricaurte, de Colombia; Francisco Távara, de Perú; Rosario Canedo, de Bolivia; Leslie Van Rompaey, de Uruguay y Sergio Núñez Fajardo de Chile. Asimismo estuvieron presentes la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz; Francisco Arias Cárdenas, vice ministro de Relaciones Exteriores para América y el caribe; Dra. Betty Luna, jueza rectora de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, demás juezas, jueces y representantes del Poder Judicial de la entidad. También asistió el Gral. de División de la GN, José Torrealba, comandante de la Guarnición de Nueva Esparta y demás Generales y Oficiales de la Fuerza Armada Bolivariana.

 
 
Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados